Miguel Ángel Gayo Sánchez

Miguel Ángel Gayo Sánchez nació en Madrid (España) el 14 de junio de 1966. Reside en Sevilla, donde trabaja como funcionario de carrera. Por su labor literaria ha sido premiado en numerosos concursos y certámenes, tanto a nivel nacional como internacional.

El té de los suicidas

RELATO           El anciano reconoció en la pose de aquella mujer el desasosiego de los suicidas en potencia. Caminaba por el acantilado con el andar aturullado, como extrañada del propio cuerpo. Y es que para los…

La crisis nos vuelve payasos

RELATO         El hombre luce una inquietante sonrisa, casi familiar, pero ella piensa que lo importante son los niños. ¡Disfrutan tanto con sus cabriolas! Cuando encontró la octavilla ―«Charlot a domicilio. Ideal para fiestas infantiles»― lo contrató…

Carta tiznada de amor

RELATO           Querida Pizpireta: Soy Fernando, el barrenero del nivel siete, el mismo que ayer osó recomendarte la forma correcta de llevar el autorrescatador para que te fuese más cómodo cargar con él. Pagué mi osadía…

Intolerancias

RELATO         Lo veo feliz junto a sus compañeros. Le gusta el colegio, jugar al «pilla pilla», al escondite… Soy su profesora y lo observo durante el almuerzo. Sus compañeros exhiben sus tarteras con filetes empanados, exuberantes…

Pósit verde fosforito

Relato   El día comenzó de lo más extraño. Carmona, mi jefe, me llamó al despacho. «Su padre acaba de fallecer», dijo. Luego deslizó sobre la mesa un pósit verde fosforito. «Telefonearon. Aquí tiene los detalles». Guardé el pósit en…

Abogado Collarín

MICRORRELATOS   En principio me pareció una triquiñuela sin importancia: salí del coche simulando un fuerte dolor en las cervicales después de aquel minúsculo alcance por detrás. La ciudad era un laberinto de coches, y yo como abogado había tramitado…

Negro sobre blanco

RELATO   Querida señora: Resulta una osadía por mi parte camuflar esta carta entre los paquetes de pañuelos que le entrego cada mañana a cambio de la voluntad. La premura en la que se basa nuestra relación así lo impone:…

Nona, Décima y Morta

RELATO   ―Doctor, ¿vio usted el alma de mi padre escapar del cuerpo? Después de veintiocho años practicando autopsias, el doctor Mario Ceballos se enfrentaba al dolor de los familiares con el rol impostado de la comprensión. Pero aquella pregunta…

Diez centímetros

MICRORRELATO   Compramos aquella cama matrimonial con vocación de permanencia. Recuerdo que en la elección del tamaño surgió un pequeño desencuentro: yo apostaba por el uno cuarenta (“por eso de estar más juntitos”, argumenté) y tú por el uno cincuenta…

Carta a su Señoría

RELATO CORTO   Perdone su señoría los tachones y las faltas de ortografía. Pili dice que no me preocupe, que usted está acostumbrado a tratar con niños de mi edad. Que es usted un hombre bueno. Pili dice que debo…

1 2