El Destino de la Tierra: La importancia de los incendios amazónicos y siberianos

30.08.2019 - Countercurrents

Este artículo también está disponible en: Inglés

El Destino de la Tierra: La importancia de los incendios amazónicos y siberianos
(Imagen de LQD-Denver / CC)

Por el Dr. Andrew Glikson

A medida que los incendios se extienden a lo largo de decenas de miles de kilómetros cuadrados de la selva amazónica, denominados los pulmones del planeta, producen alrededor del 20 por ciento del oxígeno de la atmósfera, con unos 72.843 incendios en Brasil este año, donde los incendios a tal escala son poco comunes, así como a través de Siberia, Alaska, Groenlandia, el sur de Europa y otros lugares, anuncian un mundo en el que el aumento de las temperaturas y las sequías abruman a los hábitats, la flora y la fauna originales (Figura 1).

A medida que las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia se derriten progresivamente, a más de 6 veces más rápido que durante los años setenta, los trópicos se expanden y los desiertos áridos invaden las zonas templadas de tipo mediterráneo a un ritmo de 56-111 kmper-década, las regiones fértiles de la Tierra son reemplazadas progresivamente por entornos menos adecuados para la agricultura.

Según los informes, «el propio cambio climático está alargando las estaciones secas y haciendo que los bosques sean más inflamables. El aumento de las temperaturas también está provocando incendios forestales tropicales más frecuentes en los años en que no hay sequía. Y el cambio climático también puede estar impulsando la creciente frecuencia e intensidad de las anomalías climáticas, como los eventos de El Niño que afectan la intensidad de la temporada de incendios en la Amazonía».

Figura 1 (A) Bosque pluvial amazónico en llamas; (B) Una columna de humo caliente que emana de los incendios amazónicos; (C) La ola de incendios forestales en Siberia desde julio de 2019, alcanzando 6,4 millones de acres.

El ritmo del calentamiento global es asombroso para los científicos del clima. En los últimos 70 años, más o menos, grandes cambios en las zonas climáticas y una oleada acelerada de fenómenos meteorológicos extremos -ciclones, inundaciones, sequías, olas de calor e incendios (Figura 2)- están devastando cada vez más grandes extensiones de la Tierra.

Figura 2. Eventos climáticos extremos alrededor del mundo de 1980-2018, incluyendo terremotos, tormentas, inundaciones, sequías. Munich Re-insurance.

Sin embargo, a pesar de su fundamento en las leyes básicas de la física (las leyes de radiación del cuerpo negro de Planck, Kirchhoff’ y Stefan Boltzmann), así como las observaciones empíricas en todo el mundo de los principales organismos de investigación climática (NOAA, NASA, NSIDC, IPCC, Organización Meteorológica Mundial, Hadley-Met, Tindale, Potsdam, BOM, CSIRO y otros), el origen antropogénico, la escala y el ritmo del cambio climático siguen siendo subestimados, y el tema de la negación y las falsedades se propagan ampliamente. El cambio climático extremo sigue siendo contraproducente para muchos, y mucho menos para aquellos casos en los que la mitigación potencial podría afectar a los intereses económicos creados.

Los científicos del clima se encuentran en un dilema similar al de los médicos, comprometidos a ayudar a los enfermos y que se enfrentan a situaciones en las que necesitan comunicar un diagnóstico grave. ¿Cómo le dicen a la gente que la actual ola de ciclones, islas devastadoras desde el Caribe hasta las Filipinas, o las inundaciones que devastan las regiones costeras y los valles fluviales desde Mozambique hasta Kerala, Pakistán y Townsville, sólo pueden intensificarse en un mundo que se está calentando rápidamente? ¿Cómo le dicen los científicos a la gente que los niños están creciendo en un mundo en el que la supervivencia por debajo de una temperatura media superior a los +2 grados centígrados (por encima de las temperaturas preindustriales) puede ser dolorosa y, en algunas partes del mundo, imposible, y mucho más aún, en algunas partes del mundo, inferior a los +4 grados centígrados proyectados por el IPCC?

El síndrome de Cassandra está vivo y bien. A lo largo de la historia, los mensajeros de las malas noticias han sido reprendidos o peor aún, y hoy en día se enfrentan a la renuencia de los medios de comunicación a publicar las terribles proyecciones sobre el cambio climático. Dados los escenarios desalentadores que los científicos del clima están viendo, a muchos les resulta difícil hablar sobre el tema, incluso entre amigos y familiares.

Dado que los niveles atmosféricos de CO2, metano y óxido nitroso han alcanzado un nivel combinado de cerca de 500 partes por millón, cruzando el umbral de derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida occidental y anunciando un cambio fundamental en el estado del clima terrestre, los incendios consumen gran parte de la tierra.

Parece que los parlamentos, preocupados por la economía, las cuestiones jurídicas y los conflictos internacionales, no consideran el futuro de la naturaleza y la civilización como una prioridad.

Andrew Glikson, científico de la Tierra y el clima


Traducción del inglés por Nicolás Soto

Categorías: Asuntos internacionales, Ecología y Medio Ambiente, Internacional
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.