Hoy 26 de Septiembre, en el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, nos hemos reunido miembros de Mundo sin Guerras y sin Violencia, amigos y simpatizantes, también concejal del ayuntamiento y militantes del partido Movem- En Común Podem, junto con algunos jóvenes paseantes que se han unido a nosotros.

Respetando en todo momento las medidas de distanciamiento impuestas por la Covid-19, nos encontramos en la plaza del Ayuntamiento de Castelldefels (Barcelona) con una pancarta, para manifestar nuestro desacuerdo, de forma simbólica, con este mundo violento y sobre todo para apoyar la campaña de ICAN que promueve la adhesión de ciudades y países al TPAN (Tratado de Prohibición de Armas Nucleares)

Armas nucleares que no tienen ningún sentido, ya que si se detonaran, cosa que podría pasar fácilmente por accidente, destruirían la vida en el planeta y cualquier posibilidad de supervivencia.

En estos momentos en que la pandemia está afectando a la salud, al trabajo y a la vida de millones de personas en todo el mundo, todos los recursos de los países deberían estar destinados a procurar alimento, sanidad, educación y cuidados, sobre todo a los más desfavorecidos, en lugar de emplearse en la constante actualización e incremento de este armamento destructivo.