Entrevista a María José Frías: los beneficios del Dióxido de Cloro en el contexto del COVID-19

09.08.2020 - Santiago de Chile - Pía Figueroa

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Italiano, Catalán

Entrevista a María José Frías: los beneficios del Dióxido de Cloro en el contexto del COVID-19
María José Frías (Imagen de Pressenza)

Pressenza: Muchas gracias María José por esta entrevista, en la que queremos comenzar preguntándote ¿qué es el CBHI?

María José Frías: El Círculo Blanco Humanista Internacional (CBHI) se llamaba originalmente Cruz Blanca Humanista Internacional, dedicada a la salud pública y al desarrollo personal y social. Nació como un proyecto social de voluntarios en República Dominicana y en Haití. Luego, en el 2014, cambió su nombre y actualmente se está organizando y desarrollando en varios países de África, Latinoamérica y el Caribe, promoviendo e incorporando programas de salud, nutrición, medicina natural, plantas medicinales, capacitación, difusión en redes sociales, desarrollo social y desarrollo personal.

Frente a esta crisis mundial del COVID-19 el CBHI está trabajando intensamente para que se reconozca la medicina natural conocida como CDS o Dióxido de Cloro difundida por el científico alemán Andreas Kalcker, y promoviendo así mismo que se acepte como beneficio para la salud y como método de curación de enfermedades a las plantas medicinales altamente estudiadas por el agricultor Josep Pámies, catalán especialista en este tema.

Pressenza: ¿Qué es el Dióxido de Cloro o CDS?

MJF: El “dióxido de cloro», es una sustancia que aporta oxígeno a los tejidos y a todos los líquidos del cuerpo, activando las mitocondrias de las células, que a su vez generan más energía y ésta energía permite que el cuerpo se recupere.

Al igual que la sangre, el dióxido de cloro libera el oxígeno cuando se encuentra con acidez, ya sea por ácido láctico o por la acidez del patógeno. Su efecto terapéutico es debido -entre otros- a que ayuda en la curación de muchos tipos de enfermedades al crear un entorno alcalino, y eliminar al mismo tiempo patógenos ácidos. El dióxido de cloro elimina los virus, las bacterias, los hongos y mediante un proceso de oxidación selectivo en muy corto tiempo.

Nuestro cuerpo obtiene su energía de la combustión. Para esta combustión es esencial el oxígeno, sin él no hay energía y sin energía no hay salud, ni vida. Nosotros, para poder obtener energía quemamos azúcares, grasas y proteínas provenientes de nuestra alimentación. La nutrición también es, por lo tanto, uno de los puntos más importantes a tener en cuenta cuando queremos estar sanos. Hipócrates, el fundador de la medicina dijo: “Que el alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”.

Las enfermedades se generan por malos hábitos alimenticios, el medio ambiente y el estilo de vida. Esto puede resultar en cáncer. La sana alimentación se logra evitando alimentos agresores que producen la acidosis. Alimentos que comemos todos los días sin saber el daño que causan a las células de nuestro organismo.

El envejecimiento prematuro, la falta de energía, el estrés, los dolores de cabeza, las enfermedades del corazón, alergias, eczema, urticaria, asma, cálculos renales, aterosclerosis, el cáncer, entre otros, no son más que el resultado de la acumulación de ácidos.

Por ello, decimos que el uso del CDS para purificar el agua, es siempre un uso complementario dentro de la dieta y demás características personales, sociales y médicas de la persona que decide y opta por consumirlo, como una manera de prevenir y además buscar efectos positivos en su salud y vida, tal cual lo hacen todas aquellas personas que en uso de su libertad de elegir, usan terapias alternativas y complementarias para el mejoramiento de su salud y calidad de vida.

Pressenza: ¿Qué hace CBHI al respecto?

MJF: Poner en conocimiento a todos los equipos de salud del CBHI de los diferentes países, sobre la existencia de esta sustancia comprobada ya por nosotros, como una solución a numerosos problemas de salud. En el equipo del CBHI de Argentina, Graciela Romero y José Ruiz proponen realizar la máxima difusión sobre los beneficios del CDS, enseñar a la gente, a conocerlo y a utilizarlo, como prevención y como un medicamento natural para la salud dado su comprobado beneficio, como así también el uso de plantas medicinales.

Por ello, y por las investigaciones científicas y médicas que se están realizando en diferentes países, el Circulo Blanco Humanista Internacional reconoce al CDS o Dióxido de Cloro, difundido ampliamente por el científico Andreas Kalcker y Joseph Pámies, además de las plantas medicinales, como la solución para el Covid 19. Es muy importante su consumo como prevención y también para la curación ya que evitaría la innecesaria muerte de tantos seres humanos en el mundo.

Pressenza: Como bien sabes, Kalcker y también Pámies son sumamente cuestionados, no son considerados científicos. El uso del CDS tampoco está científicamente comprobado y hay quienes sostienen que produce daños importantes en varios sistemas vitales. Es un tema muy discutido actualmente en el contexto del COVID-19 y queríamos tener tu punto de vista al respecto. Seguiremos con atención el uso de esta controvertida sustancia, informando al respecto. Muchas gracias María José.

Categorías: Entrevistas, Internacional, Salud
Tags: ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.