El acercamiento tuvo lugar el 12 de noviembre a las 0:50 (GMT), cuando el objeto helado pasó a una distancia de 62,8 millones de kilómetros de nuestro planeta.

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko hizo su mayor aproximación a la Tierra este viernes y no se volverá a acercar en los próximos 200 años, informa Live Science.

El acercamiento tuvo lugar el 12 de noviembre a las 0:50 (GMT), cuando el objeto pasó a una distancia de 62,8 millones de kilómetros de nuestro planeta dentro de la órbita de Marte.

Según EarthSky, el próximo acercamiento a la Tierra del 67P ocurrirá en 2214, dentro de 193 años.

Este cometa helado saltó a la palestra mediática internacional en 2014, cuando la sonda espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea comenzó a orbitarlo. Una característica distintiva de la misión fue el envío del módulo Philae a la superficie del objeto, convirtiendo al Churyumov-Gerasimenko en el cometa más estudiado de la historia.

El artículo original se puede leer aquí