Por Sonia Guajajara. Traducción de Pressenza

Sonia Guajajara, coordinadora de APIB (Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil) habló en la Cumbre del Clima de la ONU en Nueva York, y en su discurso reafirmó la voluntad de los pueblos indígenas de Brasil de mantener el medio ambiente y cómo debemos todos hacernos cargo juntos de esta lucha. «Nosotros seguiremos luchando, y queremos luchar junto con ustedes porque la lucha por la Madre Tierra es la madre de todas las luchas.»

Este es su discurso completo:

«Estoy feliz de estar aquí y sé que millones de personas en todo el mundo están ansiosas por ayudar a detener los incendios en la Amazonia, en el Asia y en la Cuenca del Congo.

En este momento, la imagen de la Amazonia en llamas está en el mundo entero. Esta imagen me aterroriza y estoy segura que a ustedes también. No son sólo los árboles, el suelo, el aire, los ríos los que arden. Somo también nosotros, el pueblo de la selva. Se queman nuestra historia y nuestras formas de vivir.

  • Aquí hay un esfuerzo que creo que puede ayudar.
  • Hace dos años participé en el lanzamiento de la iniciativa interreligiosa para los bosques tropicales en el Centro del Premio Nobel de la Paz en Oslo.
  • También ayudé a presentar la declaración y el programa de acción de «Fe por las selvas» en la Asamblea Mundial de las Religiones por la Paz, hace unas semanas.
  • Y soy miembro del Consejo Consultivo de la Iniciativa Interreligiosa por las Selvas Tropicales en el Brasil.
  • Dedico mi tiempo a esta iniciativa porque veo que tiene un enorme potencial.
  • Tiene el potencial de generar un nuevo impulso para la protección de las selvas y los derechos de los pueblos indígenas. Las naciones indígenas brasileras, desde el primer contacto con la supremacía blanca, tuvieron una historia de resistencia y el 2019 es un año de amenazas a la sobrevivencia indígena en el Brasil: corremos riesgo de vida con la visión integracionista y asimilatoria del actual gobierno, que apuesta por la confrontación y el divisionismo entre los pueblos.
  • Trabajando juntos, hay mucho que pueden hacer los líderes religiosos inicialmente en asociación con los pueblos indígenas del Brasil, Colombia, Perú, Congo e Indonesia, pero es una invitación sin fronteras para todos los continentes y juntos necesitamos descarbonizar las mentes de los jefes de las naciones, restaurar sus pensamientos y reforestar el corazón de las personas para el bienestar de toda la sociedad. Esta puede ser una nueva y poderosa alianza, y es al mismo tiempo alentador y estimulante ver la creciente preocupación por estos temas.
  • Damos la bienvenida a líderes influyentes de la religión y la fe para que trabajen con nosotros, para ayudar a llamar la atención del mundo a los desafíos que enfrentamos, pero también para que estén a nuestro lado cuando enfrentamos amenazas y peligros debido a la lucha que hacemos en defensa de la Madre Tierra y de todos los pueblos del planeta.

En agosto, la primera Marcha de Mujeres Indígenas convocada por las Mujeres Indígenas del Brasil, convocó a todas las mujeres a marchar juntas en la construcción del Buen vivir para todas las sociedades y el equilibrio del medio ambiente. Seguiremos luchando, y queremos luchar junto con ustedes porque la lucha por la Madre Tierra es la madre de todas las luchas.»

El artículo original se puede leer aquí