Han comenzado por recoger firmas, en papel y online, que presentarán en el Ayuntamiento de Madrid.

Se trata de la última autovía (suroeste de la capital) que está «pegada» a las casas, sin que las autoridades hayan dado soluciones hasta el momento, pese a las promesas electorales.

Los vecinos de la colonia Lourdes y alrededores (Batán) están cansados de esperar. Tres años después de que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tomara posesión del bastón de mando del Ayuntamiento, no se ha movido un grano de arena de la que fuera promesa estrella del por entonces desconocido candidato a la Alcaldía.

Llueve sobre mojado ya que el soterramiento de la A-5 lleva años vagando entre trámites burocráticos que parecen no acabar nunca. Ante esto, los vecinos han decidido actuar. Para ello, han comenzado a recoger firmas en PAPEL y a través de un FORMULARIO, que permite adherirse a la reivindicación. En el mismo, puede verse cómo se van sumando calles a la reclamación.

Por otro lado, a quienes apoyen la demanda, se les irá informando de todas las actuaciones futuras que vayan desarrollándose para que el Paseo Verde del Suroeste sea una realidad, de tal modo que “nuestras viviendas dejen de convivir con el inmenso tráfico de la A5 y recuperar el Paseo de Extremadura para los peatones, para acabar con la división que produce la autovía en el barrio y para que el Ayuntamiento de Madrid cumpla con su promesa electoral de soterrar la autovía en esta legislatura”, según consta en el mencionado formulario.

La A5 es la última autovía de la capital española que sigue «pegada» a las casas, sin que las autoridades competentes hayan dado soluciones hasta el momento.