El tercer encuentro del Consejo de Sabidurías de los Pueblos de la Tierra se realizó el 04.09.2021, con la presencia de las siete redes. Con satisfacción, observamos que el experimento del Parlamento de la Ciudadanía Planetaria se viene consolidando en la medida en que el funcionamiento de los grupos de trabajo da organicidad al proceso, que cada Consejero/a asume una función y colectivamente, en el GT (Grupo de Trabajo), presta servicio al experimento del Parlamento. De este modo, se va practicando el Pacto de Convivencia establecido, crece la confianza interpersonal, las divergencias dan lugar al diálogo y se va llegando a acuerdos. La dinámica de ejercitar una nueva política se va construyendo poco a poco, sin jerarquías, con protagonismo equivalente entre hombres y mujeres y entre las redes, en un ambiente de cordialidad y respeto mutuo, más allá de los desacuerdos.

El funcionamiento cualificado del grupo de intérpretes en cuatro idiomas movilizado por el Multiconvergencia de Redes Globales, MRG, profundamente comprometido con la idea del Parlamento y en actitud de servicio voluntario, es un punto esencial del experimento, muy representativo del espíritu de liderazgo de servicio que caracteriza esta iniciativa. El préstamo de su plataforma profesional para la celebración del encuentro por parte de la URI (Iniciativa de Religiones Unidas), permitiendo la traducción simultánea y la división en grupos por idiomas, viene demostrando la fuerza de la unión y la buena disposición para llevar a cabo una experiencia tan internacional e innovadora, sin inversión económica. La idea de que «estamos haciendo algo importante», aunque sea modestamente, anima a las redes presentes y a sus representantes, femeninas y masculinos, a dar lo mejor de sí. Otro elemento de consolidación del proceso es el hecho de que se hayan convertido en representantes de sus redes en el Consejo, dos personas que impulsaron la Multiconvergencia de Redes Globales y la idea del Parlamento: Moema Viezzer, por la Carta de la Tierra y Marcos Arruda, por el Ágora de los/las Habitantes de la Tierra.

En el evento de septiembre se informó de los primeros resultados del trabajo de los GTs: el Grupo 1 presentó los avances para proponer una definición de la Visión y Misión del Parlamento y se discutió la necesidad de priorizar algunos temas urgentes como la regeneración frente al cambio climático, la defensa de la paz y la democracia frente a los avances fascistas, y una economía inclusiva que valore la Vida, frente a las pandemias y la creciente exclusión. Del mismo modo, el Grupo 2 hizo su propuesta preliminar sobre la Metodología de funcionamiento del Parlamento, avanzando en la discusión sobre el Pacto de Convivencia ya discutido por las Redes y que está demostrando ser una importante herramienta política. El Grupo 3, encargado de detallar el proyecto de la Asamblea de Ciudadanía Planetaria, presentó una tabla con seis criterios para la inclusión de los representantes de cada red de MRG (pluralidad de género, educación y sabidurias, ingresos, ubicación continental, etnia y edad). El Grupo 4, de ampliación del Parlamento, creará su estrategia de expansión hacia nuevas redes que incluyan también al mundo empresarial y a los responsables de la toma de decisiones. Para hacer posible la expansión, el GT4 defendió que sería interesante madurar el proceso con reuniones menos formales y sin toma de decisiones, para que las nuevas redes se sumen a la experiencia sin encontrar un proceso totalmente definido.

La MRG profundiza su experimento mientras trata de identificar otras experiencias de constitución de parlamentos planetarios, antiguas o nuevas, e intercambiar experiencias con ideas similares, como el parlamento que se está ensayando en el proceso de la COP 26. Se viene observando, por ejemplo, quizás por la paridad de género en la constitución del Consejo de Sabiduría, una complementación muy importante entre los roles que podemos llamar Yang y Yin. El primer papel, importante pero más tradicional, de una propuesta conceptual y centrada en los resultados, se equilibra con el segundo, innovador y femenino, que busca amalgamar el pluralismo centrado en el logro de objetivos, superando las divergencias a través del diálogo. También se nota una formidable presencia de la acción organizativa concreta más allá de la elaboración intelectual, en la que Consejeras/os, Impulsoras/es de la MRG y colaboradores de las redes de apoyo, realizan las diversas tareas prácticas necesarias para hacer avanzar el proceso de experimentación.

Así, la experiencia del Parlamento de la Ciudadanía Planetaria continúa con una nueva sesión prevista para el 9 de octubre, de 11 a 13 horas (hora de Brasilia). Una vez más, dos nuevas redes, la Carta de la Tierra y Diálogos sobre la Humanidad, son las responsables del encuentro, apoyadas por el Grupo Impulsor formado por un representante de cada red del MRG. Una vez más, los Consejeras y Consejeros se arriesgan a innovar, a probar, a experimentar algo tan necesario en estos tiempos de incertidumbre y sufrimiento: construir una participación ciudadana democrática, inclusiva y creativa a escala planetaria, para enfrentar los problemas de nuestro tiempo.


Para acceder a otros artículos publicados sobre este mismo tema, haga clic aquí.