Piero Giorgi: Empatía, solidaridad, cooperación, noviolencia, espiritualidad y respeto por la naturaleza podrían unirnos

08.04.2018 - Madrid, España - European Humanist Forum 2018

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Italiano, Alemán, Griego

Piero Giorgi: Empatía, solidaridad, cooperación, noviolencia, espiritualidad y respeto por la naturaleza podrían unirnos

A medida que se acerca el Foro Humanista Europeo, estamos aprovechando la oportunidad para entrevistar a nuestros oradores sobre las ideas que hay detrás del Foro.

Piero P. Giorgi es un neurocientífico italiano cuya educación lo llevó desde Bolonia al Reino Unido, Suiza y luego a la Universidad de Queensland en Brisbane, Australia, donde estableció un programa de licenciatura en Estudios de Paz antes de jubilarse en 2004.

EHF2018: Piero, ¿qué despertó su interés por la paz y la noviolencia?

PPG: En 1986, durante una marcha por la paz el Domingo de Ramos, descubrí que la paz debe ser estudiada, no sólo gritada en las calles. Entonces pensé en utilizar mis conocimientos sobre el cerebro humano y el comportamiento para investigar el origen de la violencia. Después de treinta años y muchas publicaciones, puedo presentar con confianza la nueva hipótesis de una naturaleza humana noviolenta (nada que ver con J. J. Rousseau) apoyada por seis piezas de evidencia científicas y multidisciplinarias. El término “naturaleza humana” se refiere a nuestra evolución biocultural (no sólo a la biología)[1].

EHF2018: Hay muchos que ven al ser humano de una manera “darwiniana”, como un producto de la supervivencia del más fuerte.  Para algunos, los seres humanos son “naturalmente” violentos.  ¿Cómo ves esto?

PPG: Como breve introducción, es necesario saber que a) los términos “evolución” y “supervivencia del más apto” (ambos términos no correctos) nunca fueron usados por Charles Darwin, sino por Herbert Spencer (alguien que no era científico, sino casi un charlatán), y que b) la transmutación de especies fue planteada por primera vez por Jean B. de Lamarck (1809), mientras que Darwin “sólo” propuso la selección natural (1859) como mecanismo para explicar la transmutación de las especies.

¿Por qué los medios de comunicación y la enseñanza escolar sólo mencionan a Darwin al referirse a la “evolución”, y no a Lamarck o a autores modernos (Julian Huxley, George G. Simpson, Francisco J. Ayala, etc.) que han ofrecido una presentación correcta y actualizada de esta importante teoría de la biología?  ¿Por qué se hace referencia a la terminología errónea de H. Spencer como las palabras de Darwin, y por qué esto se ha difundido tan bien al público?  Desafortunadamente la ciencia no está exenta de influencias políticas.

Además, la idea equivocada de que los seres humanos son “naturalmente” violentos, que ya fue desmentida hace décadas, sigue siendo apoyada por los gobiernos (a los que les gusta ser exonerados de implementar los cambios sociales radicales necesarios para prevenir la violencia), por las capas superiores de la sociedad (que se sienten “naturalmente” dispuestos a dominar los asuntos humanos), y también por las capas medias (que se sienten perturbadas por la perspectiva de cambiar su estilo de vida y su actitud conservadora).

Sin embargo, un número cada vez mayor de científicos (especialmente neurocientíficos y antropólogos) están proporcionando ahora pruebas sólidas que apoyan la nueva idea de que nuestra especie, Homo Sapiens, es naturalmente noviolenta (en términos de evolución biocultural, no genética), y que la violencia ha aparecido recientemente (hace 5-6.000 años) a través de un proceso cultural “rápido” (véase el vínculo mencionado anteriormente). Esta tragedia humana se produjo tras la invención de la producción de alimentos y la consiguiente aparición de grandes asentamientos humanos estratificados, en los que hemos perdido gradualmente nuestra humanidad mediante la introducción de la violencia estructural, la violencia directa y la guerra.

Ahora que sabemos quiénes somos (nuestra naturaleza humana noviolenta), podemos empezar a eliminar los altos niveles de violencia perpetrados contra los seres humanos y el medio ambiente.

EHF2018: Usted hablará en el grupo de trabajo sobre Educación Humanista y Noviolenta.  ¿Puede hablarnos de algunos de los principales temas que cree son importantes desarrollar en este área?

PPG: La educación puede funcionar de muchas maneras, no sólo en la formación escolar formal.

La “educación” más efectiva podría funcionar de manera no verbal durante los primeros cinco años de vida: relaciones entre las madres y sus bebés completamente diferentes de las actuales, y modelos sociales ofrecidos a los niños pequeños (que están naturalmente diseñados para imitar) muy diferentes de los actuales. Durante estos primeros años de vida tenemos la oportunidad de crear seres humanos (noviolentos), pero no lo estamos haciendo.

Durante otro período importante de la vida, entre los cinco y los quince años de edad, podríamos utilizar la educación escolar formal para preparar ciudadanos efectivos, es decir, jóvenes creativos y socializados, pero preferimos preparar estudiantes obedientes y futuros consumidores conservadores. En este caso, conservador significa estructuralmente violento.

Los adolescentes todavía mantienen algunas formas de idealismo (curiosamente, muy desanimados), que pueden tomar direcciones destructivas y constructivas. Una vez más, los modelos sociales constructivos podrían influir en la elección en cuestión, pero estos son raros e ignorados por los medios de comunicación.

Los adultos jóvenes generalmente están demasiado ocupados entrando en el juego competitivo del consumismo como para intentar un estilo de vida no convencional como la noviolencia. Los casos de conversiones son demasiado raros para apoyar la urgencia actual de cara a contrarrestar la violencia (somos una especie en peligro de rápida extinción).

La vejez podría reservar sorpresas de sabiduría tardía, pero demasiado tarde para desempeñar un papel eficaz.

EHF2018: La idea del Foro es reunir a personas de diversos ámbitos y descubrir “lo que nos une”.  Para usted, ¿por qué es importante que se celebre este Foro y, según su opinión, qué es lo que nos une?

PPG: Como científico profesional que estudia la naturaleza humana, siempre he estado buscando rasgos comunes entre los seres humanos. Filósofos, sociólogos y antropólogos clásicos se centraron, en cambio, en las diversidades de las 6-7.000 culturas humanas existentes en la Tierra y llegaron a la conclusión de que esa diversidad hace imposible la definición de la naturaleza humana. En cambio, seguí las ideas modernas de los biólogos evolucionistas y descubrí varias piezas de evidencia de que el Homo sapiens paleolítico, al menos desde hace 50.000 años o incluso antes, no era violento. Curiosamente, todos los cazadores-recolectores nómadas contemporáneos (unas 20 culturas) también son noviolentos. Estos dos tipos de modelos distantes representan a los verdaderos seres humanos y pueden ser usados para definir la naturaleza humana (atención, J. J. Rousseau no tiene nada que ver con esto).

Esto es lo que podría unirnos: empatía, solidaridad, cooperación, no violencia, espiritualidad (no religión) y respeto por la naturaleza. Pero poco a poco hemos perdido estas características humanas y la violencia culturalmente adoptada al educar a los niños de manera muy efectiva para que se vuelvan violentos, porque esto favorece a la minoría que lidera las sociedades estratificadas modernas.

[1] Para un resumen ver www.pierogiorgi.org/detailed-academic-cv-and-publications/peace-studies/ última entrada.

Categorías: Educación, Entrevistas, Europa
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Foro Humanista Europeo 2018

Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.