Imagen por: Gerd Altmann from Pixabay

 

Pressenza ha entrevistado a Chris Wells, uno de los cantautores y productores que participan en el álbum «Songs for Sala», el cual fue publicado y está disponible en bandcamp: https://salasongs.bandcamp.com/releases

Chris Wells es un cantautor, actor, profesor y siloísta afincado en la ciudad de Nueva York.

Karina L. Santillan: ¿Podría hablarnos un poco más de usted y su experiencia como profesor, músico y siloísta radicado en Nueva York?

Chris Wells: Vivo en Nueva York con mi esposa Julie. Nos conocimos a principios de los 90 cuando participábamos en proyectos vecinales como parte del Movimiento Humanista. Este es un movimiento internacional de voluntarios emprendido por Silo, que trabaja por un profundo cambio social y personal a través de la metodología de la no violencia activa. Tengo dos hijos. Mi hijo tiene 23 años y mi hija 20. Fui actor profesional durante muchos años y doy clases de actuación en una maravillosa comunidad artística: una escuela profesional en NYC llamada The Barrow Group. He estado escribiendo música y canciones de forma intermitente desde que tengo 20 años. En los últimos dos o tres años las he escrito con mayor regularidad. Participé en el Movimiento Humanista durante unos 20 años y fui el portavoz de Norteamérica antes y durante la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia. Recientemente participé en la comunidad de El Mensaje de Silo, una comunidad organizada de manera informal, que está formada por amigos comprometidos con la búsqueda de la espiritualidad.

K.S. Usted es siloísta y humanista desde hace muchos años. Una de las canciones que ha escrito está inspirada en El Mensaje de Silo. ¿Qué es lo que tiene el mensaje de Silo para que resuene tanto en usted? ¿Cómo le ha moldeado o inspirado a nivel personal como músico, profesor y un ser humano que vive en estos tiempos?

Chris Wells: Silo ha sido la influencia más importante en mi vida, en mis creencias, mis valores y mis objetivos. En mi opinión, ha dado propuestas válidas y bien fundamentadas para un cambio positivo tanto a nivel social como personal. Y estas visiones o propuestas de cambio están compaginadas. Eso es lo que quería transmitir en la canción Silo: 4 de mayo de 2019, con la letra «change the world and change yourself and change the world…» (Cambia el mundo y cámbiate a ti mismo y cambia el mundo…), etc. Él desarrolló una obra y unas ideas extraordinariamente ricas sobre de una gama de temas que van desde la psicología hasta los mitos, pasando por la economía y la política. Pero para mí, el corazón de su enseñanza es la búsqueda de ciertas experiencias que cambian algo dentro de nosotros para mejor. Y siento que esas experiencias han penetrado profundamente en mi ser y que se mantienen en mí para orientarme independientemente de los altibajos de mi proceso de búsqueda espiritual, incluso cuando me olvido de ellas.

Mis canciones se inspiran en mi experiencia y simplemente intento transmitirlas con la mayor veracidad posible, incluyendo las luchas y los fracasos, así como las inspiraciones para plasmarlas en una canción que sea placentera. Y muchas de esas experiencias están relacionadas directa o indirectamente con lo que he aprendido de Silo. En cuanto a mi enseñanza, creo que ser siloísta me ha ayudado a cambiar mi enfoque. He pasado de ver la actuación como algo egocéntrico, hacia algo orientado por el mensaje que se pretende comunicar a los demás. Creo que las historias son una de las formas más importantes que tenemos los seres humanos de entender nuestras vidas y comunicar nuestras experiencias, y creo que actuar es en gran medida un ejercicio de compasión: ponerse en el lugar de otra persona. Y espero que mi práctica espiritual me ayude a estar más centrado, más despierto y ser más amable con los demás.

KLS: Recientemente usted ha colaborado con otros músicos y artistas para producir un álbum, Songs for the Sala. Esta es una colaboración entre compositores de los cinco continentes, y inspirada en los proyectos y las enseñanzas de Silo. ¿Podría contarnos más acerca de este proyecto y su propósito?

Chris Wells: Songs for the Sala comenzó como una idea destinada a ayudar a recaudar fondos para construir una sala de meditación en el Parque de Estudio y Reflexión del Valle del Hudson, en Kingston, Nueva York. Por cierto, ese proyecto está en marcha y agradeceríamos cualquier apoyo. El Parque del Valle del Hudson, uno de los 50 Parques de Estudio y Reflexión que existen en todo el mundo, es un espacio sagrado dedicado a la búsqueda de inspiración profunda y a la enseñanza y aprendizaje de la no violencia. Como todos los Parques de Estudio y Reflexión, se inspira en las enseñanzas y el trabajo de Silo. (https://www.hudsonvalleypark.org/hudson-valley-park/).

El álbum iba a ser originalmente una colaboración entre Mark Lesseraux y yo, pero en algún momento tomamos la sugerencia de incluir música de otros siloístas en todo el mundo. En ese momento, fue maravilloso ver que el proyecto empezó a cobrar vida propia y nos alegramos mucho de poder conectar con esta comunidad de músicos de todos los rincones del mundo que han estado escribiendo canciones inspiradas en este mismo tipo de ideas. El álbum es extraordinariamente diverso, con estilos musicales que van desde el rap hasta el pop/rock, pasando por la música de baile latinoamericana y los paisajes sonoros etéreos, pero está unificado porque, en cierto modo, todas las canciones surgen de la misma fuente.

KLS: ¿Podría contarnos un poco más sobre la inspiración que hay detrás de cada una de las canciones? ¿Qué mensaje quería transmitir? ¿Cuál ha sido la inspiración musical y lírica para cada una de las canciones?

Chris Wells: Empecé a escribir «Silo: 4 de mayo de 2019» en el 50º aniversario de una de las primeras charlas públicas más importantes que dio Silo, llamada La Curación del Sufrimiento. Esta charla se dio el 4 de mayo de 1969 en Punta de Vacas, Argentina, en lo alto de las montañas de los Andes. Parte de lo que quería transmitir en esa canción era la forma en la que el mensaje que Silo había lanzado todavía se mueve dentro de mí. Todavía me guía y me inspira. Así que, todo se trataba de una especie de canción testimonial en agradecimiento a esta extraordinaria persona. También tuve la suerte de conocer personalmente a Silo varias veces y siempre me conmovió su extraordinaria amabilidad. Creo que es la persona más amable que he conocido.

> Para escuchar la canción, haga clic en este enlace: https://salasongs.bandcamp.com/track/silo-may-4-2019

Silo: May 4, 2019 (letra)

Traducción del audio: «Espoleada por el deseo, la violencia en una persona no se queda simplemente como una enfermedad en la conciencia de esa persona: actúa en el mundo de otras personas… »

50 years ago today a man said what he came to say

No more, no less

Cow Point, what a place for a sign of hope to surface

He made a mess

 

He named the violence ready to explode

Pointed to the exit, it was down the inner road

And all these years later, it echoes in my bones

Echoes in the deep space with faint overtones

A simple truth but a rocky path and every day we start

Change yourself and change the world

The light of meaning heals the heart

 

The junta said talk to the stones and so he went but not alone

He knew his way

Hundreds gathered in the heights, machine guns had ‘em in their sights,

who was more afraid?

 

He told a tale about the baggage of desire

How suffering and pleasure turn and drown the sacred fire

 

And all these years later, it echoes in my bones

Echoes in the emptiness that hums a silent song

A simple truth but a muddy path and every day we start

Change the world and change yourself and change the world and change yourself

The light of meaning heals the heart

 

Bryant Park, 2010; just a gentle breeze

Closed my eyes to say goodbye, store my thanks inside

Saw him getting younger as he walked along the path

Turned into a ball of light and flew

Celestial gymnast

 

And in the stillness, as if on cue, a sudden wind

Like in the Andes

 

Many times I’ve lost the way,

failed to say what I came to say

Or do what’s right

Felt the violence inside

stink up the place like something died

Infect my life

 

The old world is over, yes, and many mourn the dream

We have failed and failed again “pero insistimos” (but we insist)

 

And all these years later it echoes in my bones

Echoes there where freedom lives and nobody walks alone

A simple truth, we share the path and every day we start

Change yourself and change the world and change yourself and change the world and change yourself

The light of meaning heals the heart, heals the heart …

Translation of audio: “My brother, my sister, keep these simple commandments, as simple as these rocks, this snow, and this sun that bless us. Carry peace within you, and carry it to others.”

 

«Every Single Person» es como mi propia versión de «Imagine», en la que me pregunto cómo sería el mundo si realmente viéramos y valoráramos a todas las personas con las que nos encontramos. La idea de la canción surgió cuando paseaba por Nueva York. Fue antes de la pandemia, por lo que había mucha gente y me di cuenta de que yo tenía la tendencia de ver a los demás como un obstáculo o una molestia. A medida que la canción se desarrollaba, su temática se expandió para poder tocar el tema de la terrible injusticia y violencia del mundo, y también la forma en que podemos sacrificar nuestros verdaderos valores por los antivalores dados por el «sistema». También, acerca de cómo se manipulan las ideas y las narrativas con fines que no tienen nada que ver con lo que hace a los seres humanos felices y libres.

 

> Para escuchar la canción, haga clic en este enlace: https://salasongs.bandcamp.com/track/every-single-person

Every Single Person* (letra)

Hup! New York City. Bodies all around

Man, the clueless tourists make me nuts

Pass a girl with watchful eyes, staring at the ground

I guess every life takes heart and it takes guts

Every life takes heart and it takes guts

Refrain: What if every life could be witnessed?

What if everyone was loved (even a little bit)?

What if everyone could be solid in their soul?

Every single person in the world

Every single person in the world

What about the ones who kill? The ones who hate?

The ones who prey on others from afar?

Sometimes I’d like to see them suffer the same fate

But that’s not so different than the way things are

not so different than the way things are

What if every child was nourished?

What if every home was safe?

What if every heart was as fierce as it was true?

Every single person in the world

Every single person in the world

Would we still be liars?

Would we still be cruel?

Would we still seek refuge in success?

Bow to the rule?

Some say it’s not the world, evil lies within

And we will all face judgment when we die

I say we should think about the stories we take in

think about who’s telling them and why

think about who’s telling them and why

Repeat Refrain

 

«Gentle Little Joy» está inspirada en una experiencia sorprendente que tuve. Estaba lavando los platos y, por alguna razón, de repente me sentí tranquilo, consciente y feliz de estar haciendo lo que estaba haciendo. Casi todos los días dedico algo de tiempo a escribir acerca de temas que tienen que ver con mi proceso «interno». Estaba escribiendo sobre esa experiencia y se me ocurrió la frase «brushed against a gentle joy», y me emocioné porque pensé que era una línea maravillosa para una canción. Quería escribir algo relacionado con la experiencia en sí. Era muy simple, muy suave. Y también quería explorar cómo esas experiencias se almacenan en el cuerpo como recuerdos que siguen influyendo en nosotros de forma sutil pero importante.

 

Gentle Little Joy (letra)

He was running, he was racing

‘Gainst a world that had outpaced him

Trying just to buy a little time

Time for what? He was not exactly sure

Something that was his

Something in the corner of his mind

In the middle of the din

Of his reveries and worries

Something subtle shifted with him

As if he could see through the need to hurry

And he brushed against a gentle little joy

brushed against a gentle little joy

Well these gifts they don’t last long

In a moment it was gone

Swept away by things he had to do

And it might have just got lost

Written off with all the other costs of living

But it left a little trace, a little clue

In a synapse or a cell

Somewhere deep inside his body

Sensation of a memory gels

Sending tiny signals that seem godly

He brushed against a gentle little joy

brushed against a gentle little joy

It was soft

It was simple

Like it’s been here all along

In the middle of the din

Of his reveries and worries

Something subtle shifted with him

As if he could see through the need to hurry

And he brushed against a gentle little joy

brushed against a gentle little joy

brushed against a gentle little joy

brushed against a gentle little joy

Why do we

need so much

When we don’t need anything?

He sido influenciado musicalmente por el material acústico de Stephen Stills para escribir esta canción. Es uno de mis favoritos, junto con Joni Mitchell, James Taylor y Paul Simon (¡crecí en los años 60 y 70!) y recientemente me han inspirado Bonnie Raitt, John Prine, John Hiatt, Madison Cunningham, Jonatha Brooke, Gillian Welch y Jason Isbell. Me gustan las canciones que cuentan una historia y que tienen letras muy fuertes. Trato de no ser demasiado críptico en mis letras, así que espero que la gente pueda hacerse una idea de lo que estoy hablando la primera o segunda vez que escuche la canción, pero sin que sea demasiado obvio. Normalmente, empiezo con una idea para la letra y luego intento componer una melodía que encaje. Espero que la música abra el corazón del oyente para que puedan entrar ciertas cosas, y quizás también para tocar ciertos «registros» que van con el significado de las palabras. A veces, me lleva mucho tiempo encontrar la música adecuada y puedo pasar por varias versiones antes de llegar a la final. En última instancia, sólo espero que los oyentes encuentren las canciones reconfortantes, inspiradoras o conmovedoras, y que suenen como algo real. Por supuesto, ¡nunca estoy completamente contento con el resultado! Pero el proceso es satisfactorio.

*«Sentir aquello que es humano en la otra persona es como sentir la vida del otro en un hermoso arco iris multicolor, que se aleja cada vez más cuanto más trato de detenerme, de agarrar, de capturar su expresión». Silo – Acerca de lo humano – en Silo Speaks (www.silo.net/collected_works/silo_speaks)

**Música y letra de todas las canciones por Chris Wells

 


Traducido del inglés por: Alanissis Flores