La Comunidad para el Desarrollo Humano – Perú, organización humanista de corte social y cultural, frente al actual contexto de división y desestructuración social, convoca e invita a las fuerzas progresistas de nuestro país a reconstruir el diálogo, las relaciones y la hermandad entre todos los peruanos. Convocamos a las etnias, pueblos y regiones a sumarse a esta campaña nacional de reconciliación.

Hoy más que nunca se hace evidente la necesidad de la reconstrucción del tejido social profundamente dañado, deteriorado e inexistente en muchas partes de nuestro territorio y progresivamente reemplazado por la falsa autoafirmación del individualismo; esta negación colectiva de la importancia del tejido social como soporte del bienestar común – bienestar de todos y para todos – es el más grande error que como sociedad hemos cometido. Hemos creído que el individualismo, el aislamiento y el para sí-mismo eran mejores que lo colectivo, lo comunitario o el nosotros. Seguramente, en esa elección nos hemos dejado seducir o encandilar por los “cantos de sirena” del sistema, de su consumismo, de su exitismo, de su materialidad. Pero las actuales condiciones de crisis sucesivas nos están haciendo ver en profundidad y reflexionar con más claridad sobre nuestro futuro común. No saldremos bien parados de estas crisis actuales sucesivas y de las que se avecinan, sino modificamos nuestra mentalidad y la forma como está organizada la sociedad actual.

Por ello, para empezar este cambio, proponemos el posicionamiento social de organizaciones e individuos frente a las condiciones sociales actuales signadas por valores y prácticas sociales de división, discriminación, violencia y maltrato. Para ello será necesario asumir una postura activa de cambio y modificación consiente de nuestro entorno y de nosotros mismos, ubicándonos claramente y sin temores en la reconstrucción del tejido social, el diálogo, la tolerancia y la reconciliación.

Por lo tanto invitamos a todos aquellos – en los que en sus corazones aun anida la esperanza y la posibilidad de vivir un futuro digno y más humano – a sumarse a esta campaña, adhiriendo manifiestamente por la construcción de una Nueva Cultura, base de toda construcción social. Esta nueva cultura será definitivamente de Paz y de No Violencia acorde con las mejores aspiraciones humanas y ese mundo futuro de bienestar profundamente anhelado por todos. Y tendrá como norte la edificación de los pilares sociales, ya no solo del bienestar individual sino del bienestar común y para todos; entendiendo que el bienestar de unos o de algunos es finalmente el bienestar de nadie.

Comenzaremos por formar una red mínima de interrelación y coordinación entre los que coincidamos. Para ello adheriremos al presente documento que marca la dirección de nuestras mejores intenciones.

UNIDAD DEL PUEBLO PERUANO: Campaña de Diálogo, Tolerancia y Reconciliación

Querid@s amig@s y herman@s peruan@s, hoy más que nunca necesitamos unirnos en un proyecto conjunto y común para resolver los problemas que nos afectan y que detienen nuestro desarrollo como sociedad. Los extremismos vengan de donde vengan no son viables como posturas para resolver nuestros conflictos y problemas sociales. Tampoco la exacerbación de la violencia y la discriminación. El dividirnos de cualquier forma solo permitirá que se continúen el sufrimiento y la violencia creciente. Necesitamos en este momento actual que las fuerzas más progresistas de nuestra sociedad tomen «cartas en el asunto».

Somos una sociedad milenaria y pacífica con muchas riquezas tanto naturales como humanas. Venimos construyendo desde muy antiguo un sentir en el que otros pueblos se sienten acogidos y en hermandad. No dejemos que algunas voces disonantes con lo mejor que anida en nuestros corazones se apropien de los destinos de nuestra patria.

Encumbremos los valores del buen trato, la amistad, la familia, el buen vivir, y el ser humano como lo más importante. Y permitamos que ellos nos guíen en esta construcción social. Entendiendo que «El bienestar de unos pocos es el bienestar de nadie». Y que no hay futuro de bienestar si dejamos de lado a nuestros hermanos.

Somos el país de todas las sangres y ese es nuestro legado y emblema; y siempre lo será. Está en nuestro ADN social. Este camino nos abrirá el futuro de par en par y nos convertirá, en el concierto mundial de naciones, en un ejemplo de sociedad a seguir por los demás pueblos.

Invitamos a todas las organizaciones y ciudadanos progresistas a posicionarse frente a la coyuntura actual a favor de la unidad y la construcción del diálogo, la tolerancia y la reconciliación, pilares de una nueva cultura más humana y más solidaria.

Impulsemos esta campaña de adhesiones para conformar un tejido luminoso y lúcido.

Aquí el enlace para adherirnos a esta petición:

https://chng.it/sQb8x4fR