31 de octubre de 2020, mediodía. En la Plaza Syntagma, cuatro jóvenes polacas que viven, estudian o trabajan en Grecia desde algunos años, invitaron a través de las redes sociales a los atenienses a participar en un plantón para protestar y expresar su apoyo a las mujeres de Polonia, las cuales se enfrentan a una nueva ley que prohíbe recurrir al aborto, salvo en los casos en que el feto sufra de síndrome de Down.

Una de las organizadoras, Maia Mazurkiewicz, nos habló de la iniciativa y de la situación en Polonia: «Hoy nos reunimos para apoyar a las polacas que protestan ante la decisión increíblemente politizada de los Tribunales Constitucionales del 22 de octubre, la cual declara que el aborto debido a una deformación del feto es inconstitucional. Este es el caso del 98% de los abortos en Polonia. Incluso antes de esta decisión, la ley polaca sobre el aborto ya era la más restrictiva de la Unión Europea. 80% de los polacos rechazan las restricciones adicionales incluidas en esta ley. Pese a esto el PiS, el partido ultraconservador Derecho y Justicia, ha utilizado nuevamente los derechos humanos para proteger el poder que le dieron los simpatizantes católicos fundamentalistas. Los polacos han salido a la calle, en pleno período de pandemia, porque ya no aguantan más. Las protestas se realizaron en diferentes partes de Polonia. Cerca de 150 mil personas marcharon en Varsovia el 30 de octubre».

13_syntagmapoland

Esta iniciativa fue apoyada por los estudiantes, los polacos que viven en Atenas, por miembros de movimientos feministas y de LGBTQ+. Hoy en día Polonia y Grecia forman un frente. El regreso de este tipo de políticas en cualquier lugar del mundo, conduce a la gente que respeta los derechos humanos a defenderlos y salir a las calles.

Video : Plantón en la plaza Syntagma. Pressenza Atenas

Traducido del francés por Beatriz Barros