Un equipo de arqueólogos encontró que las tumbas depositadas a lo largo de generaciones, en Sudán, crearon gigantescos patrones que se asemejan a las galaxias.

Un grupo de investigadores internacionales ha utilizado imágenes satelitales para descubrir más de 10 000 monumentos funerarios en un área de aproximadamente 2500 kilómetros cuadrados en el este de Sudán, según un estudio publicado esta semana en la revista PLOS ONE.

Los expertos apuntan a que estos monumentos no se colocaron al azar, sino que su distribución responde probablemente a factores geológicos y sociales. Desentrañar los patrones del paisaje funerario puede proporcionar una visión de las antiguas prácticas culturales de las personas que las construyeron.

Los científicos utilizaron herramientas del campo de la cosmología para descubrir que estas tumbas están dispuestas en cúmulos similares a galaxias a lo largo del paisaje. El equipo logró este resultado alucinante al aplicar una herramienta de estadísticas espaciales desarrollada para cosmología a una investigación arqueológica por primera vez.

Imágenes satelitales muestran la distribución de monumentos funerarios en Sudán. (Fuente: Plos One)

Los autores plantean la hipótesis de que la distribución a mayor escala de las tumbas está determinada por el medio ambiente, con áreas de “alta gravedad” centradas en regiones con paisajes favorables y materiales de construcción disponibles.

La distribución a menor escala parece ser un fenómeno social, con tumbas comúnmente construidas cerca de estructuras más antiguas, lo que posiblemente incluye entierros familiares recientes o más antiguos de importancia tradicional.

El artículo original se puede leer aquí