De lo que va del año, ha habido 33 masacres, Según el Comisionado de la Naciones Unidas.

Por Gustavo Espinoza

Con mucha indignación ciudadanos colombianos, organizaciones y varios colectivos de Nueva York, continúan denunciando ante el mundo los asesinatos de los líderes y lideresas sociales e indígenas de Colombia por defender las tierras, el agua, impedir que las empresas mineras entren a contaminar el medio ambiente, las cifras van en aumento de lo que del año, y al gobierno parece no importarle, mencionan.

Una de las organizadoras del plantón Aura Angélica Hernández, dice que “el gobierno nacional de Colombia se niega aceptar que el país está en medio de un conflicto, en los ocho meses que va del año 2020, según el Alto Comisionado de la Naciones Unidas, se han registrado 33 masacres en territorio colombiano de las cuales 10 han sido en el último mes.

Otra de las manifestantes, se expresa ante los micrófonos “Queremos la paz, no somos guerrilleros, no somos de izquierda, simplemente queremos la paz para todas las mujeres, hombres, niños, queremos que paren las atrocidades que están haciendo”.

Renata de la colectiva Verde que viene liderando la lucha contra el femicidio “Gritamos por todas ellas asesinadas desde todas las formas de violencia. Hay mucho dolor en una madre, hermana, y la tierra”; mientras se exhibía un cartel con una larguísima lista de mujeres asesinadas.

Además de los discursos, el acto contó con la participación de la poesía de Lua Arroyo, reivindicando la presencia y el papel del pueblo afro colombiano, y no podía faltar el acompañamiento de los ritmos de los tambores interpretando la música colombiana.

Tatiana Lindo del Grupo de Estudios Colombianos en Nueva York, subrayó que Colombia está viviendo un periodo de violencia supremamente fuerte, incluso ha superado otros periodos de violencia que no pensábamos que volveríamos vivir, están matando líderes sociales por doquier.

Hace un llamado a no quedarse en la casa pensando que nunca se va a mejorar, tienen que pensar en las nuevas generaciones que este problema va más allá de nosotros mismos, afecta a todos.

Como inmigrante “Así estemos fuera debemos sentir empatía, uno no se puede olvidar de donde viene, ni dónde nació, uno nunca se olvida el país que viene, enfatizó Tatiana

Por último, mencionó que desde la firma de los acuerdos de paz, van más de 300 líderes y lideresas sociales e indígenas asesinadas, es el mismo Estado colombiano el que está apoyando o encubriendo, el narco paramilitarismo tiene que acabarse y el centro democrático con Uribe tienen que dejar de hacer lo que han hecho todos estos años, la violencia no se cura con más violencia, necesitamos que se cumplan los acuerdos.

Les quiero decir a las personas que se encuentren en otros países, no se olviden de donde vienen, ni de la situación de los demás, así no les esté afectando la violencia directamente no pueden ser indolentes ante eso.

Estás actividades son muy importantes, tienen un valor simbólico de comunicación para que la gente se dé cuenta de lo que está pasando cuando uno es coherente con lo piensa y con sus actos; ahí empieza la revolución porque te incomoda la situación.

Para el 21 de Septiembre tienen previsto realizar otro plantón, lugar por definirse como parte de las actividades de denuncia al mundo que viene realizando el Movimiento por la Paz en Colombia a nivel internacional para que sepa el mundo y las instituciones internacionales encargadas de velar por los derechos humanos a nivel global lo que está sucediendo en Colombia.