Josep Pàmies: «El enfermo es un cliente para la industria farmacéutica»

13.07.2020 - Antonia Utrera

Este artículo también está disponible en: Francés, Catalán

Josep Pàmies: «El enfermo es un cliente para la industria farmacéutica»
(Imagen de www.acelobert.com)

El municipio de Pailón en Bolivia acaba de aprobar el uso del MMS (dióxido de cloro) eso  sí, con prescripción médica. Es una muy buena noticia que algunos gobernantes empiecen a dar un voto de confianza a este producto de bajo coste con el que ya se está trabajando desde hace siete años y que ha demostrado ser eficaz en la cura y prevención de enfermedades como la malaria, el ébola y la covid-19. Es una muy buena noticia para todos excepto para la industria farmacéutica, quien dejaría de facturar millones.
A continuación la entrevista publicada en la Revista Acelobert Barcelona el pasado mes de junio 2020 a Josep Pàmies, un agricultor gran defensor de las plantas y productos como el MMS para curar enfermedades, que vive en Cataluña, España, y que lleva meses luchando para que investiguen y aprueben el uso de este producto en su pais, tal como ha sucedido en Pailón, Bolivia.

«La lejía es hipoclorito de sodio, no nos equivoquemos, el hipoclorito de sodio puede matar, en cambio el clorito de sodio, el MMS, puede salvar de muertes rápidas ó muy largas»

En su web dolcarevolucio.cat se pueden leer centenares de testimonios de personas de todo el mundo que han sufrido enfermedades graves y estas han sido superadas gracias a las plantas medicinales y a las recomendaciones de Josep Pàmies, un agricultor nacido en Balaguer, provincia de Lérida,el 29 de Abril del año 1948. Sus videos reciben millones de visitas en pocos días, videos que sorprendentemente desaparecen rápidamente de su canal de Youtube. Este hombre censurado, perseguido y calumniado no está solo, detrás de él hay más de diez mil personas que conforman la asociación Dulce Revolución, para apoyar y difundir su trabajo de investigación de plantas medicinales de bajo coste para la salud.

Encontrar stevia hoy en dia en las estanterías de muchas tiendas y comercios no tiene nada de extraordinario, si no fuese porque detrás de esta normalidad hubo una lucha de más de quince años. Hablamos con Josep Pàmies, el hombre que estuvo al frente de esta lucha, para que nos lo cuente de primera mano. Vamos hasta Balaguer, su pueblo natal donde la familia Pàmies tiene la agrotienda y el vivero de plantas. Enseguida que nos ve llegar se acerca hasta el coche para saludar. Hay personas que parecen no tener edad, nuestro entrevistado es una de ellas. Nos encontramos con un hombre sencillo y próximo, vital, alegre, tranquilo y sobre todo libre, libre en el pensar, en el sentir y en el actuar.

Su popularidad empezó con su defensa de las plantas medicinales…

Mi pasión siempre ha sido la agricultura, pero claro, la agricultura química. Yo nací en este mundo de la revolución verde, después de la segunda guerra mundial, y creímos que los “venenos” que hablaba Monsanto y Novartis eran necesarios para hacer más alimentación y acabar con el hambre del mundo. Pasaron los años y yo veía que mis tierras se habían intoxicado, también había menos hambre en el mundo que en años atrás, y que aquello no era una solución sino un engaño. Además, las plantas que yo mataba con herbicidas más tarde vi que eran grandes productos alimentarios y medicamentos. Que equivocado estuve durando muchos años.

Mucha indignación…

Si, cuando haces este camino de retorno te sientes muy indignado por los engaños de este sistema a todo el mundo, en todas las fases del conocimiento. Hemos sido dirigidos desde hace muchos años hacia lo que quería una élite y bien… Desperté hace unos veinte años de esto con una planta que se llamaba stevia. Todavía no era agricultor ecológico, pero hacía muchas cosas que Ferran Adrià, Santi Santamaria i Quique Dacosta, todos cocineros de alta cocina, me pedían. Trabajaba para ellos, y por qué no haces stevia?-No sabían lo que era. Yo les decía “Esto es una planta dulce para hacer platos de cocina extraordinarios. Además de esto va bien para la diabetes, hipertensión, colesterol y para los triglicéridos”. Asi que además es buena para ayudar a curar esta pandemia ya que cuatrocientos millones de personas en el mundo tienen diabetes e hipertensión.

¿Entonces…?

Hicimos más stevia de las que necesitaban los cocineros y la llevé a Mercabarna y fue cuando los gobiernos empezaron a atacarme y a prohibirla. Venderla a estos cocineros no suponía ningún problema, no decían nada, pero cuando un campesino la lleva a un mercado y esto puede provocar que miles de personas descubran esta historia, entonces ya no gustaba. La misma administración fue quién me persiguió e intentó cerrarnos la empresa, siempre atacando la stevia, todos los gobiernos! hasta que conseguimos que fuera legal.

¿Cuánto tiempo tardaron en legalizar la stevia?

Pues casi quince años, desde que empecé esta lucha hasta el año 2017.

La stevia es una planta no tóxica que ya se utilizaba en todo el mundo, es así?

Sí, en todo el mundo menos en Europa. Ahora ya es legal. La lucha la teníamos que llevar aquí, y esto me ha demostrado que hay unos intereses muy mafiosos dentro de cada gobierno, para que no cedan a presiones. Imagina que esta planta la tomara todo el mundo que es diabético, bajaría en picado la venta de insulina, de medicamentos para la diabetes tipo 2, para los hipertensos, para el colesterol, etc. Todos estos negocios se acabarían y como ya sabemos, los gobiernos están para mantener el negocio farmacéutico.

¿Hay más plantas no tóxicas en la actualidad, que continúan siendo prohibidas?

Claro, esto me llevó a investigar, me dediqué a ver cuales estaban prohibidas, porque aquí tenían que estar todas. Aquí estan todas las plantas prohibidas que no quiere el gobierno. Y claro no las podemos vender en el herbolario que tenemos, pero si las podemos vender como plantas. No pueden prohibir que tú vendas una planta “prohibida” para que la gente se las cultive. Tenemos que informar a la gente que ellos se pueden cultivar las plantas “prohibidas”, porque normalmente son las más potentes para ayudar a la gente.

¿Por qué están prohibidas?

Están prohibidas para evitar que haya un colapso en la industria farmacéutica, porque si realmente esto llega a la gente, esta información nuestra, habrá un colapso total de la industria farmacéutica. Porque son mucho más efectivas las plantas que no estos medicamentos que están hechos no para curar sino para cronificar la enfermedad y con muchos efectos secundarios. Hoy en día son la tercera causa de muerte los medicamentos, en cambio las plantas no matan a nadie. Esta persecución solo es de interés económico, todos los gobiernos, de izquierdas, de derechas, de centro, todos los gobiernos, persiguen estas plantas, por lo tanto es muy difícil en este momento creer en ningún político.

Las personas sanas no dan beneficio…

 «Los medicamentos son la tercera causa de muerte, en cambio las plantas no matan a nadie»

El enfermo es un cliente para la industria farmacéutica, lógicamente la Bolsa penaliza a las empresas que hacen medicamentos que curan, esto pasó con la empresa Gilead, que hizo un medicamento para curar la hepatitis C, que curó. Esta empresa dejó de facturar millones de euros, cayó en desgracia en Bolsa porque era un medicamento que curaba la hepatitis C, con efectos secundarios o no, pero curaba. En que invierto en Bolsa? En industria farmacéutica que no baja nunca….

Hablamos de plantas, ¿hay algunas para prevenir enfermedades?

Nosotros desde la asociación ‘’Dulce Revolución” decimos, como prevención no hace falta que  tomes, come bien, no te intoxiques con comida del supermercado, come del campo que es una cosa viva, verduras, fruta, legumbres, y si no eres vegetariano, carne bien criada, normalmente la gente que come bien, no enferma. Yo no tomo ninguna hierba, si viene una gripe o un coronavirus tomaré artemisa que sube el sistema inmunológico, pero normalmente si comemos bien y pensamos bien, difícilmente necesitaremos plantas medicinales. Claro, entonces también estamos perjudicando otra industria que es la medicina alternativa con muchos complementos y muchas vitaminas y muchas pastillas… Es cuando decimos “come bien, piensa bien y come poco” y entonces también vas contra otra industria que cada día se está haciendo más potente, de complementos alimentarios, de super-alimentos, todo esto está muy bien si lo puedes necesitar, si estás muy jodido, pero no cada día diez o doce pastillas de cosas naturales….

¿Para las enfermedades mentales hay alguna planta?

Lo primero es sacar trigo, sacar lácticos y sacar azúcar a una persona que tiene estos problemas mentales, esto es lo que tranquiliza ya al humano, a partir de aquí yo he ido conociendo, por ejemplo la “calanchoe pinnata”, la planta de Goethe, él no la utilizaba para el cáncer como la utilizamos ahora, como antitumoral, Goethe la utilizaba para bajar de las “nubes creadoras”. Normalmente la gente que tiene algún “trastorno mental” son la gente más creativa, son los que ven a Dios, están un poco locos, están en otro plano y Goethe estaba en este otro plano cuando era creador… Pero cuando quería bajar y hablar con los amigotes de fútbol y otras cosas, masticaba esta planta, la “calanchoe pinnata”, y se relajaba y bajaba al nivel de los otros mortales… Pero para ser creativo tienes que ser un poco loco. También está la “nepeta cataria”, con la que los gatos se tranquilizan muchísimo, es la hierba gatera, la marihuana de los gatos, que a los hombres y mujeres nos relaja. La “tulsi”, la albahaca sagrada de India, también te relaja.

El año pasado sufrió una angina de pecho que superó gracias a la farmacopea tradicional…

Descubrí un cardiólogo, Manel Ballester, que me dijo: -”tú no tienes nada, tú lo que tienes son problemas de angustia que no sabes resolver, yo que he estado muchos años dirigiendo trasplantes de corazón, el 80% de los trasplantes de corazón hoy en día no los haría, los trataría previamente para que marchase esa angustia, que sus chakras se abrieran, el chakra del diafragma, el chakra del corazón, y volvieran a respirar. Porque a ti lo que te pasa es una contracción de la musculatura arterial, cuando tienes una angustia”. Está claro, estos años he tenido muchas presiones y cuando tú tienes un impacto emocional, familiar o empresarial, o presiones de estas mafias que me están atacando, pues la musculatura arterial se me contrae aquí en medio, entonces no pasa la sangre, me hace daño el pecho y puede acabar en infarto. Tengo que respirar muchas veces muy profundo, porque te aprietan mucho.

¿Entonces tomó algún medicamento?

Si, durante dos, tres meses, tomé dos medicamentos que me recetaron y después este doctor me dijo, -“te los puedes sacar todos, no tienes nada, cuídate, toma magnesio”. Y esto hago, tomo magnesio y alguna planta, pero como que soy gandul para hacer infusiones, ahora no tomo nada…-dice riendo.

¿Qué es “Dulce Revolución”?

Al inicio con la stevia ya tuve muchos problemas y unos compañeros me dijeron -“¿por qué no creamos una asociación para ayudar a difundir las propiedades de la stevia?” porque son cuatro millones de personas en España y seiscientas mil en Cataluña que son diabéticos, tenemos mucho trabajo por delante solo con una planta, entonces creamos “Dulce Revolución”, dulce por la dulzura de la stevia y revolución porque queremos que sean revoluciones pacíficas, de cambio de conciencia y no revoluciones como la que todos conocemos que al final todas han fracasado. Cuando hay una revolución violenta acaba volviendo otra vez el modelo que habías combatido, por lo tanto entendemos que la Dulce Revolución tenía que significar esto y es lo que ha sido a partir de aquel momento.

Usted recomienda el MMS para combatir el Covid-19.

Era una intuición, nosotros conocíamos el MMS desde hace más de diez años y en África hemos regalado cientos de litros, vimos como una malaria se curaba en horas, un Ebola en tres días, lepra, ántrax, hay de todo esto en África y nuestros compañeros yo no he ido nunca a África, estamos en contacto continuamente con ellos cuando se  van a África con el MMS y la artemisa no tienen ningún problema y pueden curar miles de personas.

Y grabó un video….

Si, este llamamiento que hice por video a los inicios cuando todavía no estaba avisada la censura y antes de que lo cortaran, habíamos llegado a un millón doscientas mil visitas a este video, entonces mucha gente le impactó y empezaron a tener curiosidad. Ya hay miles de personas en España que lo utilizan para casi todo, claro es un producto que parece extraño que pueda ir bien para un cáncer, una malaria, un Ebola, un virus, el que sea… Yo lo tengo en casa, lo he utilizado raramente, muy pocas veces, pero me da una seguridad tan enorme, si yo agarro algo lo tomaré y me curará, palabra maldita tanto para los gobiernos _parece extraño, no?_ cómo para la industria farmacéutica.

¿Qué es el MMS?

El MMS es clorito de sodio y siempre me han acusado que yo estoy recomendando lejía, no!, la lejía es hipoclorito de sodio, no nos equivoquemos, el hipoclorito de sodio puede matar a la gente si se lo toman, en cambio el clorito de sodio puede salvar de muertes rápidas o muy largas. A partir de la sal común, del cloruro de sodio, sale el hipoclorito de sodio, que es la lejía y sale también el otro, el clorito de sodio que es el MMS, que se utiliza para desinfectar la sangre para las transfusiones, entonces no será tan malo cuando está autorizado por la Unión Europea como medicamento huérfano para la esclerosis lateral amiotrófica, Ele, no hay ningún remedio y con esto se mejoran mucho.

¿Cómo se toma el MMS?

El clorito de sodio se tiene que hacer con una mezcla, un ácido como es el limón o ácido cítrico, el ácido clorhídrico genera lo que decimos dióxido de cloro, ClO2, y esto, ¿qué hace dentro de nuestra sangre? Pues que el cloro se junta con el sodio y lo expulsa en forma de sal común y quedan dos moléculas de oxígeno extraordinarias dentro del cuerpo que hacen que se oxigene. Por eso con el coronavirus tenemos miles de personas que se están ahogando por esta neumonía, toman MMS y al cabo de un día ya no se ahogan, ha bajado la inflamación y ha dado oxígeno que no entraba porque los pulmones estaban ya muy afectados, y todo esto en cuestión de horas… Lo suponíamos pero está claro, al ver los primeros casos que esto funcionaba, pues esto lo teníamos que ventilar.

¿Pero está prohibido su uso?

Si, por eso hemos pedido a los gobiernos que por favor retiren la prohibición de esta sustancia que está comprobado hasta la saciedad que no es tóxica, que por favor, probéis esto, que no tiene coste, nosotros hemos ofrecido clorito de sodio gratis a todos los sanitarios que nos lo han pedido. Estamos segurísimos, al cien por cien, que hemos encontrado la solución con este tema y con tantos otros. No se tiene que utilizar de larga duración este producto y lo máximo que observamos son vómitos o náuseas, pero que sepáis que los animales que son mamíferos como nosotros les damos una gota por kg y a nosotros una gota por 4 kg. Lo tengo tan probado en millones de animales y no hay ninguno que se muera sino que se curan de prácticamente todo. Es por eso que los veterinarios de Cataluña también nos han denunciado porque se les jode también muchos clientes.

¿Cómo se prepara?

Nosotros informamos de los protocolos de uso desde la Dulce revolución, pero no podemos venderlo porque esto sería penalmente perseguido, solo por hablar de las propiedades ya nos ha sancionado la Generalitat con seiscientos mil euros a mí y noventa mil a Dulce Revolución. Esto lo ganaremos con los recursos que estamos haciendo. En los protocolos que compartimos se explica muy bien cómo hacer para que no tenga consecuencias negativas. Una contra indicación es la gente que se está tomando anticoagulantes, puesto que esta sustancia hace la misma función que un Sintrom y similares, entonces en este caso no tienes que tomar MMS, en todo caso hablar con tu médico para que te vaya controlando los niveles.

¿Se puede hacer una mala administración?

Sí, es posible, ha habido cuatro casos de mala administración en todo el mundo, ya hace tiempo, cuatro intentos de suicidio, con dos mil veces más que las dosis que recomendamos y no consiguieron suicidarse. Pero gracias a estas cuatro personas que lo pasaron muy mal y no se pudieron suicidar, la OMS hizo una alerta mundial para prohibir este producto, pero de los medicamentos que matan miles de personas, doscientas cuarenta mil personas en Europa que matan los medicamentos, de estas no dice nada la OMS, por lo tanto esta alerta que el gobierno y la Generalitat han seguido sin investigar a ver si la OMS dice la verdad o no, ya todo el mundo está viendo que hay una corrupción dentro de la OMS, que está financiada por las empresas farmacéuticas totalmente privadas. ¿Nosotros tenemos que hacer caso a un organismo privado? ¿Y los gobiernos tienen que hacer caso a Bill Gates? Los gobiernos ya no la financian y se ha vuelto en un organismo privado.

¿Podéis demostrar que funciona?

Si, y no tienen en cuenta nuestras sugerencias cuando les demostramos con testimonios y testimonios que se han curado de coronavirus, de malaria, de cáncer. ¿No sirven de nada? Pues no, la Generalitat lo que hace es prohibirnos que colguemos nuestros testimonios en la web de Dulce Revolución y como que no obedecimos, nos jodieron noventa mil euros de multa a la asociación, entonces los retiramos, porque podía llegar a un millón de euros. En cambio, lo que están recomendando hoy en día que es la cloroquina o la hidroxicloroquina, los efectos secundarios provocan muchos infartos y otros efectos secundarios tremendos.  Habrán consecuencias penales después con todas las personas que quieran acusar penalmente a esta gente.

¿Tenéis resultado de las pruebas que está haciendo en Latinoamérica, Andreas Kalcker, el científico alemán que hace 13 años que investiga el MMS?

Extraoficialmente si, son resultados que funcionan en 24 horas, sobre todo en el hospital de Colombia, parece que hay alguna también aquí en Madrid, pero callan porque parece que hay una presión muy grande, se espera que el 1 de junio se tengan ya resultados oficiales.

Habéis escrito al Papa de Roma…

Si, hemos enviado cartas con esta información al Papa, al Trump, al Ministerio de Salud, nadie nos ha contestado, esperamos respuestas (dirigiéndose a la cámara) porque si no las dais el pueblo nos organizaremos por nuestra cuenta y dejaremos de creer en los gobiernos y dejaremos de creer en el Papa, porque no estáis con nosotros.

¿Qué piensa de una revista como esta, que da apoyo al comercio de proximidad?

Tenemos que proteger la proximidad, será la clave, el comercio de proximidad tiene muy futuro, tenemos que reinventarnos y explicar a nuestros vecinos que “ya no es solo para poder mantener mi pequeña tienda, es también para que vosotros tengáis más seguridad, porque cuando nos consultáis algo, si esta ropa está hecha aquí, si esta fruta es de calidad, una persona que vive de su negocio te la contestará el día siguiente si no puede en aquel momento”. Esta interactuación con nuestros comerciantes, con nuestros productores es básica porque si no tenemos esto de ayudarnos entre nosotros, ¿qué futuro nos espera? Trabajar todo el mundo en grandes granjas industriales, como esclavos, y después salir con una renta básica para comprar lo que podamos a Amazon y los grandes supermercados? Vamos hacia aquí si no queremos esta alegría local, de los barrios, con esta vida social, con el tendero, la tendera, el productor… Si no hay esta vida social, ¿qué ciudad nos espera? Tenemos que volver hacia aquí porque esto nos dará vida otra vez, emocional y económica también, porque volveremos a recolocar nuestros productos, tenemos que convencer a la gente…

¿Cómo ve el futuro?

Yo siempre lo veo en positivo, todo lo que nos está pasando es para aprender, hemos cometido errores, los tendremos que asumir, nos tenemos que equivocar muchas veces y con esta crisis nos daremos cuenta que hemos estado viviendo en una ficción, que se puede ser feliz con menos, ahora echamos de menos un abrazo, esto es mucho más importante que toda la parafernalia que hemos vivido. Volveremos a ser felices con menos. Daremos el premio Sant Jordi a los que saben vivir con menos sin pedir caridad, el que sabe vivir con poco es un tesoro.  Y no una renta básica, todo el mundo tiene dos manos y un cerebro para poder arrancar de la tierra o hacer unas alpargatas, o una ropa, como para saber ganarnos las algarrobas que necesitemos para el día a día, no? ¿Tenemos que esperar que alguien nos dé un trabajo de miseria y esclavitud?, somos capaces de todo sin ayuda de subvenciones y del Estado que siempre son interesadas. Tenemos que ayudarnos entre nosotros. Y decirnos, “no competiremos nunca más, compartiremos conocimientos”, que tú puedas empezar tu proyecto y seas independiente. Tenemos que dar herramientas para que la gente tenga esta independencia con aquello que él sabe hacer. Se ha acabado.

Por: Antonia Utrera

Fotos: www.acelobert.com

Categorías: Entrevistas, Internacional
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.