El Presidente Gabriel Boric se refirió hoy en duros términos a la violencia que está siendo naturalizada en Chile y comprometió ayer la situación vital de una de las periodistas del Canal comunitario La Señal 3 de La Victoria, Francisca Sandoval, además de herir a otras cuatro personas con impactos de balas disparadas a quema ropa por civiles del barrio Meiggs, Comuna de Estación Central, mientras se desarrollaba la marcha por el 1° de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores y Trabajadoras.

Ante esos gravísimos hechos, el Mandatario señaló que “quiero solidarizar con Francisca Sandoval, con su familia. Con las cuatro personas heridas de gravedad, decirles que desde el Gobierno vamos a poner todos los recursos a disposición para que la investigación que se tiene que llevar adelante, para no solamente detener a los culpables, sino para que haya justicia”.

“Vengo llegando de una reunión con diferentes ministros y ministras justamente para tratar ese tema. Y desde el Estado le vamos a prestar todo el acompañamiento a Francisca, su familia, y a todas las personas que han resultado heridas”, agregó.

Destacó que “lo que está pasando es inaceptable y aquí no puede haber medias tintas. Estamos naturalizando la violencia en nuestro país en demasiados sentidos. Nosotros, por cierto, no podemos permitir como Estado que bandas delictuales de crimen organizado se tomen las calles de nuestro país… Vamos a aplicar toda la fuerza del derecho para desarticularlas, y la gente que ha estado involucrada en estos hechos que sepa que no vamos a permitir que continúen actuando de esta manera”.

Los hechos ocurrieron en medio de incidentes y saqueos generados por encapuchados tras la marcha alternativa del Día del Trabajador en la capital. En pleno enfrentamiento entre manifestantes y Carabineros, aparecieron en escena comerciantes ambulantes que atacaron a los asistentes a la marcha, con pistolas y disparos.

Este caos violento dejó tres heridos a bala, en su mayoría periodistas, entre ellos Francisca Sandoval, la periodista del Canal Señal 3 La Victoria que se encuentra con riesgo vital luego de que fuera intervenida en la ex Posta Central. Además, una cuarta persona quedó herido por una pedrada.

Al día de hoy hay dos sujetos detenidos como posibles responsables de los tiros, un colombiano y otro venezolano. La PDI y la Fiscalía Centro Norte trabajan para establecer si ellos fueron los autores de los disparos que hirieron a las tres personas. Al parecer, estos individuos aparecieron vestidos de civil, con armas de munición real, disparando sobre los activistas. Al menos dos de ellos fueron registrados fotográficamente por los manifestantes y uno en amistosa conversación con los uniformados.

Minutos después, siempre por la Alameda, un automóvil de vidrios oscuros y a toda velocidad, también disparó contra los manifestantes. En este caso, afortunadamente los balazos no dieron en nadie. El auto se dio a la fuga como en los oscuros tiempos de la dictadura militar. Estos civiles armados corresponderían a mafias y al crimen organizado de una zona poblada de trabajadores informales y comercio ambulante. No es un fenómeno nuevo en Latinoamérica la colaboración de los delincuentes con las fuerzas represivas del Estado. De hecho, esa es una de las maneras más corrientes en que la policía “no se ensucia las manos” directamente, sobre todo cuando se trata de una organización pésimamente evaluada por la opinión pública, en especial desde el despertar social del 2019, por su violación sistemática de los derechos humanos.

El Gobierno anunció una investigación interna en Carabineros por las imágenes donde se ve conversando a comerciantes del barrio Meiggs con uniformados, todo esto en medio de los incidentes. El Subsecretario de Interior señaló que en lo ocurrido se conjugan dos temas importantes en materia de orden y seguridad pública: el comercio ilícito y el uso de armas de fuego.