Entre los objetos recuperados destacan los azulejos sevillanos que adornaban las paredes y los pisos del inmueble, que fueron hallados prácticamente intactos.

Durante los trabajos de reconstrucción de una antigua plaza de la ciudad de Lima, capital de Perú, fueron desenterrados los restos de una capilla de principios del siglo XVII construida por los dominicos, informaron las autoridades locales a través de un comunicado.

Según explicó la municipalidad de Lima, los restos de la antigua capilla de la portería de San Juan Macías fueron encontrados a un metro de profundidad, mientras se realizaban labores de restauración en la plaza Francia, ubicada en el centro de la ciudad, en el marco Programa para la Recuperación del Centro Histórico de Lima.

Entre los vestigios arqueológicos encontrados durante las excavaciones destacan, además de los cimientos originales de la estructura, los azulejos sevillanos que adornaban las paredes y pisos del inmuebles, los cuales sobrevivieron en gran estado al paso de los siglos.

Asimismo, los investigadores hallaron restos de vajilla, fragmentos de distintos tipos de cerámica producida en los siglos XVII y XVIII, así como candelabros, tinteros y botellas, «entre otros objetos de la época».

La capilla en cuestión fue construida en 1606 por la Orden de los Dominicos o de los Predicadores, la primera en llegar a Perú en 1531 junto al conquistador Francisco Pizarro, y formaba parte de un centro dedicado al retiro espiritual. A lo largo de los cerca de 400 años que se mantuvo en pie, el edificio fue utilizado con diversos propósitos hasta que finalmente fue demolido a mediados del XX.

El artículo original se puede leer aquí