“Amigo date cuenta”, “Yo me ocupo” y “Sin mochilas” son tres campañas estratégicamente diseñadas por Spotlight, una iniciativa conjunta de la Unión Europea, para construir sociedades que respeten y empoderen a las mujeres teniendo en cuenta las diferentes aristas que confluyen en la idea de preservar la integridad física y mental de mujeres y niñas.

Utilizando los nuevos canales de información que eluden fronteras, acortan distancias, y permiten amplificar mensajes en zonas alejadas, que antes permanecían desinformadas y eran afectadas por la inequidad de conocimiento, la ONU ha llevado un claro mensaje en toda Argentina en favor de la igualdad de género y en contra de la violencia contra la mujer.

A través de la iniciativa Spotlight, una colaboración entre las Naciones Unidas y la Unión Europea centrada en erradicar la violencia de género a nivel global, se produjeron tres campañas que lograron viralizarse inclusive entre seguidores de otros continentes.

La primera campaña, “Amigo date cuenta” fue lanzada en octubre, y a esta la siguieron a comienzos de noviembre “Yo me ocupo” y finales de ese mes la de “Sin mochilas”, que coincidió con los 16 Días de Activismo Contra la Violencia de Género que siguieron al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres y las Niñas.

Amigo date cuenta

Destinada a varones adolescentes de entre 12 y 17 años, el objetivo de esta campaña fue incentivar a la reflexión sobre la importancia de promover masculinidades saludables, libres de prejuicios y que tomen distancia del machismo como cultura de violencia y discriminación, rompiendo también con la complicidad machista dentro de los grupos de varones.

La campaña contaba con dos vídeos y cinco tutoriales animados que aportan herramientas concretas para promover el cambio de comportamiento en temas como las complicidades en los grupos de amigos, el acoso y el consenso en las relaciones sexuales y la participación de varones en tareas del hogar y de cuidados.

Hasta 50 referentes varones que fueron invitados por Spotlight compartieron las publicaciones en sus redes sociales, generando un impacto en Instagram que fue seguido por 15 millones de personas, sin contar las redes oficiales de agencias de la ONU y la Unión Europea. El nombre de la campaña: Amigo date cuenta marcó tendencia en Twitter el día del lanzamiento.

Yo me ocupo

En Argentina, la Encuesta Permanente de Hogares destaca que, mientras las mujeres dedican 6,4 horas diarias a las tareas del hogar, los hombres sólo lo hacen 3,4 horas. A ello, debe sumarse que el 84% de los hogares monoparentales están a cargo de mujeres, lo que refuerza aún más esa sobrecarga.

Las mujeres se hacen cargo del 65% de las tareas del hogar frente al 35% de los varones sumado a que al menos la mitad de las mujeres admiten estar sobrecargadas desde que empezó la pandemia del coronavirus. Una problemática que se replica en otros países.

Yo me ocupo, que se materializó a través de una serie de vídeos y piezas para redes sociales, apelaba a escenas cotidianas abordadas desde el humor con el propósito de reflejar cuan naturalizado está en la sociedad que las tareas del hogar y de cuidados son responsabilidad de las mujeres y de qué manera esta naturalización proviene de estereotipos de género que sirven a los varones para evadir responsabilidades.

La campaña, que se viralizó a comienzos de noviembre cuando fue lanzada, resaltó la figura del ayudador, que se refiere a aquel varón que sólo se ocupa de realizar las tareas del hogar cuando se lo solicitan o está a la espera de recibir indicaciones.

«Ser ayudador no alcanza, esperar a que te lo pidan tampoco», es una de las ideas centrales de la campaña, y no solo se convirtió en uno de los videos más vistos en Argentina, sino que trascendió al plano internacional y fue replicado en redes sociales y medios de comunicación online en Uruguay, Paraguay, México, Perú, Estados Unidos, España, Francia y Turquía, dejando en evidencia que la carga de tareas en el hogar para las mujeres es un problema global.

Sin mochilas

La campaña Sin mochilas, creada con diversos materiales gráficos y audiovisuales, entre ellos el spot principal que se llama «sueños» y muestra a varios jóvenes escribiendo una carta a sus padres y madres pidiéndoles que los acompañen a crecer de una forma más libre e igualitaria, cuenta con el acompañamiento del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Argentina y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social.

Su objetivo es visibilizar la importancia de sacarse la mochila que cargamos, muchas veces llena de prejuicios e intolerancia, y destacar el rol fundamental que corresponde a los adultos para educar a las nuevas generaciones de manera más inclusiva y respetuosa, conscientes de la gravedad que implica la violencia hacia mujeres, niñas y población LGBTQ+.

“Chicos y chicas crecen en una cultura machista y desigual bajo mandatos que le vamos cargando y no les deja elegir cómo ser. Por este motivo, sacarnos la mochila del machismo es dar un paso hacia una vida libres de violencias y desigualdad”, afirmó Roberto Valent, representante del Sistema de Naciones Unidas en Argentina.

El artículo original se puede leer aquí