Ante las constantes amenazas del gobierno colombiano y estadounidense de una posible intervención militar en el territorio del hermano pueblo venezolano, diversas organizaciones sociales, populares y políticas se han unido en “La Caravana contra la guerra”.

Se trata de una iniciativa cuyo objetivo principal es enarbolar las banderas de la paz en las fronteras colombo-venezolanas, exigiendo una salida dialogada a los conflictos sociales y políticos.

La Caravana comenzó su andadura desde la ciudad de Bogotá el jueves 14 de febrero, tendiendo como destino la ciudad de Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

La primer parada rumbo a la frontera, se hizo en Tunja, Boyacá, en el que colectivos locales apoyaron con un firmatón por la paz y actuaciones por la vida.

En San Gil los marchantes fueron recibidos por campesinas y campesinos en el marco de un acto en defensa de los territorios.

La tercer estación de la caravana fue Bucaramanga, en el departamento Santander, donde se realizaron actos simbólicos con el fin llevar el mensaje de hermandad, unión, integración y paz.

El viernes 15 de febrero la Caravana llegó a Cúcuta, en donde se llevó a cabo una velatón, para exigir a los Gobiernos que el diálogo sea el único mecanismo de salida a los conflictos.

“Debemos insistir en que las fronteras deben ser territorios de paz, es por eso que todas las organizaciones que hoy están confluidas impulsamos esta iniciativa cuyo objetivo principal es estar en contra de una guerra que nos va a afectar a todas y todos” expresó Miguel Pinto Ardila, integrante del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos.

Finalmente, el puente Simón Bolívar fue protagonista de un acto simbólico de hermandad de los pueblos el sábado 16 de febrero. A las 9 de la mañana se produjo un “abrazatón” para fundir las resistencias de ambos países a la guerra en una sola, así como rechazar el odio y la desinformación orquestada por los medios de comunicación hegemónicos que ocultan la crisis social, política y económica que enfrenta Colombia.

Allí se instaló una bandera que declara a la frontera como un territorio de paz y hermandad de los pueblos, así como una zona que está en contra de la guerra.

 

 

Con información y textos extraídos de Colombia Informa

Imágenes de @Redepaz_Oficial y