El acuerdo de paz en Colombia habría sido objeto de lo que se ha denominado un «entrampamiento», orquestado por la Fiscalía General de la Nación, en su momento a cargo de Néstor Humberto Martínez, junto con la Administración de Control de Drogas (DEA)

Según investigaciones desarrolladas por los senadores Gustavo Petro, Iván Cepeda, Antonio Sanguino y Roy Barreras, la Fiscalía General de la Nación, habría desarrollado distintas operaciones con el apoyo de la DEA, con el objetivo de lesionar el proceso de implementación del Acuerdo de Paz en Colombia; primero a través de desprestigiar a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y, después, implicando a Seuxis Pausias Hernández, más conocido como Jesús Santrich, en un negocio de drogas con carteles mexicanos y producir así su extradición a los EEUU.

A continuación, compartimos dos vídeos de Noticias Uno, donde se puede conocer el caso que ocupa hoy la agenda pública en Colombia, dada la gravedad de estos hechos para el presente y el futuro del país:

Después del debate, los tres senadores escribieron una carta a la juez de la Corte Penal Internacional Fatou Bom Bensouda, con el fin de que evalúe los hechos que habría perpetrado el ex fiscal Néstor Martínez.

Ver: Ante la Corte Penal Internacional denuncian supuesto entrampamiento a Santrich

Hace algunos días, Pressenza publicó un comunicado de la Coordinación Colombia, Europa, Estados Unidos (CCEEU), donde advertía sobre la posibilidad de nombramiento de Néstor Humberto Martínez como embajador en España y que, precisamente, no debía producirse tal nombramiento, debido a que el ex fiscal, «habría incurrido en acciones vulneradoras de la legislación colombiana, con consecuencias gravísimas para la seguridad nacional y el desarrollo del proceso de paz».

Ver: Néstor H. Martínez debe responder ante justicia por crímenes contra la paz y no ser nombrado Embajador en España