En el mes de la no-violencia y en adhesión a la Marcha Latinoamericana por la paz y la no-violencia, el Centro de Estudios Humanistas de Buenos Aires, miembro del Centro Mundial de Estudios Humanistas, organiza este taller, con la coordinación de Néstor Tato.

Desarrollo: en dos módulos, los próximos sábados 2 y 9 de octubre, de 16 a 18 hs. (hora argentina). La inscripción estará abierta hasta el 30 de setiembre en:

https://forms.gle/vp2nYuLaNwWcifrU7

El modo de trabajo será en base a preguntas e intercambios, apuntando a esclarecer las creencias, rastreando cómo se produce el fenómeno y cuál es su origen.

La tendencia que se plantea en talleres y seminarios es a pensar y elaborar intelectualmente, manteniendo el hábito de racionalizar que caracteriza el tipo de pensamiento vigente. Eso hace que se dé tiempo para poder “profundizar”. Pues bien, en este taller hay que trabajar rápido, no “profundizar” nada. Responder lo primero que viene a la cabeza, ponerlo en el papel e intercambiar. Después se reflexiona, cuando se ha cotejado con la experiencia ajena y la propia.

Si no aparecen las respuestas que uno “quiere” o a uno “le gustan”, no importa. Importa que aparezcan respuestas con encaje y para eso se necesita presión y tiempo. Bajo esas dos condiciones la conciencia entrega por sí misma las respuestas con encaje. Primero, presión para que se internalice la pregunta y geste la inquietud interna que pone en marcha los mecanismos más profundos de conciencia. Incorporada la pregunta en la corriente de conciencia, con el tiempo entrega su resultado. Por eso es necesario que el trabajo sea de producción espontánea. Entonces, puede que no se encuentre una respuesta “satisfactoria” a la luz de las creencias previas. No importa, mientras se introduzca la pregunta en la corriente de pensamientos. Será la misma insatisfacción la que mantenga la búsqueda activa y, ya sea durante el taller o después, la respuesta aparece. Si no se cumple esta pauta, el taller pierde la fuerza creadora que impone a los participantes.

Quizás ésta sea la novedad de la propuesta de trabajo, además del intento de producir una visión coherente del problema de la violencia.