Organizar las comunidades: ¿el desafío del futuro?

21.05.2019 - Redazione Torino

Este artículo también está disponible en: Francés, Italiano, Portugués

Organizar las comunidades: ¿el desafío del futuro?

¿Cómo empoderar a la sociedad civil? ¿Cómo encontrar soluciones a los problemas de las comunidades de personas? Partiendo de las relaciones.

A partir de esta sencilla premisa, el sociólogo y activista Saul Alinsky se propuso en la década de 1940 mejorar las condiciones de un barrio obrero de Chicago. Desde entonces, su método de «organización comunitaria» ha sido probado, testeado y desarrollado en varios países alrededor del mundo, trayendo resultados concretos a muchas comunidades.

El viernes 17 de mayo participé en una presentación de esta interesante práctica de ciudadanía activa destinada a formar «organizadores» para un proyecto piloto en un barrio de Turín, Barriera de Milán. Es una zona suburbana con una alta concentración de inmigración (siempre, primero desde el sur y ahora desde el extranjero) que presenta problemas de delincuencia menor, pobreza, emergencia de vivienda, integración, pero también muchas oportunidades, como siempre ocurre en realidades complejas. Por lo tanto, intento resumir, con respecto a los elementos que se han presentado y lo que he entendido, los principios en los que se basa.

En primer lugar, hay que construir el poder de acción (de hecho, las personas desfavorecidas no tienen poder porque están divididas), por lo que hay que partir de las relaciones y no de los problemas, empezando por conocer a las personas que componen la comunidad, escuchándolas. En este trabajo de conocimiento y cohesión es fundamental involucrar a las comunidades que mantienen unida a la sociedad (todavía llamadas organizaciones), es decir, escuelas, iglesias, centros de congregación en general, que son estables en el tiempo y están formadas por personas muy diferentes entre sí. Al mismo tiempo, es necesario crear un ecosistema de líderes, es decir, no depender de líderes «naturales», sino apoyar a las personas para que asuman responsabilidades y no hagan por otros lo que pueden hacer solos, es decir, hacer crecer a las personas. De esta manera se pueden abordar las problemáticas: transformar la protesta en propuesta, analizar el poder de entender quién tiene realmente la oportunidad de decidir y marcar la diferencia en un tema en particular y, en consecuencia, polarizar y personalizar el objetivo que se está pidiendo una respuesta (no «disparar en el montón» de una manera genérica, lo que no conduce a resultados). Toda esta práctica permite a las personas desarrollar una cultura de humildad y responsabilidad. Los «organizadores» que guían este proceso son los facilitadores que permiten el correcto desarrollo del método y son capaces de guiar a las comunidades para que alcancen metas factibles. Un famoso organizador comunitario fue Barack Obama, quien en la década de 1980 trabajó en este puesto en Chicago, en una zona desfavorecida con una clara mayoría negra, antes de entrar en la política.

Puntos en común con las experiencias italianas

Aunque es un método que nació y se desarrolló en los Estados Unidos, por lo tanto, en una realidad social muy diferente a la nuestra, encontré muchos aspectos interesantes, encontrando algunos puntos en común con algunas de mis experiencias como activista humanista y con algunos principios de la comunicación noviolenta.

Desde los años 90, el Movimiento Humanista, a través de asociaciones de voluntarios, organizó los «Centros de comunicación directa» en los barrios, con el objetivo de reconstruir el tejido social. Se han realizado muchas experiencias en ciudades de diversas partes del mundo. Un instrumento utilizado fue la «experiencia de la democracia directa», que invitaba a la población a expresarse sobre los temas más problemáticos del barrio (previamente identificados a través de investigaciones viales y puerta a puerta). De uno de estos experimentos en un barrio suburbano de Turín donde trabajaba, surgió el problema de una plaza abandonada, sin luz, que se había convertido en un cementerio de jeringas usadas. Organizamos por lo tanto una recogida de firmas para pedir una asamblea pública en el Municipio, que logramos conseguir con gran dificultad. En la reunión, a la que asistieron habitantes y comerciantes de la zona, surgió la absurda explicación de por qué esta plaza había sido abandonada a su suerte durante tantos años y la situación quedó resuelta gracias, sobre todo, a los técnicos de la municipalidad, que se hicieron cargo de la cuestión e introdujeron de inmediato pequeñas mejoras. Continuamos con la presión, también involucramos a jóvenes arquitectos para llevar a cabo un proyecto de reurbanización y lo presentamos. Hasta que la intervención fue incluida en un programa extraordinario financiado y, después de unos años, la plaza (Piazza Nazario Sauro) cambió su rostro. Fue una experiencia pequeña, pero muy gratificante si se tiene en cuenta lo difícil que es ver los resultados concretos del propio trabajo como activista voluntario.

Nuestro objetivo era, y sigue siendo, organizar la base social para cambiar lo que está mal, de una manera noviolenta. Entre los fundamentos de la comunicación, y luego de la acción noviolenta, están las relaciones, en particular la calidad de las relaciones: necesitamos un trabajo de autoconocimiento, no siempre quejarnos y culpar a los demás, aprender a encontrar soluciones creativas que no dañen a nadie y que nos permitan ir más allá de la evidencia, haciendo posible lo que parecía imposible. Siempre aprovechando sus propias cualidades y experiencias, ya sean negativas o positivas. Todos estos elementos se encuentran, según he podido entender, también en la organización comunitaria.

Por lo tanto, acogemos con satisfacción todas las prácticas que van en esta dirección, que buscan la convergencia, que pretenden superar el egoísmo individual, que crean comunidades cohesivas y solidarias, que abren la mente y el corazón al «otro». Esto sólo puede significar un beneficio para todos.

Daniela Brina


Traducción del italiano por Nicole Salas

 

 

Categorías: Cultura y Medios, Europa, Noviolencia
Tags: , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 09.12.19

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.