El Gobierno de la Comunidad de Madrid subcontrata pon 805.000 euros al movimiento Cruz Roja para administrar durante los próximos seis meses las vacunas contra la Covid-19. El colectivo “Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid , MEDSAP – Marea Blanca” denuncia que se deje en manos privadas la ejecución de la medida más importante contra la pandemia.

El colectivo “MEDSAP – Marea Blanca” advierte que el Gobierno de la Comunidad de Madrid sigue haciendo contratos y nuevos edificios innecesarios alegando una emergencia. Como ejemplo el nuevo hospital de Madrid especializado en tratamiento de Covid-19 “Isabel Zendal”, acabado recientemente y que la plataforma define como “un negocio de constructoras afines al gobierno de la Comunidad de Madrid”. Este tipo de acciones nos conduce a la pérdida del control de nuestra salud dejando en manos privadas la ejecución de la medida más trascendental en esta pandemia en su tercera ola en curva vertical, con esta medida se pierde también la posibilidad de hacer un seguimiento permanente de la vacunación hasta conseguir la inmunidad de la población, advierte MEDSAP – Marea Blanca.

La plataforma declara: “nadie pudo prever el azote del virus, que puso a Madrid en el epicentro de la pandemia, pero si no hubieran descapitalizado nuestra Sanidad Pública para favorecer la especulación y crear reinos de taifas dirigidos desde la incapacidad y la nebulosa especuladora, sufriríamos menos los pacientes, el personal sanitario y la ciudadanía en su conjunto.

Tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso, como el Vicepresidente, Ignacio Aguado, gobiernan para seguir privatizando, con el único fin de favorecer el mercado por encima de la salud comunitaria; esto sobrepasa la ideología, es propio de un fundamentalismo que escupe sobre la democracia y saca rendimiento de todo lo que nos es propio; saquean el bien común y se dedican a saltar por encima de los derechos de las personas, derechos tan valioso como la Salud y la Vida.

La Salud sólo puede ser garantizada por una Sanidad 100 % Pública Universal que trabaje en condiciones permanentes de calidad sin ningún tipo de parásito que la esté sangrando con la connivencia de políticos desleales.

La permanente defensa de las bondades de lo público – privado es una táctica engañosa neoliberal que no cumple con los objetivos de garantizar la salud universal sólo con el camuflaje de su intención. La privatización ha sido la causa del deterioro de nuestra Sanidad Pública, además, la privatización aumenta la destrucción de nuestro patrimonio público y saquea el dinero de todos para nutrir grandes bolsas de especulación que suelen acabar en paraísos fiscales. Con sus permanentes privatizaciones profundizan en la destrucción de nuestro patrimonio público y saquean el dinero de todos para nutrir grandes bolsas de especulación que suelen acabar en paraísos fiscales.”

Producción: Juanjo Delapeña