Un juez de la Corte Federal de Manhattan, Nueva York, dictó este martes cadena perpetua, más 30 años, para Juan Antonio ‘Tony’ Hernández, hermano del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández. El ex diputado fue hallado culpable en octubre de 2019 de varios cargos relacionados con el narcotráfico.

La Corte también ordenó el decomiso de 138,5 millones de dólares y la Fiscalía pidió confiscar una serie de bienes de Hernández y sus testaferros.

En más de una ocasión, fiscales federales han acusado al actual presidente de Honduras de haber recibido, a través de su hermano, dinero del narcotráfico para financiar su campaña electoral de 2013, así como de haber aceptado sobornos de narcotraficantes a cambio de proteger sus actividades delictivas.

Las nuevas acusaciones involucrarían también al exjefe de las fuerzas armadas hondureñas René Ponce Fonseca, al actual fiscal general Oscar Chinchilla, a ex altos mandos de la Policía y a políticos.

Tras el fallo y la condena en Nueva York, el futuro podría ser aún más sombrío para Juan Orlando Hernández. Sin embargo, no hay que perder la perspectiva de lo que está en juego y del papel que están jugando los diferentes actores involucrados.

“Aunque este fallo nos alegra, no es el momento de triunfalismos. Debemos analizar qué es lo que se está gestando en Honduras, cuáles van a ser los próximos pasos de Juan Orlando (Hernández) y de su equipo y cómo los sacamos del poder”, dijo a La Rel, Bertha Oliva, coordinadora de Cofadeh.

“Se trata también de dignidad nacional. El hecho de que sea un tribunal de otro país el que asume el papel de hacer justicia, mientras nuestro sistema judicial reproduce una cultura de impunidad ante la violación sistemática de derechos humanos, es algo insoportable”, agregó.

Para Oliva es cada vez más necesario avanzar en la definición de estrategias comunes para ver cómo se recupera el país de la narco dictadura, que ha tomado el control de las instituciones a partir del golpe de 2009.

“Desde Cofadeh cargamos con el dolor de esta Patria herida y nos mantenemos atentas, organizadas y unidas ante los desafíos que nos esperan”, concluyó.