Varios medios de comunicación se han hecho eco esos días, de lo bien que el gobierno de España había vendido su cultura a los mandatarios de la cumbre de la OTAN y a sus acompañantes, en Madrid. La frivolidad con la cual se han retransmitido los eventos ha sido tal que parecían más bien invitados del Fitur[1] o de Arco[2]. Paseo turístico por allí, visita del museo Reina Sofia, cena en el Prado para dar a conocer las delicias de la gastronomía española, claro substituyendo la «ensaladilla rusa» por la «ensaladilla tradicional».

El cinismo y la manipulación cultural llevados a su colmo

No sabemos si antes de cenar habrán contemplado los grabados Los desastres de la guerra​ de Goya realizados entre los años 1810 y 1815, donde el horror de la guerra se muestra especialmente crudo y penetrante, con sus muertos y sus asesinos.

¡Pero el colmo ha sido por parte de la «acompañante del monarca» que no ha tenido reparo en posar con «los acompañantes de los mandatarios» delante el Guernica de Picasso! Ese cuadro referente de muchos pacifistas y republicanos, que Picasso realizó a petición del Gobierno de la Segunda República Española para ser expuesto en el pabellón español durante la Exposición Internacional de 1937 en París !Sí! ese cuadro que es otra denuncia de los horrores de la guerra, que el pintor se había asegurado antes de su muerte en 1973, no sería «devuelto» a España hasta después del fin del régimen fascista de Francisco Franco y el retorno de la democracia… ¿Sería la democracia de «OTAN de entrada, NO» del PSOE de los 80?

¿Como se atreven a apropiarse de referentes culturales de la paz y la denuncia de las guerras? ¡Aquellos que acaban de apostar para el aumento del presupuesto armamentista y del envío de tropas, que nos puede llevar a una guerra total! (Ver el artículo de Olga Rodríguez Sobre la militarización de las mentes. El anuncio de Biden del envío de más tropas a Europa y la definición de China como “desafío” a los “intereses y valores” de la OTAN no son anuncio de más paz y sí preludio de más tensión. https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/riesgos-cumbre-otan_129_9130663.html)

¿Sera para distraer la gente de sus hechos? Porque, desde su creación el 4 de abril de 1949, la OTAN ha realizado intervenciones militares y promovido invasiones en el mundo para impulsar cambios de Gobiernos y acciones desestabilizadoras; entre otros Kosovo (1999), Afganistán (2001), Irak (2003), Libia (2011) desplegándose como el brazo armado de alcance internacional de EE.UU. y sus aliados occidentales. Hoy va designando claramente como amenazas a Rusia y China.

¿Será para dejar de lado el giro hacia Marruecos de Sánchez donde dejó «bien resuelto» el asunto de Melilla con unos cuantos muertos, el hecho que Macron va abriendo las puertas a la extrema derecha y que Orban de paso se va cargando de un plumazo los derechos de los kurdos?

El diario de derecha El Español se atrevió a titular: El espíritu del Prado: ¡40 gobernantes con Erdogan, Orbán y sólo 5 mujeres unidos por la democracia!

Pero otros vientos están soplando

Mientras unos apuestan por el rearme en prejuicio de sus propias poblaciones, ya que eso supone menos inversión en salud y educación, otros apuestan por otra vía. Unos días antes, en Viena, casi sin espacio en los medios, se juntaron representantes de 65 países firmantes del Tratado de prohibición de armas nucleares, en un ambiente de amabilidad y cooperación gracias a la campaña del ICAN que va haciendo sus avances (cf. https://www.pressenza.com/es/2022/06/crecen-las-esperanzas-para-la-humanidad-en-viena-65-paises-dicen-no-a-las-armas-atomicas-en-la-declaracion-del-tpnw/)

En otros niveles, diversos colectivos están trabajando para una cultura de paz, realizando humildes y sentidos símbolos humanos de la paz, talleres sobre la reconciliación, marchas por la paz y la noviolencia, etc. Intentos que pueden parecer granitos de arena pero que están mostrando una aspiración profunda del ser humano.

Desde luego, hay que reivindicar esa postura comprometida con actos de rebeldía noviolenta donde la cultura y el arte pueden jugar un papel importante; ya tenemos la respuesta ejemplar de la artista Daniela Ortiz que acaba de pedir al Museo Reina Sofía retirar su obra por acoger un acto de la OTAN «con el Guernica de fondo».

En eso es urgente converger, sumar a todos los que estamos en esa sensibilidad para ir abriendo el camino hacia la paz, la noviolencia y la humanización.

 

Notas

[1] Feria internacional de Turismo

[2] Feria internacional de Arte contemporáneo

 

Martine SICARD

Artista plástica, miembro de Mundo sin Guerras y sin violencia

Autora del libro ilustrado «Un camino hacia la paz y la noviolencia», editorial Saure