“El Estado tiene las manos metidas en la militarización, los niños no duermen tranquilos, sobrevuelan los drones en las comunidades”, dijo la primera autoridad de la Convención Constituyente, apelando a que el Ministerio Público haga su trabajo y establezca las responsabilidades correspondientes para que haya justicia y paz en el Wallmapu.

Apelando a su particular y característico estilo ya conocido, la presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncon, ofreció una entrevista a El Mercurio este domingo, medio con el que compartió sus impresiones sobre el dilatado conflicto en La Araucanía, además de la situaciones de violencia que han impactado a la región durante los últimos años. “La guerra la hacen los hombres, las mujeres construimos la paz. Las mujeres estamos preocupadas de las comidas de los hijos, de la tranquilidad. En la guerra están los patriarcados, los egos instalados”, dijo al respecto en el inicio de su diálogo con el diario de circulación nacional.

Luego, consultada por las distintas formas de reivindicación, la autoridad máxima de la instancia que trabaja en la elaboración de una propuesta de nueva Constitución para nuestro país, agregó sobre el histórico conflicto que no dispone del poder para aportar a su resolución. “Yo no tengo el estándar de Mandela en este momento para pedir que bajen las armas, creo que el Ministerio Público tiene que investigar, el gobierno tiene que dar señales de participación”, sostuvo.

Posteriormente, Loncon desestimó referirse a la organización de las comunidades mapuche, sin embargo, insistió en que “el Estado tiene las manos metidas en la militarización. Los niños no duermen tranquilos, sobrevuelan los drones en las comunidades”.

A modo de ejemplificar cómo es el cotidiano en la macrozona sur, comentó que “cerca de donde yo vivo hay muchos disparos al aire”. Y a renglón seguido, aseguró que es el Ministerio Público a debe investigar las muertes y ataques que han ocurrido.

Respecto a la muerte del integrante de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Pablo Marchant, ocurrida hace un par de semanas, Loncon apeló a “que se investigue, que se haga justicia profunda a todo nivel. El Ministerio Público tiene que investigar”.

Finalmente, la primera autoridad de la Convención aludió a la labor que junto a 154 convencionales más está desarrollando. “Nosotros estamos trabajando desde la unidad del pueblo de Chile (…) Vamos a construir un relato de unidad, de plurinacionalidad, de plurilingüismo, un relato de derecho que va a permitir garantizar la paz”, concluyó.

El artículo original se puede leer aquí