Desde el año pasado, un conjunto de redes de ámbito internacional se viene articulando para actuar conjuntamente como una Multiconvergencia de Redes Globales. Tras haber celebrado ocho encuentros virtuales, en la reunión del Foro Social Mundial 2021 decidimos que era el momento de experimentar, en el seno de las redes, un Parlamento de Ciudadanía Planetaria, con personas procedentes de los cinco continentes. El Parlamento está organizado en dos cámaras –un consejo y una asamblea–, pero en este momento sólo está implementado el Consejo de Sabidurías de los Pueblos de la Tierra, cuya primera misión es organizar la posterior Asamblea de Ciudadanía Planetaria.

Está claro que aunque sea ambiciosa, una experiencia de este tipo tiene que nacer modesta, como las pequeñas semillas que, al encontrar las condiciones adecuadas, se convierten en árboles enormes. Así, en este momento, sólo seis redes mundiales se activaron para participar en el Parlamento, designando cada una dos miembros –un hombre y una mujer– para que los represente en el Consejo de Sabidurías de los Pueblos de la Tierra, cuya tercera sesión se celebrará el 4 de septiembre a las 11 horas de Brasilia. Estarán presentes representantes de seis redes: por Diálogos en Humanidad, Geneviève Ancel (Francia) y Siddhartha (India); por la Internacional Convivialista, Alain Caillé y Geneviève Azam (ambos de Francia); por el Ágora de las y los habitantes de la Tierra, Fatoumata Ki-Zerbo (Senegal/Mali/Burkina Faso); por la Economía de Francisco y Clara, Emilce Cuda (Argentina) y Célio Turino (Brasil); por la Carta de la Tierra, Moema Viezzer (Brasil) y Mateo Alfredo Castillo Ceja (México); por la Red Internacional Solidarius, Celina Valadez (México) y Jason Nardi (Italia) y por la Iniciativa de las Religiones Unidas (URI), Swamini Adityananda Saraswati (ciudadana planetaria) y Francisco Morales (Argentina).

Un deseo explícito de los participantes en esta experiencia es el de innovar la política, trabajando de modo que se armonicen los objetivos y los medios para alcanzarlos. De esta manera se aspira a un entorno que se aleje del patrón patriarcal y sea mucho más femenino, donde se practique la cordialidad y la cooperación que se quiere ver en el mundo, resaltando –por ejemplo– lo que une a las personas en lugar de lo que las divide, y buscando ver las diferentes alternativas de funcionamiento como complementarias en lugar de contradictorias. Así es como se ha debatido un Pacto de Convivencia desde las primeras reuniones de la Multiconvergencia de Redes Globales de julio de 2020 y hoy se lo actualiza en un grupo de trabajo (GT Metodología) para guiar el funcionamiento del Parlamento en experimentación.

Otro grupo de trabajo es el que busca ampliar el experimento incorporando nuevas redes globales que la enriquezcan. Se sabe que sólo un experimento exitoso en su metodología, pero también ampliamente legitimado por un número considerable de redes, puede tener el impacto político que la Multiconvergencia de Redes Globales pretende. Es cierto que para la realización del experimento del Parlamento el trabajo organizativo interno de las redes será considerable; por esta misma razón, algunas de las redes ciudadanas globales que iniciaron el proceso de Multiconvergencia han declinado participar en el experimento porque están demasiado abrumadas por sus propias acciones. La labor de contactar con nuevas redes, explicarles el proceso en curso y movilizarlas para que participen es la base del grupo de trabajo de difusión.

Otros dos grupos de trabajo están en marcha dentro del Consejo de Sabidurías: 1) El GT Visión y Misión, que trabaja con el sentido y la dirección de la experiencia del Parlamento, los temas que se discutirán, por qué elegirlos y la acción política a desarrollar en el proceso y; 2) El GT Asamblea, que discute cómo organizar la segunda cámara del Parlamento, la Asamblea de la Ciudadanía Planetaria, buscando que sea lo suficientemente diversa como para representar mínimamente a la humanidad a partir de los representantes indicados por las redes. Estos representantes deben cumplir los siguientes criterios: proceder de todos los continentes, ser equitativos en cuanto géneros, incluir personas con distintos niveles de ingresos y educación y ser representativos de los diferentes grupos étnicos de los pueblos de la Tierra, incluidos los pueblos ancestrales.

En este momento, los debates del Consejo se centran en estos cuatro temas, a partir de los aportes de los grupos de trabajo en los que participan los consejeros. Todas las reuniones del Consejo se han grabado para uso público y están disponibles en el canal de MRG.

Además de estos debates, los encuentros se desarrollan en un ambiente de búsqueda de conocimiento entre personas y redes, construyendo confianza mutua y compartiendo sueños y logros, para una humanidad más evolucionada, justa, democrática, ecológica y feliz.


Para acceder a otros artículos publicados sobre este mismo tema, haga clic aquí.