Refugiados: ¿quiénes son los verdaderos «beneficiarios»?

08.11.2018 - Grecia - Marianella Kloka

Este artículo también está disponible en: Francés, Griego

Refugiados: ¿quiénes son los verdaderos «beneficiarios»?
Foto AVGI

Hace unos meses, el Transnational Institute y Stop Wapenhandel publicaron un informe titulado «Extendiendo la fortaleza». Son tanto organizaciones de investigación como de defensa de la democracia, la política y la exportación de armas. Este informe es la continuación de otro texto publicado hace dos años titulado «Guerras en las fronteras: los traficantes de armas se benefician de la tragedia de los refugiados». La conclusión de este primer estudio reveló que:

  • Las políticas migratorias y fronterizas de la UE se basan en el principio de que los refugiados y los migrantes constituyen una amenaza para la seguridad de Europa y que la solución a este problema es «la lucha contra la inmigración ilegal», una lucha que utiliza cada vez más medios y personal (para)militar.Los que han aplicado las políticas de la UE para abordar el problema mencionado han contribuido al desarrollo del mercado de la seguridad, a la construcción de muros, al suministro de equipo militar para la vigilancia de las fronteras y al establecimiento de sistemas de vigilancia.

    La industria que vende armas al Medio Oriente y al Norte de África, alimenta el conflicto, ignora los derechos humanos, reprime a la gente que huye de su país, es exactamente la misma industria que recibe la mayor parte de los contratos para la seguridad fronteriza.

    La industria del armamento y la seguridad ha desempeñado un papel importante en la definición de las políticas de seguridad fronteriza, lo que les permite ahora, a través de sus grupos de presión, mantener relaciones permanentes con los organismos europeos que trabajan en las fronteras e influir en las estrategias adoptadas por la UE.

 

¿Qué hay de nuevo en el segundo estudio de las dos organizaciones?

Para los aficionados a la cronología, año tras año podemos leer los pasos fundamentales que la UE dio de 1992 a 2006 hacia la externalización de sus fronteras, explicando que no se trata de un proyecto reciente que llega con urgencia para responder a la crisis de los refugiados, sino de una estrategia militar e industrial muy bien concebida. También hay elementos importantes en todos los acontecimientos políticos y cumbres que nos llevan, paso a paso y con cautela, a la creación de un Comisario de Defensa y al compromiso de los Estados miembros con un «presupuesto de defensa», en el marco del plan 2021-2027 de la UE, de 76.000 millones de euros.

Muestra, con porcentajes, el perfil de los países no comunitarios subvencionados por la UE para limitar la afluencia de refugiados. Por ejemplo, el 48% de los países (17 naciones) tienen un gobierno autoritario y sólo tres de ellos pueden considerarse «libres». El 34% de los países (12 naciones) presentan riesgos extremos para los derechos humanos, mientras que los otros 23 países presentan altos riesgos.

También hay otro punto, mucho más importante: los Estados de la UE siguen vendiendo armas a estos países incluso si alimentan nuevos conflictos, violencia y represión, y así contribuyen a la creación de nuevos refugiados. El valor total de las licencias expedidas por los Estados miembros de la UE para la exportación de armas a estos 35 países durante la década 2007-2016 supera los 122 000 millones de euros. El 20% de estos países están sujetos a un embargo de armas impuesto por la UE y/o la ONU, pero la mayoría de ellos siguen recibiendo armas de algunos Estados miembros, así como apoyo de la UE a sus fuerzas armadas y de seguridad en acciones relacionadas con la migración.

En una comunicación solicitada por el Foro Griego de Refugiados en una conferencia reciente, mencioné algunos nombres que creo que deberían ocupar un lugar «especial» en cualquier diálogo público sobre el tema de los refugiados, basándose en el contenido de este informe. El gigante armamentístico francés Thales, que también es un importante exportador de armas en la región, es un actor clave en el suministro de equipos militares y de seguridad fronteriza, así como de sistemas y equipos biométricos. Las principales empresas de seguridad biométrica son Veridos, OT Morpho y Gemalto (que pronto será adquirida por Thales). Al mismo tiempo, Alemania e Italia están financiando sus propias empresas de armamento -Hensoldt, Airbus y Rheinmetall (Alemania), Leonardo e Intermarine (Italia)- para apoyar proyectos de seguridad fronteriza en algunos países del Gran Oriente Medio, como Egipto, Túnez y Libia. En Turquía, se han adjudicado importantes contratos de seguridad fronteriza a fabricantes turcos de armas, como Aselsan y Otokar, que utilizan recursos para subvencionar sus propios esfuerzos en el ámbito del equipo militar. Estas son las mismas empresas que, con sus equipos, están ayudando a Turquía en sus ataques contra las comunidades kurdas.

 

La reflexión sobre la cuestión de los refugiados se limita a la gestión

¿Quién habla hoy de los refugiados y qué dicen? Todo el mundo habla de ello y eso es positivo. Hasta hace poco, nuestra relación con los refugiados era histórica: desde Tracia, Asia Menor, nuestros padres o abuelos que han ido a Alemania, América, Canadá o Australia, canciones sobre países extranjeros. Los refugiados iraquíes probablemente han pasado por nuestras narices, no me refiero a situaciones en países donde hay civiles perseguidos por sus creencias políticas.

Y entonces llegó el movimiento de masas de Siria y favoreció (fuertemente) el movimiento de masas de Afganistán. Un pequeño recordatorio: en Afganistán, han estado en guerra durante 17 años. En Grecia, hemos abierto casas, llenado campamentos de acogida, alquilado nuestros hoteles, albergues y habitaciones, cocinado para refugiados o con refugiados, nos hemos sentado en los mismos bancos en las escuelas, hemos ofrecido ayuda médica, legal y psicológica. Ofrecemos servicios y, en muchos casos, nos beneficiamos de ellos.

Acusamos con razón a Europa de gestionar la crisis de los refugiados en lugar de ponerle fin. Pero, ¿qué hacemos? Aunque hoy estamos más cerca que nunca de las personas desplazadas, hemos escuchado sus historias más que nunca, tenemos Internet y podemos comprobar los datos que podemos encontrar en línea, estamos haciendo casi lo mismo que los gobiernos europeos a los que acusamos: estamos tratando con situaciones. Llevamos la vestimenta que nos piden que llevemos.

Hay causas que crean refugiados. La sociedad y las organizaciones deben recordárnoslo en cada oportunidad. Cada eslabón del sistema debe, según sus posibilidades, destacar los aspectos del eslogan que utilizamos en las calles: «La UE y la OTAN son la misma unión». ¿Qué significa hoy este eslogan? ¿Cómo le daremos una versión moderna? ¿Qué aspectos no se abordan en el debate público? ¿Por qué? ¿Cuál es el papel de los gobiernos de la UE y el papel de los diputados al Parlamento Europeo que pronto se nos pedirá que elijamos? ¿Qué hacen las instituciones democráticas en interés de la industria? ¿Cuál es el propósito del ascenso de la extrema derecha y el miedo difuso que resulta de ello? ¿Forma parte del plan para seguir «alimentando» el paquete económico y de seguridad de la UE para 2021-2027? En este contexto, ¿cuál es el papel de las organizaciones internacionales y europeas de derechos humanos? ¿Cuáles son sus propios objetivos?

Son cuestiones que «cuestan» en tiempo, energía y a veces incluso dinero. Tienes que ser independiente para hablar de estas cosas. Pero forman ejes de investigación e incidencia que nos sacan de la marginalidad, hacen de nuestra lucha una «gran corriente» y ponen de relieve a los verdaderos «beneficiarios» de este drama.

—————-

Este artículo fue publicado por primera vez en el periódico AVGI (Enthemata) el 14 de octubre de 2018.

Categorías: Asuntos internacionales, Internacional, Opiniones, Paz y Desarme, Política
Tags: , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.