Por Radio Gráfica (con audio)

Andrés Zerneri, autor de la escultura de Juana Azurduy y responsable de la realización del Monumento a la Mujer Originaria, dialogó con Mauro Cavallin y Alicia Lado, enAbramos La Boca. El artista denunció el inminente desalojo del galpón donde lleva a cabo la obra, en el predio del Espacio de La Memoria – ex ESMA.

Zerneri se refirió al monumento a la Mujer Originaria como una de las “obras más grandes de la Argentina hechas en bronce, más grande que la obra de Juana Azurduy”ubicada detrás de la Casa Rosada. En ese sentido afirmó que la escultura es “un homenaje a nuestros pueblos originarios” y agregó que “han participado todas las provincias argentinas”. En esta línea, afirmó que “nos sorprendió que el nuevo secretario de Derecho Humanos nos pidiera que nos retiremos del galpón en el que hace cinco años trabajamos”.

De todos modos, Andrés remarcó que “todos entendemos que el nuevo gobierno no es tan sensible a este tipo de emprendimientos y nos esperábamos un pedido parecido“. Sin embargo sostuvo que “ahora queda dar señales de que estamos bien organizados, de que somos muchos los que deseamos que éste monumento se haga”.

Además aclaró que la defensa que hacen del proyecto “no es una reivindicación gremial, no se trata de sueldos ni de subsidios porque nunca los hemos pedido” ya que “jamás el monumento a la Mujer Originaria requirió del dinero del Estado ni de nadie en particular”.

Por último sostuvo que “ahora tenemos que dar señales de que somos muchos los que estamos comprometidos en que ésta escultura se termine. No hay ninguna arista política detrás de éste proyecto, lo que queremos es terminar éste proyecto y avanzar con otros”.

El artículo original se puede leer aquí