Turquía: la resistencia irónica de Selahattin Demirtas

18.07.2019 - Murat Cinar

Este artículo también está disponible en: Italiano

Turquía: la resistencia irónica de Selahattin Demirtas
(Imagen de Archivo Pressenza)

Selahattin Demirtas, ex copresidente del Partido Popular Democrático (HDP), ha estado en prisión por cerca de 3 años. Fue arrestado en noviembre de 2016 por una serie de acusaciones que incluían «actuar en nombre de organizaciones terroristas». En la corte, tanto él como sus abogados negaron varias veces las acusaciones infundadas, el mismo Demirtas lo reiteró hace solo unos días, como se indica en el artículo publicado por nuestra agencia.

Demirtas se ha vuelto aún más famoso con sus diversas formas de resistencia dentro de la prisión. En este periodo realizó numerosos trabajos de ilustración y escribió dos libros de cuentos. El ex parlamentario publicó varios mensajes irónicos por medio de sus abogados quienes los difundieron vía Twitter y al hacerlo, produjo que los guardias pensaran que tenía un teléfono celular en su celda. Twitter fue una herramienta importante para Demirtas, incluso durante la campaña electoral de 2016 cuando se presentó para presidente de la república. A lo largo de este periodo ha publicado varias entrevistas por correo y ha compuesto una pieza musical cantándola por teléfono a su esposa. Los únicos medios disponibles para Demirtas eran las reuniones con sus familiares y sus abogados y el uso limitado del teléfono fijo. El ex copresidente de HDP también usó el teléfono en 2016 para registrar un mitin electoral, publicado por su familia.

Por el contrario, esta vez, Selahattin Demirtas, a través de una carta que escribió al periódico Birgun, enumeró una serie de consejos para aquellos que «podrían ser arrestados» en el futuro, según su experiencia.

«No he estado en prisión por tanto tiempo como para olvidar la desenfrenada vida que se encuentra fuera de estos muros. No es un periodo tan largo que me permita hablar como un experto en un país donde hay numerosos presos políticos que han estado en prisión por más de 25 años. Sin embargo, me siento obligado a hablar sobre mis experiencias como prisionero.

  • Cuando ingresas a la prisión, el primer día, te registran con el objetivo de sustraer todo lo que no está permitido ingresar al interior. Sin embargo, no logran sustraerte tus «ideas», que son la base de las razones de tu arresto. Es un procedimiento interesante.
  • Los primeros días, cuando abandonas la celda para reunirte, por ejemplo, con el abogado, de repente revisas tus bolsillos, pensando que has olvidado las llaves de la puerta, adentro. No te preocupes, las cerraduras son numerosas aquí, pero las llaves no existen.
  • Quienes vengan a visitarte te encontrarán muy fácilmente. Aquí no hay nadie que les dé la bienvenida, diciendo: «Hace un momento que dejó una reunión», «está de vacaciones, puede dejar una nota».
  • Si no eres una persona querida afuera y no te echan en falta, no te preocupes. Aquí dentro, te cuentan al menos dos veces al día, es mejor que nada. Trata de beneficiarte de esto.
  • Aquí no se da el problema de «estoy con batería baja», porque aquí la batería nunca se agota. No te preocupes.
  • Cuando las cosas se ponen feas, no te impiden acceder a internet. Es una sensación verdaderamente agradable, te hace sentir un poco libre.
  • Si tienes problemas porque ya no apareces en televisión, no te preocupes, aquí hay muchas cámaras que te graban las 24 horas del día y hay varias personas que ven lo que haces día y noche.
  • Queridos amigos que todos los días dan saltos mortales para no perder el autobús, el transbordador o el metro, aquí lo haces tú mismo. El servicio de transporte no arrancará, en absoluto, si no estás allí. Aquí cuidan mucho a los clientes.
  • ¿Ahora no puedes ir a ningún lado sin un navegador? No te preocupes, aquí a donde quiera que vayas, al menos cuatro guardias te ayudarán.
  • Ten cuidado de que haya compañeros de celda que digan: «Golpea a alguien, míralo un momento», ¡no caigas en la trampa!
  • Si por la noche oyes ruido, como si un ladrón hubiera entrado en tu celda, no te preocupes. En la cárcel también hay ladrones, pero los tienen en otras habitaciones. En cualquier caso, son ladrones pequeños. No meten a los grandes, no hay que temer.
  • Aquí, nadie puede agarrárselas contigo diciendo «¡Haré que te encierren!», Es una sensación diferente.
  • Hago un llamamiento a aquellos que se enojan diciendo «¡Le escribí hace diez minutos y no me contesta!». Aquí se necesita al menos un mes para recibir una carta o para que se la envíen al destino. Es una gran prueba para controlar la ira.
  • Ah, una cosa, no escribas cosas como martillo, hoz, azadón o sierra en la lista de compras. Desafortunadamente, estos condenados, no te las dan.
  • Aquí hay un director, también subdirector, incluso hay maestros, pero no pienses que te darán la boleta de calificaciones y que habrá vacaciones de verano. Lo verifiqué.

Traducción del italiano por Melina Miketta

Categorías: Europa, Medio Oriente, Política

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.