Ante las medidas anunciadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular), de confinar a la población de los barrios donde hay más casos de Covid19, que coincide con las zonas más pobres y peor cubiertas por los servicios públicos, la ciudadanía ha respondido con movilizaciones en distintos puntos para denunciar sus «políticas segregacionistas» y pedir la dimisión de Díaz Ayuso.

Este vídeo muestra una de las concentraciones, en Vallecas, ante las puertas de la Asamblea de Madrid.

https://www.facebook.com/watch/?v=338614060818359&extid=mhhZIrAgE3UiBCGD

Las medidas suponen la no salida del barrio, no poder llevar a los niños al parque, etc. Pero sí se puede ir a trabajar, a clase o salir por razones de obligado cumplimiento, del mismo modo que se puede ir a las casas de apuestas, por ejemplo.

Esto implica que se va a salir de las zonas afectadas o que es posible la movilidad porque a la «economía» le va bien, pero que las personas no cuentan una vez más. Solo tener que tomar los medios públicos de transporte, donde hay un hacinamiento total, supone un riesgo enorme, algo a lo que no ha dado respuesta el gobierno madrileño.

Del mismo modo, que en las medidas presentadas por Ayuso tampoco están contemplado ampliar medidas sanitarias; por contra, la política regional sigue privatizando servicios públicos.

Para llevar a cabo las medidas anunciadas, que entrarán en vigor este lunes 21 de septiembre, ha contado inevitablemente con el apoyo de Ciudadanos, con quienes conforman gobierno, y cuya cabeza visible en el gobierno regional es el vicepresidente Ignacio Aguado.

La situación de la Comunidad de Madrid, la región con más casos de Coronavirus en España, está llegando a una nueva situación de desborde. Y ello, por diferentes razones pero especialmente -según los convocantes de las protestas- por el hacinamiento, la precariedad y la falta de recursos públicos, como apuntábamos más arriba.

La «incompetencia, improvisación y deriva del gobierno regional» es alarmante y está llevando a los madrileños a una situación grave. Ante la cual, están anunciadas para los próximos días, movilizaciones en el sector sanitario y educativo, donde son más palpables las medidas o falta de las mismas de Ayuso. La preocupación por las políticas regionales es máxima en este momento en Madrid.