Por: Stephanía Aldana Cabas

Después de cuatro días en que los colombianos salieron a las calles a protestar contra la reforma tributaria y fueron reprimidos por la fuerza pública, el presidente Iván Duque anunció el retiro del proyecto de ley y entrar en una etapa de consenso para la construcción de un nuevo articulado

  • Las marchas que iniciaron el pasado 28 de abril, llevaron a las calles a los colombianos a protestar contra la reforma tributaria presentada por el ministerio de hacienda, en medio de la emergencia sanitaria por la que atraviesa el país a causa de la Covid-19.
  • Las manifestaciones previstas para el 28 de abril en el denominado Paro Nacional, se han prolongado hasta hoy 3 de mayo, día en que se han sumado taxistas y transportadores con bloqueos, después de que el presidente Iván Duque anunciara la asistencia militar para las ciudades con mayores concentraciones. Hasta el momento el abuso excesivo de la fuerza pública deja un saldo preocupante de violaciones a los derechos de los manifestantes.

Para entender los puntos de la reforma tributaria radicada en Congreso el pasado 15 de abril:

Luego de su presentación vinieron las críticas a la reforma tributaria por parte de algunos analistas, donde se resaltaba lo lesiva que sería para la clase media asalariada y la pequeña y mediana empresa:

Por esta razón, distintas centrales obreras, sindicatos y organizaciones sociales, convocaron a un Paro Nacional para el 28 de abril, con el fin de mostrar su descontento con la nueva reforma. Sin embargo, las marchas del llamado 28A, a pesar de que gozaron de un masivo apoyo en distintas ciudades del país, fueron reprimidas de forma desmedida por la fuerza pública, con la excusa de evitar el vandalismo.

Después de cuatro días de manifestaciones, se presentaron más de 851 acciones de violencia policial en distintas ciudades del país, entre el 28 y 30 de abril, según lo que informó la Ong Temblores, el 2 de mayor de 2021.. Además, organizaciones como la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías en Cali, una de las ciudades donde se presetaron mayores concentraciones, informó que recibió la denuncia de 14 personas asesinadas por disparos policiales; por el momento 7 están confirmadas y otras 7 en proceso de investigación.

La ONG Temblores registró la extralimitación de las funciones de la fuerza pública indicó que esta acción ha provocado 68 víctimas de violencia, 4 víctimas de violencia sexual, 13 víctimas de violencia homicida, además de 655 detenciones arbitrarias contra los manifestantes, 98 intervenciones violentas, 14 personas fallecidas durante la movilización y más de 18 disparos con arma de fuego contra las personas que se movilizaban en las distintas ciudades.

Saldo trágico tras represión en Paro Cívico

Fuente: ONG Temblores

Mientras que la Campaña Defender la Libertad, publicó a través de Twitter que, hasta las 9:30 p.m. del 1 de mayo, registraron 5 personas asesinadas, 9 defensores de derechos humanos agredidas por la Policía Nacional y 18 personas que sufrieron una lesión ocular por parte de la fuerza pública.

¿Se cae la reforma tributaria?

El presidente de Colombia Iván Duque después de haber asegurado el 1 de mayo de 2021 que no retiraría el proyecto de la reforma tributaria, hacia el mediodía del domingo 2 de mayo Duque pidió en rueda de prensa al Congreso de la República, retirar el proyecto radicado por el Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, el pasado 15 de abril y, además, pidió al órgano legislativo tramitar de manera urgente un nuevo proyecto tributario.

Antes estas medidas, representantes de las centrales obreras indicaron que están abiertos al diálogo, al igual que la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), pero “volverán a salir a las calles, en caso que el proyecto no tenga en cuenta las necesidades de los colombianos de a pie y propendan por el empobrecimiento de la población”, indicó Williman Zambrano representante de Fecode.

No obstante, la organización Colombia Informa anunció que en el Norte de Bogotá, capital colombiana, (calle 127 con carrera 13, junto al Centro Comercial Unicentro) se ha instalado tanqueta, junto al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad); a pesar que Duque anunció pocos minutos antes que su gobierno daba garantías de seguridad y respeto de los derechos humanos de los manifestantes que anunciaron que el paro nacional continuará.

La minga indígena se unió la Paro Nacional

El pasado 30 de abril, el Consejo Regional Indígena de Cauca (CRIC) por medio del consejero mayor, Hermes Pete, anunció que las 127 autoridades aprobaron la asamblea permanente y viajarán a Bogotá donde se sumarían a las demás organizaciones que declararon el Paro Nacional, debido a las distintas medidas que ha tomado el Gobierno Nacional, durante la emergencia sanitaria ocasionada por la Covid-19.

El domingo 2 de mayor, la minga indígena llegó a Jamundi, Valle donde fue recibido por la población que ha cerrado la vía de ingreso al municipio como apoyo al Paro Nacional, y se espera que el Movimiento Indígena llegue durante esta semana a la capital colombiana.

Ver: Rueda de prensa: comunidades indígenas reiteran su posición frente al paro nacional

Igualmente, mediante un comunicado, el Comité Nacional del Paro ha anunciado que continuarán las movilización, pues «El gobierno, desesperado, busca reencauchar un nuevo proyecto de reforma acordado en el Congreso apoyado en toneladas de “mermelada”(1), dejando al margen a quienes hemos rechazado ese infame proyecto».

Por lo tanto, convocan para nuevas jornadas de protesta para el próximo 5 de mayo, con las siguientes demandas:

Garantías y Libertades Democráticas, garantías constitucionales a la movilización y la protesta. Desmilitarización de las ciudades, cese de las masacres y castigo a los responsables. Y, así mismo, el desmonte del ESMAD. Negociación con el Comité Nacional de Paro del Pliego de emergencia así resumido:

1. Retiro del proyecto de ley 010 de salud y fortalecimiento de una masiva vacunación.

2. Renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.

3. Defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina). Subsidios a las MiPymes y empleo con derecho y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.

4. Matrícula cero y no a la alternancia educativa.

5. No discriminación de género, diversidad sexual y étnica

6. No privatizaciones y derogatoria del decreto 1174 (2)

Nota

(1) En Colombia se le ha llamado mermelada a las dádivas que entregan los gobiernos a los congresistas para conseguir apoyo y aprobación de leyes e iniciativas.
(2) El decreto ordena que a partir del primero de febrero de 2021 los trabajadores independientes o dependientes que reciban menos de un salario mínimo mensual se deben afiliar de manera obligatoria al piso de protección social, reformando, fuera del cauce democrático, los componentes constitucionales y legales de la seguridad social: en salud, se reemplaza el régimen contributivo; los BEPS reemplazan los regímenes pensionales, y el seguro inclusivo sustituye la afiliación al Sistema de Riesgos Laborales (ampliar)