POEMA

 

 

 

 

Es la Esperanza,

divinidad de

la optimista

virtud,

que el Olimpo

adora.

 

Belleza de ensueño,

en la profundidad

del ánfora de

Pandora.

 

Es la Esperanza,

el camino de

la Paz.

 

Es la Paz,

la ruta de

la Esperanza.

 

Son los senderos

que se entrecruzan,

en preciosa urdimbre.

 

Es la búsqueda

inclaudicable,

de un deslumbrante

designio.

 

Es cual el Arca de

la Alianza,

de los profetas,

aventureros y

poetas.

 

Es cual el Vellocino de Oro,

de Jasón y los

argonautas,

en los mares de la

Historia.

 

Es el tejido,

de la Esperanza y

la Paz;

entre los dedos de

la Victoria.