Mitos sobre el dinero y la teoría monetaria moderna (TMM)

11.07.2019 - Pressenza Muenchen

Este artículo también está disponible en: Alemán

Mitos sobre el dinero y la teoría monetaria moderna (TMM)
(Imagen de MMT ART (c) Topsy 2019: MMT Beatles, Magritte Taxman)

La Teoría Monetaria Moderna, MMT para abreviar, se ha convertido recientemente en el tema de conversación en la ciudad: Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez la introdujeron en el debate público y fue criticada por muchos de los llamados economistas de alto nivel, y el CEO de BlackRock, Larry Fink, incluso la insultó (Fuente: Focus). Razón suficiente para echar un vistazo más de cerca al TMM. El siguiente artículo de Günter Grzega pone el tema en perspectiva y aclara algunos mitos sobre el dinero.

Mitos sobre el dinero y la teoría monetaria moderna (TMM)

Desde hace años defiendo la superación del neoliberalismo basado en la economía neoclásica y la puesta en marcha de una economía de mercado eco-social orientada hacia el bien común, es decir, el modelo de la economía del bien común. Esta superación de la ideología neoliberal que actualmente prevalece como una «pseudoeconomía de mercado», que es absolutamente necesaria para un futuro exitoso, toca siempre el tema de la «esencia del dinero» en casi todas las discusiones, por ejemplo, la infame pregunta «¿Sí y cómo se puede financiar?”

Para mí, como ex presidente del consejo de administración de un gran banco cooperativo, Sparda-Bank München eG, con una licenciatura en banca, se podía responder a un número relativamente grande de preguntas. Para mi sorpresa, sin embargo, todavía me enfrentaba repetidamente a los límites de mi capacidad para explicar las cuestiones sistémicas de los sistemas monetarios modernos. Por lo tanto, cuando miré más de cerca estos sistemas, me di cuenta cada vez más de que -al igual que en los cursos de negocios- los contextos generales tampoco se enseñaban de forma exhaustiva en las asignaturas específicas de los bancos.

Esto me hizo comprender que el condicionamiento de la cuestión monetaria que se vivió en la infancia y la adolescencia también afectó a las élites de nuestra sociedad, de hecho, a casi todos los ciudadanos, y que, en consecuencia, se tomaron y se toman decisiones económicas y sociopolíticas absolutamente contraproducentes.

Aquí hay algunos ejemplos de narrativas:

«El ahorro es bueno y la deuda mala», aunque el ahorro sólo es posible si otros actores se endeudan en la misma medida. El dinero siempre es creado exclusivamente por un préstamo (= deuda).

«El mundo está sobre-endeudado», aunque también en este caso, la regla inevitable es que estas deudas monetarias existen en un grado absolutamente igual al de los activos monetarios (sólo que la distribución ya no encaja). Si se reducen las deudas, los activos financieros se destruyen en la misma medida.

«El dinero es un bien escaso» – aunque un estado soberano (con un banco central) con su propia moneda como creador de esta moneda puede crear dinero indefinidamente y tales estados nunca pueden «quebrar» mientras no estén endeudados en moneda extranjera.

«El gobierno debería pagar sus deudas» – aunque los saldos de ahorro en los sectores privados (hogares y empresas) sólo son posibles debido al mecanismo de saldo, si el gobierno produce «deudas» a través de la creación de dinero (excepción: en lugar del gobierno, la deuda externa sólo es posible temporalmente).

Nota: Los países pertenecientes a la zona del euro han renunciado a su soberanía sobre la creación de dinero y, por lo tanto, a todo control económico soberano y, con ello, lo han cedido al BCE, el cual no se encuentra legitimado democráticamente. La sencilla razón por la que el jefe del BCE, Draghi, protegió a los estados del euro del «mercado» (la realidad: los especuladores) en el curso de la crisis financiera mediante la compra de bonos públicos ilimitados es que, de lo contrario, el euro habría caído en los oídos de los políticos. La experiencia de Draghi fue, en última instancia, un golpe de suerte para la preservación de la Unión Europea. Pero sin una nueva regulación del Eurosistema, esta moneda claramente no tiene futuro.

«La inundación de la economía del BCE con dinero del banco central conduce a la inflación» – esta afirmación se debió y se debe a la falta de comprensión de la interacción entre los dos ciclos de «dinero bancario» (dinero escritural/moneda contable) y «dinero del banco central» (reservas y efectivo). Cualquiera que también crea o incluso afirme que las «deudas» del banco central podrían, en última instancia, cargar a los «contribuyentes» a través de la creación de dinero del banco central, en realidad no entiende absolutamente nada acerca de los sistemas monetarios modernos.

El hecho de que un futuro exitoso orientado hacia el bien común (incluso con pleno empleo) y políticas comprometidas con la protección del medio ambiente y el clima sólo puede ser implementado si se utilizan las posibilidades y condiciones integrales de los sistemas monetarios modernos puede sin duda ser visto al estudiar estos sistemas.

La manera más fácil y, en mi opinión, la más profunda de adquirir este conocimiento es visitar la página web de la Sociedad Samuel Pufendorf para la Economía Política e. V. en Berlín. Bajo el botón «Teoría Monetaria Moderna» se encuentran dos artículos muy recomendables para la lectura: «TMM y Macroeconomía Europea«, así como «Por más democracia, pleno empleo real y una distribución justa del ingreso: conceptos básicos de la teoría monetaria moderna«.

Admito que el término «Teoría Monetaria Moderna», o «TMM» para abreviar, ya me perturba de una manera relativamente fuerte, porque no muestra ninguna nueva teoría sobre el dinero, sino simplemente la forma en que funciona y las condiciones del balance (incluida la mecánica del balance) de nuestro sistema monetario. Comparo esto con los hallazgos de Galileo Galilei, que no eran una nueva teoría de nuestro sistema solar, sino simplemente la realidad.

Por lo tanto, la mayoría de los científicos de entonces sólo podían evitar el reconocimiento de la errónea visión geocéntrica del mundo negándose a mirar a través del telescopio de Galileo. Un comportamiento similar se observa actualmente entre la mayoría de las élites empresariales, políticas, científicas y periodísticas en el tema del «dinero».

* * *

Günter Grzega es economista de negocios bancario y economista de negocios administrativo graduado. Es Presidente Emérito del Consejo de Administración del Sparda-Bank München eG, Presidente del Consejo Consultivo de Sostenibilidad del Banco y Embajador de la Economía de Bienestar Público. Durante su mandato, Grzega ayudó al Sparda-Bank München a convertirse en el mayor banco cooperativo de Baviera. De 2010 a 2015 fue Presidente de la Junta Directiva del Instituto de Políticas Públicas del Senado (IGP). Más recientemente, publicó el libro «Die Vorstufe zum Paradies für uns alle – Warum wir sie erreichen können und wie sie finanzierbar» («La etapa preliminar al paraíso para todos nosotros – por qué podemos alcanzarlo y cómo podría ser financiado»), escrito junto con Sarah Benecke y Gunther Moll (publicado por Papeto-Verlag, 2018).

 


Traducción del alemán por Sofía Guevara

Categorías: Asuntos internacionales, Economía, Internacional
Tags: , , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.