El telescopio espacial Hubble detectó una estrella que existió en los primeros mil millones de años después del nacimiento del universo en el Big Bang.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos destacó el miércoles que su telescopio Hubble pudo detectar en 2018 una estrella, denominada Earendel, que existía cuando el universo tenía unos 4000 millones de años, el 7 por ciento de su edad actual, lo que la convierte en la estrella individual más lejana jamás vista hasta la fecha.

Según el equipo de investigación, la estrella está tan lejos que su luz ha tardado 12 900 millones de años en llegar a la Tierra, tiene al menos 50 veces la masa del Sol y es millones de veces más brillante, rivalizando con las estrellas más masivas que se conocen.

“Earendel existió hace tanto tiempo que es posible que no haya tenido todas las mismas materias primas que las estrellas que nos rodean hoy en día”, subrayó el astrónomo Brian Welch, autor principal del artículo, agregando que “estudiar Earendel será una ventana a una era del universo con la que no estamos familiarizados”.

El artículo original se puede leer aquí