En el Reino Unido, el primer ministro Boris Johnson decidió aislarse durante el fin de semana después de haber estado en contacto con el secretario de Salud del país, Sajid Javid, quien dio positivo por COVID-19. Johnson emitió un mensaje para el pueblo británico mientras estaba en cuarentena el domingo, un día antes de que el Reino Unido levantara las restricciones destinadas a frenar la propagación del coronavirus.

Boris Johnson: “Si no lo hacemos ahora, deberíamos preguntarnos si alguna vez lo haremos. Así que este es el momento indicado, pero debemos proceder con cautela. Debemos recordar que, lamentablemente, este virus todavía está circulando. Los casos están aumentando. Podemos ver lo contagiosa que es la variante delta”.

En Francia, más de 100.000 personas salieron el sábado a manifestarse a las calles, muchas alentadas por políticos de derecha, para condenar el plan del presidente Macron de exigir que todo el personal sanitario se vacune y de emitir un “pasaporte sanitario” como requisito para acceder a bares, restaurantes y cines. Además, dos centros de vacunación fueron objeto de vandalismo durante el fin de semana en Francia.

El artículo original se puede leer aquí