Migrante de los Vosgos

12.01.2018 - Vosgos, Francia - Rédaction France

Este artículo también está disponible en: Francés

Migrante de los Vosgos
(Imagen de Julien Maria)

Por Julien Maria

Imagínense a los Vosgos o incluso a Francia invadidos por milicias armadas haciendo reinar el terror en toda la metrópoli: violaciones, secuestros, torturas, pueblos quemados…

¿Qué haría usted?

¿Entonces? ¿Cuál es su respuesta a esa pregunta? ¿La fuga?

Es difícil sentarse e imaginar por un momento que este ambiente hostil pudiera ser nuestro un día, y sin embargo…

Sin embargo, esta imagen de horror era la de Djibril en Chakara, su aldea natal en la región sudanesa de Darfur. Aquí es donde creció con sus 3 hermanas, 2 hermanos, padre y madre.

Este joven sudanés con una trayectoria difícil me ha dado la bienvenida a su hogar, un apartamento del ZUP en Epinal donde ha estado viviendo durante casi un año con 5 jóvenes sudaneses con destinos similares. Los jóvenes migrantes hacían muchas preguntas sobre mi visita y les agradezco su acogida, sus sonrisas y esta comida compartida.

 

Djibril, ¿cómo era tu vida antes?

Crecí en la pequeña aldea de Chakara (Sudán), en la región de Darfur, con mi padre, mi madre, tres hermanas y dos hermanos. A la edad de siete años, tuve que dejar la escuela para trabajar con mi padre y mantener a nuestra familia.

¿Pero qué trabajo puedes hacer cuando tienes 7 años?

Mantenía ovejas para los granjeros vecinos. Es un trabajo allí, pero a la edad de 13 años, mi padre y yo dejamos la casa de la familia para encontrar un trabajo más lejos y seguir alimentando a nuestra familia en Chakara.

¡Duró casi 10 años y fue muy difícil!

¿Qué tan difícil fue eso?

La vida allí no es como en Europa, hay mucha inseguridad. Cada día el peligro está ahí, en todas partes.

¿De qué peligro(s) estás hablando?

Se denominan las milicias armadas Janjaweed, integradas en las fuerzas de acción rápida del gobierno en 2006. Estos Janjaweed hacen reinar el terror en Darfur: violaciones, redadas, secuestros, torturas, aldeas incendiadas…

¿Cuándo decidiste dejar Sudán?

En 2010, uno de mis hermanos salió primero. Quería ir a Europa. Nunca volví a saber de él. ¡No sé dónde está, no sé si sigue vivo

En 2015, me enteré de la muerte de mi madre y quise regresar a Chakara para asistir al funeral, pero durante mi viaje fui secuestrado por los Janjaweed y encarcelado. Sin ninguna razón.

Después de unos días en la cárcel, logré escapar e irme a Libia. La vida allí también es muy difícil, así que decidí ir a Europa.

Estás aquí hoy, así que lo hiciste…

No fue fácil, dos días de navegación entre Libia e Italia. Un barco pequeño donde éramos muy numerosos, tal vez 600, 700, no puedo decir exactamente, pero estábamos uno encima del otro. Algunas personas murieron a nuestro alrededor, un viaje interminable y finalmente vimos las costas a lo lejos. Aquí estamos en Italia. Me quedoé durante 2 meses en un campamento en Vintimille con cientos de otros inmigrantes.

Hice tres intentos de ir a Francia, pero cada vez que la policía me pillaba me traía de vuelta a Italia.

El cuarto intento fue el que funcionó; caminé varios días, tomé el tren para llegar a París. En el distrito de Chapelle por 4 días, afuera. Un autobús nos llevó a Calais. Me quedé allí 4 meses antes de venir a los Vosgos, pero tenía miedo cada día, había mucha violencia en este campo…

Es mucho más tranquilo en los Vosgos…

(risas de Djibril) Sí, me encantan los Vosgos. Llegué por primera vez a Monthureux sur Saône y ahora estoy en Epinal desde el 24 de abril de 2017. Realmente nos sentimos seguros aquí y eso es lo que todos queremos los inmigrantes, vivir con seguridad.

¿Cómo te las arreglas para vivir con tus compañeros de piso?

El alojamiento es proporcionado por la asociación ADOMA. ¡No puedo agradecerles lo suficiente por todo lo que hacen por nosotros! Nos ayudan trayéndonos comida. Los vecinos también nos ayudan con los alimentos.

¿Cómo es un día para un inmigrante de los Vosgos?

Todos nos encontramos en mi apartamento, aprendemos francés, a veces salimos a la ciudad, y tan pronto como podemos jugamos al fútbol, pero el clima aquí no es fácil, así que a menudo nos quedamos en casa, jugamos juntos, discutimos…

Estamos en enero, ahora es el tiempo de los buenos deseos, ¿qué podemos desear?

Quiero quedarme en Francia, encontrar trabajo, cualquier trabajo, y nunca volver a Sudán. Aquí estamos seguros y eso es lo más importante para nosotros…

¿Todavía tienes sueños en la vida?

Cuando era niño soñaba con ser médico un día, pero los Janjaweed me robaron este sueño. Hoy lo único que deseo es quedarme en Francia y que la gente no me juzgue sin conocerme.

Por la noche ya no sueño, pero cada noche antes de quedarme dormido me pregunto mucho sobre mi futuro y lo que la gente piensa de mí y de mis amigos inmigrantes.

Y de hecho tengo el sueño de jugar al fútbol en los Juegos Olímpicos de Marsella, Barcelona, y por qué no, en el equipo francés…

Muchas gracias Djibril. ¿Algo más que añadir?

Quiero dar las gracias a Francia por darme la bienvenida. Gracias a los soldados franceses por su ayuda en ciertos momentos de mi vida. Gracias a la asociación ADOMA y a todas las personas que nos ayudan cada día.

Gracias al municipio de Monthureux-sur-Saône, a su club de fútbol por el que he progresado. Me encantaría vivir allí algún día…

Categorías: Derechos Humanos, Entrevistas, Foto reportajes, Internacional
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


App Pressenza

App Pressenza

Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.