Luego de que hace algunas semanas – cuando comenzaron las protestas masivas por las calles del país y estando todavía con estado de sitio y toque de queda – nuestra periodista Claudia Aranda fuera detenida durante unas horas por Carabineros y se debiera movilizar el equipo especializado de abogados para liberarla, hoy 23 de noviembre la corresponsal argentina de Pressenza acreditada en Chile justamente para cubrir los hechos en Plaza de la Dignidad (ex-Plaza Italia) en el centro de Santiago, Paula Acunzo, fue agredida y golpeada en su cara por Carabineros.

Luego de que la mojara el carro lanza-aguas, buscando ella protegerse bajo su casco de prensa, fue golpeada con la luma de un carabinero en la parte inferior de su ojo izquierdo, mientras le rompieron la cámara con que trabajaba.

Se dejará constancia de los hechos, tal como los procedimientos lo contemplan, tanto en la policía como ante el Instituto Nacional de Derechos Humanos y también en el Colegio de Periodistas de Chile.

El siguiente vídeo, de Claudia Aranda, recoge el testimonio de la corresponsal agredida esta tarde: