Un paradigma educativo integral para el desarrollo pleno del ser humano

30.05.2016 - Lima, Perú - Redacción Argentina

Este artículo también está disponible en: Italiano, Griego

Un paradigma educativo integral para el desarrollo pleno del ser humano

Intervención de la licenciada Andrea Novotny, de la Corriente Pedagógica Humanista Universalista (Copehu), en el Simposio «Construyendo las bases para una Educación Humanizadora» que se llevó a cabo en el auditorio del colegio peruano alemán Alexander Von Humboldt el pasado viernes 20 de mayo en Lima, Perú.

Buenas tardes, un gusto saludarlos a cada uno. Primeramente quisiera agradecer la oportunidad de estar aquí… agradecer por este espacio que se nos brindó para presentar nuestro libro, nuestra propuesta. Agradecer a los amigos y amigas que han hecho posible que hoy estemos aquí y a cada uno de ustedes que ha venido hasta aquí para compartir esta experiencia. Esperamos poder contribuir desde esta propuesta, quizás descubran nuevos modos de llevar adelante el proceso de enseñanza – aprendizaje en sus aulas como en la propia vida… veremos, por lo pronto comencemos y ahí cada uno irá descubriendo si esto resuena poco a poco en sus corazones.

Copehu Perú

Recuerdo aquel 4 de julio del 2011 en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires donde lanzamos oficialmente la Copehu (Corriente Pedagógica Humanista Universalista), con la edición argentina de Pedagogía de la Intencionalidad junto a Mario que también está aquí y Rebeca. Ahí inició todo esto, desde una convicción de que es posible transformar las cosas, la Fe de que algo puedo hacer desde mi lugar para ayudar a otros a que encuentren el sentido de su vida, la posibilidad de que las Nuevas Generaciones como los educadores puedan preguntarse a qué vinieron a este mundo, aportar en el campo de la educación que es esencial en la vida de casa ser humano. Así Iniciamos este noble Camino de Educar mirando al Futuro. Y como dicen mis amigos Rebeca y Mario: “la Educación para nosotros es la más noble y relevante de las actividades humanas porque es la vanguardia de la dirección evolutiva del ser humano”.

Y esa convicción nos llevó a emprender esta misión de fundar esta Corriente… aportar a la construcción de un nuevo paradigma educativo integral que posibilite el desarrollo pleno del ser humano en función de la transformación social. Donde se reconozca al otro como sujeto activo del aprendizaje que aspira a crecer como ser humano en su posibilidad de transformarse no sólo a sí mismo sino también al mundo y la realidad, con la mirada puesta en un futuro querido, con la posibilidad de dar a su vida una dirección elegida y sentida.

¿Cuál es nuestra fuente de inspiración? La Corriente de pensamiento del Humanismo Universalista de Silo, un pensador latinoamericano, portador de una nueva concepción del ser humano y la conciencia. Esbozamos los contornos fundamentales de una nueva teoría del aprendizaje inspirados en la concepción psicológica, la visión filosófica y el camino espiritual que expresa Silo en su obra.

Así esta Corriente que surgió en Argentina, ha llegado y se expande hoy por Bolivia, Brasil, Chile, Perú, Ecuador, México, Guatemala, Hungría, España, Francia, entre otros puntos. Somos equipos de educadores y estudiantes que estamos convencidos de que el ser humano llega a este mundo con una misión irrepetible e intransferible en dirección Humanizadora. Entonces ¿cómo podemos contribuir? Preparando el ámbito físico y mental más propicio para facilitar el aprender y la realización de esa misión con la que cada ser humano llega al mundo.

Esto es lo que para nosotros hace a la CoPeHU una propuesta distinta… partimos de una nueva concepción del ser humano y la conciencia. Partimos de la experiencia, generando el ámbito donde el educador pueda reflexionar, meditar sobre ¿Cómo recuperar el significado profundo de la educación, del acto de enseñar? ¿Ese significado será aquel que se encuentra relacionado con la vocación? Es decir, con aquello en lo que cada uno puede contribuir para la expresión de una nueva mirada, capaz de construir un nuevo sentido en la acción educativa recuperando lo humano en el acto de enseñar y aprender. Un nuevo modo de estar en el aula, en el mundo.

Así es que surge este libro, “Preparando el Camino de los Nuevos tiempos. Una mirada humanista sobre el aprendizaje” con el propósito de dar a conocer los elementos que componen este nuevo paradigma educativo y la experiencia de cómo se está llevando a la práctica el Aprendizaje Intencional junto a las nuevas generaciones. No es un material acabado, sino que aspira a que otros lo tomen, se inspiren y desarrollen sus propias experiencias en dirección a la construcción colectiva de una educación humanizadora para los nuevos tiempos. Por eso luego de esta presentación estará mi querida amiga Jaqueline presentando cómo nuestro enfoque se ha implementado en las escuelas públicas aquí en Perú…

operu18

¿En qué momento y por qué surge este nuevo paradigma?, Un grupo de estudios multidisciplinario de los Parques de Estudio y Reflexión “Carcarañá” y “Caucaia” realizamos la investigación Aportes para una teoría y práctica del Aprendizaje Intencional (en un contexto latinoamericano), donde analizamos la situación actual, la evidencia de un paradigma que está muriendo porque ya no responde a las necesidades actuales del ser humano, e intentamos formular un paradigma nuevo.

Nuestro concepto fundamental es el de “aprendizaje intencional”.

Concebimos a la conciencia humana como activa, abierta al mundo para transformarlo, en permanente búsqueda intencional; constituyéndose dinámicamente por actos en busca de objetos que los completen, siempre con un interés.”

Aquí partimos de ese simple y maravilloso concepto de Husserl, retomado por Silo en sus Contribuciones al Pensamiento, que dice: la conciencia es siempre “conciencia de algo”. No existe la conciencia en sí, estática, ni como caja que hay que llenar, ni como esponja que absorbe, ni siquiera como computadora vacía a la que hay que grabarle programas y datos para que funcione. La conciencia siempre “tiende a algo”, existe dinámicamente como búsqueda, siempre lanzada a completarse: desde el más mínimo gesto de buscar un vaso de agua cuando siento sed, a la búsqueda de pareja, la lucha por un ideal, hasta la búsqueda suprema de inmortalidad. La conciencia no es pasiva, es dinámica y estructural, como la vida, el universo todo es dinámico y estructural.

“Distinguimos gradaciones en la intensidad de la apertura al mundo, de ese ir intencional de la conciencia hacia el mundo. Comenzando por la simple y fresca curiosidad humana, y la atención hacia un mundo externo pleno de estímulos interesantes de ser atendidos; pasando por los gustos o tendencias más personales hacia determinados aspectos de la vida, temáticas o actividades; la Vocación por determinada profesión o modo de aplicación social; hasta llegar al grado más intenso, sentido y profundo de la propia Misión en el paso por este plano de existencia.”

peru8
El cambio de paradigma reside entonces en el reconocimiento de la intencionalidad como inherente a la conciencia humana. A diferencia de lo que hasta hoy ha sido considerado por la psicología y la pedagogía tradicionales, el niño no viene al mundo como una hoja en blanco, como un disco duro vacío al que hay que llenar y formar para que sirva a un determinado sistema o modelo de sociedad y ser humano, que se presupone son los correctos.

Desde nuestro punto de vista, vemos necesario tomar conciencia de que todo intento de reproducir el sistema actual, de formar a los niños según las creencias y esquemas vigentes hasta hoy, de moldearlos según un paisaje determinado, está como mínimo condenado al fracaso. Esa inercia de paisaje psicológico no hace más que entrar en conflicto con el paisaje de las nuevas generaciones que, por lo demás, ingresan al horizonte social con su propia misión e insufladas de la sensibilidad, del espíritu de los nuevos tiempos. Ese es, en mi interpretación, el sentido de la frase de Silo que encabeza este capítulo de nuestro trabajo: “las nuevas generaciones empezarán a enseñar a las adultas con un nuevo afecto y una nueva comprensión”.

Esta frase la asocio al fenómeno de los jóvenes que se han estado manifestando en los distintos países de la Latinoamérica… el modelo de aquello nuevo que nace… por ejemplo el caso reciente de los jóvenes de las escuelas secundarias que movilizándose lograron destituir a la Ministra de Educación en el Paraguay… una fuerte convicción de que es posible transformar las cosas y que el futuro está en sus manos; conocer sus derechos y exigir que sean respetados; una fuerte indignación por las precarias condiciones edilicias como la falta de recursos; su entusiasmo por aprender, por salir de la escuela como seres pensantes y no funcionales a un sistema; su solidaridad con sus compañeros para que todos tengan las mismas posibilidades de aprender en condiciones dignas; su rebelión frente a lo establecido porque no favorece su desarrollo integral como seres humanos, es lo que llevó a estos jóvenes a organizarse, a estar unidos por estas convicciones compartidas demostrando que las movilizaciones sociales no violentas generan cambios y que sólo unidos y organizados se sale adelante.

Nuevas formas como la autonomía, la horizontalidad, los métodos no-violentos de lucha, la rotación en las funciones, la participación flexible y directa, el consenso, el interés común son algunas de las nuevas formas de organización y lucha adoptadas por los estudiantes.

Luego de la renuncia de la ministra, una estudiante, Camila Benitez como representante estudiantil agradeció a la ministra por haber renunciado y por haber tenido un poco de dignidad y cerró diciendo “Si el pueblo pide algo es porque lo necesita, no para la foto…”
Fenómenos similares hemos podido observar en los secundarios de San Pablo, en su momento en los pinguinos chilenos, etc…

Entonces, uno podría preguntarse cómo contribuir a esta transformación que sin lugar a dudas va en dirección de la evolución humana porque quien no quiere vivir en una sociedad no violenta, solidaria, de iguales oportunidades para todos, con condiciones dignas, donde el desarrollo del conocimiento vaya más allá de lo establecido como verdad absoluta… Y uno si quiere puede formar parte de esta transformación, hacer su parte porque es muy importante lo que hagamos hoy. Para nosotros, como dijimos anteriormente, la actitud adecuada de parte de los adultos de hoy, es la de disponer el mejor ámbito y condiciones posibles para las nuevas generaciones, fundamentalmente en las primeras etapas de la vida. Es acompañar sin juzgamientos esta nueva expresión que nace, que aspira a que el ser humano pueda desarrollarse integralmente, pueda develar su Vocación y expresarla en el mundo, una expresión de los nuevos tiempos..

Y en este sentido, es que me gustaría invitarlos, a quienes quieran, a acercarnos a una experiencia interna para que cada uno deje surgir, pueda escuchar desde su interior esa respuesta de cómo poder contribuir a esta transformación…Una práctica que no requiere una larga preparación ni capacitación previa, pero sí el claro propósito de contacto con lo profundo de nuestro corazón.
Comenzaremos distendiendo el cuerpo, el corazón y la mente. Podemos entornar los ojos si les parece, para concentrarnos mejor, por un par de minutos nada más. Aflojamos el cuerpo, calmamos el corazón, aquietamos la mente… Entonces los invito a evocar momentos donde en climas agradables, afectuosos, aprendimos algo nuevo… ¿Qué sensación viene relacionada con el recuerdo de ese momento de aprendizaje? ¿Es un registro que me reconforta? ¿Me da alegría, calma? ¿Quisiera que todos los momentos de mi vida estén acompañados por esos registros?

Si esos momentos los reconozco en mí, puedo reconocerlos en ese niño, ese joven con quien compartimos todos los días un mismo espacio? Puedo reconocer a cada uno de mis estudiantes como un ser con infinitas posibilidades. ¿Siento que puedo aportar al desarrollo integral de ellos? Entonces si verdaderamente quiero que aprenda, quiero su felicidad, quiero su posibilidad de construir su realidad ¿qué haré para ir en esa dirección?

Y este es uno de los grandes aportes de Silo, además de su filosofía y psicología, la horizontalización del contacto con lo Sagrado y la internalización de las referencias. La posibilidad de buscar las respuestas sabias en la profundidad de la conciencia, como el amor verdadero en el fondo de nuestro corazón. Impulsa con su Mensaje, una espiritualidad sin intermediarios ni jerarquías donde todo ser humano puede conectar, en su interior, con lo Sagrado, lo Innombrable. Desde el punto de vista de la educación, se comienza a percibir una apertura hacia lo espiritual, que ya no está monopolizada por alguna iglesia en particular, y comienzan a surgir paradigmas educativos interculturales, respetando y ponderando la multiplicidad de creencias. Esta nueva atmósfera espiritual emergente se caracteriza por una fuerte búsqueda personal de experiencias profundas y verdaderas, más allá de los particulares rituales o formalidades externas, y a la necesidad de intercambio con otros en la intención de confluir en lo común, sobrepasando las diferencias externas que puedan aparecer de nacionalidad, edad, confesión, profesión, etc.. En una realidad social marcada por la injusticia, el individualismo y la corrupción en diferentes ámbitos, donde se hacen palpables la falta de referencias y de sentido, muchas personas dejan de lado el temor a las experiencias internas profundas, abriendo su corazón al contacto con otros espacios mentales. Una espiritualidad que invita a aprender a tratar a los demás del modo en que quiero ser tratado, a aprender a descifrar los signos de lo Sagrado que habita en mí y fuera de mí, a aprender a resistir la violencia que hay en mí y fuera de mí…. Todo esto, independientemente de las creencias, religiosas o ateas, de cada uno.

Esta atmósfera de una espiritualidad abierta, sin imposiciones de qué es lo correcto creer o no creer, sino que admite la libertad de innumerables interpretaciones de la inmortalidad y lo sagrado, que centrándose en la experiencia abre la posibilidad de compartir lo que va sucediendo en la propia interioridad entre las más diversas personas y culturas, esta atmósfera campea en la propuesta de aprendizaje intencional que estamos presentando.
Otro punto que en nuestro libro creemos importante destacar es el tema de la tecnología. Nosotros tomamos dos perspectivas de análisis que resultaron de interés para este estudio: la popularización de internet que permite una muyamplia conectividad, y la posibilidad de acceso libre y gratuito a la memoria social e histórica del ser humano, con la correspondiente actualización de esta gran acumulación de conocimiento. Las nuevas formas de comunicación y relación que devienen de las nuevas tecnologías, tienen enormes consecuencias sociales, manifestándose en nuevos valores que fomentan la horizontalidad de los vínculos por sobre la verticalidad, siendo la solidaridad, el compartir y la reciprocidad sus características más positivas.

En el caso particular de la educación, hemos destacado el caso de los “nativos digitales”, docentes y alumnos que utilizan dispositivos tecnológicos e internet desde su infancia, lo que implica un cambio de paradigma, donde copiar, pegar y compartir puede resultar una práctica beneficiosa para todos. El impacto de este cambio puede verse en la diferencia de cómo se relacionan los nacidos en la era digital con los que no han crecido bajo la influencia de estas tecnologías. Por ejemplo, en cómo trata el tema del conocimiento: mientras en la escuela tradicional éste es poseído y brindado por el docente, con las nuevas tecnologías puede ser co-producido y construido por la comunidad de nativos digitales.

Se trata, creemos, de “garantizar a las nuevas generaciones el libre acceso a la información acumulada por la civilización humana en todas las épocas y culturas; poner a su disposición la experiencia existente en cuanto al procesamiento y utilización de esta información y la tecnología indispensable para tal cosa. Para que ellos cuenten, libremente, con todo lo necesario para ser constructores de la nación humana de los nuevos tiempos.”

Nuevos horizontes que seguramente abrirán un paisaje radicalmente diferente al que hoy nos rodea. En la visión de Silo: «El ser humano del futuro no va a querer ganar y poseer cosas; va a querer sentir, crear, construir, aprender sin límite. No va a querer poseer, tener, controlar, ese humano comprenderá que hay millones de formas de desarrollar la emoción y el pensamiento, que hay una diversidad inimaginable de formas de sentir y pensar. Ahora la visión del ser humano es muy conductual y reducida, pero a futuro todo irá bien, todo irá para donde tiene que ir.”
Esta nueva concepción sobre el aprendizaje, puesta a disposición de las nuevas generaciones, prepara el camino de la nación humana universal que ya está naciendo.

Quiero agradecer de corazón por esta posibilidad de llevar adelante esta misión desde mi vocación y que hoy nos encontremos con amigos muy queridos en este noble Camino de Educar.
Agradezco por el tiempo brindado por cada uno de ustedes. Ha sido un gusto compartir esta charla
Que la Inspiración nos acompañe y que aprendamos sin límites!

Muchas gracias!
Andrea Novotny. 20 de mayo 2016

Categorías: Educación, Sudamérica
Tags: , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.