El sábado 19 de enero, más de 1000 manifestantes entre hombres y mujeres, participaron nuevamente en la Marcha de las Mujeres en Berlín.

La marcha, que se llevó a cabo por tercera vez, se origina como una acción de protesta poco después de que Trump llegara al poder en enero de 2017, puesto que el mandatario denigró repetidamente a las mujeres durante la campaña electoral, además de haber justificado o trivializado los casos de agresión sexual. No solo en los Estados Unidos, sino en muchos países del continente americano y europeo, el populismo de derecha avanza con su visión regresiva y despectiva del mundo.

Aunque el evento sigue siendo muy anglosajón, se señaló que esta marcha no concierne a Estados Unidos. Este año, la atención se centró en la abolición del artículo 218 sobre el aborto, la autodeterminación sexual y la lucha contra la discriminación.

Muchos participantes, en su mayoría jóvenes, corearon esta frase muchas veces: “Somos imparables, otro mundo es posible”

A continuación, el reportaje fotográfico de Reto Thumiger para Pressenza:


Traducción del francés por Rosalía Briones