Redescubriendo la cultura Tzeltal Maya. 4 – Los médicos tradicionales

28.11.2019 - Claudio Rossetti Conti

Este artículo también está disponible en: Italiano

Redescubriendo la cultura Tzeltal Maya. 4 – Los médicos tradicionales

Las personas de las comunidades tzeltales que conforman la categoría de médicos tradicionales asumen diferentes roles sociales: curanderos, hueseros, parteras y hierberos son sólo algunas de estas subcategorías. Don Leonardo, un anciano curandero, me cuenta cómo se producen fuertes enfermedades en jóvenes chamanes que no son conscientes de sus dones. «Incluso aquellos que se niegan a servir a la comunidad pueden tener una fiebre severa, que puede llevar a la muerte del cuerpo».

Según el sistema de creencias tzeltal, los dones espirituales no pueden ser transmitidos, sino que son recibidos en sueños por diferentes entidades. Los espíritus de los santos católicos o de los antiguos mayas visitan a los predestinados en un sueño, advirtiéndoles de su misión y dándoles el material para usar durante sus rituales. La curandera doña Carmen, por ejemplo, recibió como regalo flores blancas en una visión que tuvo doce años de un hombre alto con barba, vestido con una túnica blanca. Pocos días después de la primera visión, Jesús y Nuestra Señora se le aparecieron por primera vez en un sueño, explicando su misión y diciéndole que se distinguiera de los falsos curanderos a través de una ética basada en el servicio desinteresado a los demás. Doña Carmen todavía usa esas flores blancas hoy en día durante sus rituales de curación.

Don Carlos, un huesero que vive en una comunidad, a los once años vio una noche a una persona sentada en el techo de paja de su casa. Esta persona emanaba una luz blanca intensa y llevaba una túnica blanca y zapatos del mismo color. Le preguntó si no tenía miedo de la oscuridad de la noche y desde entonces comenzó a aparecer en sus visiones. Se presentó como su maestro personal y comenzó a entrenarlo en el arte de manipular huesos rotos, dislocados y rotos. «Cuando el caso es grave, el día antes de conocer a la persona a curar, mi amo se me aparece y me muestra cómo manipular la parte lesionada del cuerpo. A menudo me habla de la causa de las lesiones y me da consejos para la persona. Le pido a la persona que me confirme al día siguiente y trabajo como me enseñaron. Nadie me ha enseñado nunca a manipular el cuerpo, excepto mi maestro. Vivo del trabajo del campo y no cobro por mi servicio; dejo a la voluntad de la persona decidir si me hace o no una oferta económica. Sé que, si empezara a imponer un costo, el regalo me sería arrebatado, tal como me fue concedido. Me llaman en diferentes comunidades, la gente me conoce. Estoy tratando de dejar este conocimiento como un regalo para algunos de mis hijos, pero ninguno de ellos ha aprendido. El don se recibe, no se aprende. Algunos predestinados sueñan con los espíritus de nuestros mayores que les regalan las jicaras (frutos secos redondos que se utilizan como cuencos o recipientes), símbolo del huesero».

Las parteras se pueden comparar con nuestras comadronas y se ocupan del embarazo, el parto y la convalecencia de las mujeres. «Mezclamos rituales, el uso de plantas medicinales con conocimientos antiguos relacionados con el parto», dice sonriente doña Guadalupe. «Los partos tienen lugar en los hogares de las personas; masajeamos el vientre de la mujer embarazada para conocer la posición del niño y cambiarla cuando sea necesario. Si el niño está sentado o sonriendo, entonces el asunto se complica», continúa la partera. «Algunas de nosotras recibimos instrucciones visuales sobre cómo masajear nuestras barrigas, nuestros maestros nos visitan mientras dormimos y nos enseñan. La placenta está enterrada detrás de la casa junto con el cordón umbilical: es un regalo para la Madre Tierra y si no se ofrece puede llevar a la muerte del recién nacido y a la persecución por parte de entidades malvadas contra su familia. Recomendamos qué alimentos comer para acelerar la curación de la nueva madre».

En la zona del bosque vive una pequeña comunidad de cuatro familias, en la que Don Artemio es el punto de referencia de los pueblos cercanos. Debido a una quemadura en las plantas de mis pies que me impedía caminar, prolongué la visita deteniéndome en su casa durante ocho días. El viejo me midió con los ojos, salió en silencio y regresó unos minutos más tarde con un palo recién formado de la planta de café. No hace falta decir que el tamaño era perfecto. Me dio a consumir alimentos considerados fríos, para contrarrestar el calor de la quemadura y me aplicó a las heridas el gel hecho de la planta de aloe. «Las plantas se me aparecen en un sueño y me explican sus funciones», reveló el anciano hierbero. «Debo la mayor parte de mis conocimientos a la Madre Tierra. Algunas enfermedades espirituales derivan del maltrato de nuestra Madre; a menudo envenenamos nuestros campos y no consagramos la tierra en la que vivimos. Todo esto nos lleva a la ruptura de un equilibrio sagrado y esto nos lleva a la enfermedad. Es mi deber ayudar a los miembros de la comunidad; los dones que recibimos deben ser compartidos con aquellos que necesitan ayuda, de lo contrario existe el riesgo de que nos los quiten o que nos lleven a la enfermedad».

Foto: El 3 de mayo, día de la Santa Cruz, los curanderos se reúnen alrededor de fuentes de agua, ríos o lagos para agradecer y pedir abundancia durante todo el año. A veces en el mismo día se colocan cruces y se cambian cerca de las fuentes previamente bendecidas por el curandero. Este ritual se manifiesta en peticiones de perdón y ofrendas a la Madre Tierra (en este caso tamales, cigarrillos y caldo de pollo en la olla azul) que se entierran frente a la cruz. El collar de semillas de frijol usado por Don Leonardo representa la religión sincrética a través de la presencia de la cruz católica.


Traducido del italiano por Estefany Zaldumbide

Categorías: Humanismo y Espiritualidad, Norteamérica, Pueblos Originarios
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 08.12.19

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.