Científicos chinos han analizado los datos recogidos por la misión Chang’e 5 y han confirmado por primera vez la presencia de agua en la superficie de la Luna.

Con la ayuda de un instrumento que detecta agua mediante la determinación de mediciones de reflectividad espectral del regolito (suelo) y las rocas lunares, la misión china pudo encontrar agua en su lugar de aterrizaje en la cuenca Procellarum, en la cara visible de nuestro satélite natural. Anteriormente, ninguna misión lunar había encontrado agua en tiempo real en la superficie lunar, subrayó el miércoles el portal Space.

La cantidad de agua encontrada recientemente por China en la Luna no es grande. Se trata de aproximadamente 120 partes por millón en el regolito y 180 partes por millón en una roca ligera, detalló el portal especial citando a los científicos de la Academia China de las Ciencias.

Los hallazgos de la misión china se confirmaron a través de un análisis de una muestra del regolito lunar traído por el módulo Chang’e 5 a la Tierra en diciembre de 2020. La sonda fue la primera en traer material de la Luna desde la última misión soviética en 1976.

El agua en la superficie lunar se atribuye a la deposición del viento solar, es decir, el flujo constante de partículas cargadas provenientes del Sol. Sin embargo, el origen de la roca lunar podría ser más complejo y su agua probablemente provino del interior lunar. El descubrimiento de agua en la superficie también es consistente con erupciones volcánicas, las cuales también habrían transportado agua, en la región de Procellarum, explicaron los científicos.

En los últimos años, China ha llevado a cabo diversas exitosas misiones lunares. El noviembre de 2020, por ejemplo, la misión Chang’e 4 cumplió 1.000 días en la cara oculta de la Luna; fue la primera misión de este tipo en aterrizar allí. Para el 2024, el gigante asiático planea recolectar muestras en esta región poco explorada del satélite natural en el marco de Chang’e 6.

El artículo original se puede leer aquí