Por Ayenza Matthews. Redacción Radio Temblor Internacional

Muchas son las millas que engloba nuestro mundo rebelde. Y muchas son las historias que globalizan la solidaridad. Ayenza Matthews, compañera panameña, es de aquellas que en su diario vivir, recorre distintas latitudes con su atletismo, pero con el carisma y la noción de que la humanidad también se movilice para mejores días. Y en el marco del cambio climático, sus efectos incide profundamente a la mujer, en particular en aquellas zonas donde son las principales agricultoras y criadoras de animales domésticos y administradoras del agua.

Según la ONU «El cambio climático afecta a toda la población, pero son las personas más pobres del mundo y las que se encuentran en situación vulnerable, especialmente las mujeres y las niñas, quienes soportan las peores consecuencias de las tensiones ambientales, económicas y sociales».

Ayenza, nos comparte su experiencia junto a la comunidad Ildepen, de la Tribu Masái en Amboseli, Kenia, África. Cuyo recorrido nos muestra el esfuerzo y sacrificio que viven estas poblaciones africanas ante la sequía producida por el cambio climático. Pero que no dejan de luchar por sostener su cultura y vivencias.

Nuestros elogios a Ayenza y a todas las mujeres que luchan a diario por un mundo justo y ecológico.

El artículo original se puede leer aquí