Hace 60 años, la independencia africana. ¿Qué balance se puede hacer? (1/5) Una democratización incompleta

12.07.2020 - Toulouse, Francia - Olivier Flumian

Este artículo también está disponible en: Francés, Italiano

Hace 60 años, la independencia africana. ¿Qué balance se puede hacer? (1/5) Una democratización incompleta
Elecciones nigerianas en 2015. Una votante acreditándose en la unidad de votación de la zona 1 de FCT Abuja. (Imagen de la Embajada de Estados Unidos en Nigeria/ Idika Onyukwu | CC BY-NC 2.0 | https://www.flickr.com/photos/iip-photo-archive/21599489538/)

En 1960, 17* países africanos se independizaron. En el continente, las esperanzas son grandes. Pero el contexto internacional impondrá sus restricciones: el neocolonialismo, la Guerra Fría, la globalización neoliberal pesarán en los nuevos Estados mientras el continente enfrenta un crecimiento demográfico muy fuerte y una urbanización descontrolada.

De los últimos sesenta años, ¿qué balance podemos sacar en estas condiciones? ¿La independencia ha cumplido sus promesas? ¿Cómo ha cambiado la situación política y económica? ¿Cómo han cambiado las sociedades civiles? ¿Han encontrado su lugar las mujeres y los jóvenes?

Pressenza se reunió y entrevistó a Amzat Boukari-Yabara, médico de la Escuela de Estudios Avanzados en Ciencias Sociales, historiador y activista panafricano.

Comenzamos en la primera parte examinando la cuestión política.

*Dahomey (ahora Benin), Haute-Volta (ahora Burkina Faso), Camerún, Congo-Brazzaville, Congo-Kinshasa, Costa de Marfil, Gabón, Malí, Madagascar, Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, Senegal, Somalia, Chad, Togo.

 

En la mayoría de los estados, existen gobiernos elegidos, al menos de manera formal. Sin embargo, la historia política de África no ha sido pacífica.

¿Cuál ha sido la historia de la democratización política desde la independencia?

Después de 1945, los diputados africanos fueron elegidos directamente en el Palacio Borbón y los movimientos políticos y sindicatos africanos, específicamente la Asamblea Democrática Africana (RDA), se afiliaron a partidos políticos franceses. La relación de colono a colonizados está acompañada de vínculos sociales e ideológicos. La política francesa de asimilación de las nuevas élites africanas se realiza paralelamente con la preparación de las modalidades de transferencia de competencias en la ley-marco Defferre [1] en 1956, y luego en el referéndum sobre la Comunidad Franco-Africana de 1958 que también fundó La Quinta República. Este referéndum fue para asegurar el logro del gran golpe de mantener las colonias dentro la Comunidad.

En Níger, para evitar una victoria del partido proindependentista Sawaba [2], París envía un nuevo gobernador especializado en fraude electoral. Es importante señalar que las elecciones ya estaban teniendo lugar en África bajo la colonización francesa, pero la administración colonial devolvió los resultados de acuerdo con sus intereses. El colonialismo –como en su definición misma–  siempre se ha opuesto al ejercicio de la soberanía africana, incluso cuando ésta cumple con los criterios democráticos. La descolonización no fue una verdadera democratización de la política africana en el sentido de que Francia buscó preservar sus intereses instalando en el poder a hombres que defendieran sus intereses frente a los del pueblo. El neocolonialismo permite comprender la actual injerencia de Francia en los procesos electorales africanos y el por qué la palabra «democracia» no tiene el mismo significado en Francia y en las antiguas colonias.

Como consecuencia, a excepción de la Guinea de Sékou Touré que rechazó el referéndum de 1958 y que fue boicoteada por Francia, y en menor medida por Malí  de Modibo Keita; en 1960, Francia decidió transferir poderes a los líderes cooptados que  en ocasiones combatieron ellos mismos el principio de independencia. El presidente marfileño Félix Houphouët-Boigny encarna perfectamente esta línea colaboracionista, así como también el caso del presidente senegalés Léopold Sédar Senghor. En Gabón, el presidente Léon M’Ba incluso esperaba hacer de su país un departamento francés. Por el contrario, en Camerún, se está produciendo una guerra entre el ejército francés y los nacionalistas de la Unión del Pueblo de Camerún que pedían a Francia que fijara el plazo para la independencia de acuerdo con los compromisos de la administración fiduciaria de las Naciones Unidas. Los upecistas [3], al igual que todos los demás grupos africanos que lucharon por una verdadera independencia, fueron eliminados ya sea política o físicamente antes de la independencia, o después, como en el caso del presidente de Togo, Sylvanus Olympio, y del Primer Ministro congoleño, Patrice Lumumba. Su eliminación formaba parte de los intereses cruzados de las antiguas potencias coloniales, actores africanos locales y multinacionales. Contrariamente a la idea de una independencia pacífica, el deseo de Francia de permanecer presente a pesar de todo en el marco de los acuerdos de cooperación produjo violencia.

Internamente, la vida política africana se ha caracterizado por una etnificación del poder y un encierro en torno a los clanes presidenciales. Aquí o allá, el partido único, de ideales marxistas, nacionalistas o liberales, es responsable de construir la unidad nacional pero también de vigilar con más facilidad las acciones subversivas. De hecho, se produjeron golpes de estado militares en varios países. En 1975, la independencia de Angola y Mozambique, seguida por la independencia de Zimbabwe en 1980, anunciaron la última batalla contra el régimen del apartheid en Sudáfrica. En la década de 1980, estos regímenes experimentaron tensión como resultado de los programas de ajuste estructural y del final de la renta geoestratégica vinculada a la Guerra Fría. Aparecieron aperturas a un sistema multipartidista, transiciones y nuevas libertades políticas.

Sobre este punto, el discurso de La Baule del presidente Mitterrand en junio de 1990, dirigido a abrir una nueva era democrática en África, fue precedido durante varios meses por la conferencia nacional de Benin. En febrero de 1990, este país que anteriormente era campeón de los golpes de Estado y que acababa de salir de casi veinte años de régimen militar-marxista, inició una revolución política con una conferencia nacional soberana que sirvió de lanzamiento de las conferencias nacionales organizadas de 1990 a 1993 en más de veinte países. En abril de 1994, Nelson Mandela ganó las primeras elecciones multirraciales en Sudáfrica. Desde la década de 1990, casi todos los países africanos han entrado en un régimen formal de democracia liberal. Se han celebrado elecciones, con diversos grados de éxito y una oposición más o menos activa. Los militares están cada vez menos inclinados a tomar el poder. Sin embargo, las dificultades persisten debido a la falta de alternancia, a la toma del poder por parte de los clanes o dinastías, o incluso la injerencia directa o indirecta de países extranjeros.

Uno de los casos flagrantes es la intervención militar francesa contra el presidente Laurent Gbagbo y a favor de Alassane Ouattara durante el litigio electoral de 2010. En otro contexto, podemos citar el caso de Malí que experimentó un renacimiento democrático a principios de 1990 antes de colapsar veinte años más tarde. La democratización de la política africana se debe en parte a la descolonización de la política africana de Francia. De hecho, si las antiguas colonias francesas, que son legalmente soberanas, tienen evidentemente su actualidad política nacional a menudo marcada por las tensiones entre los que están en el poder y los que están en la oposición, Francia sigue teniendo el control de los instrumentos de la soberanía global.

París controla la política monetaria de sus antiguas colonias con el franco CFA impreso

cerca de Clermont-Ferrand. Interviene como «experta» en cuestiones africanas durante las reuniones del Consejo de Seguridad. Y las intervenciones militares francesas en África, especialmente bajo las órdenes directas del Palacio del Elíseo y sin debate parlamentario, despertaron una fuerte oposición en la sociedad civil. La lengua francesa también está muy presente en los espacios culturales africanos, en detrimento de las lenguas y culturas africanas. Además, los vínculos con las diásporas africanas presentes en Francia hacen que el continuo colonial se refleje en problemas de migración. Si tampoco todo es perfecto en el resto del continente, donde en general la vida política es muy animada, está claro que París sigue siendo la única metrópoli que interfiere en la vida política de los africanos, lo que hace  que su espacio democrático sea aún más restringido.

Notas

[1]Esta ley lleva el nombre de Gaston Defferre, Ministro de Ultramar de Francia en el gobierno socialista de Guy Mollet entre 1956 y 1957. Otorga cierta autonomía interna a las colonias africanas.

[2] El Movimiento Socialista Africano Sawaba, comúnmente conocido como Sawaba, es un partido político nigeriano fundado en 1954 por Djibo Bakary para exigir la independencia de Níger. La administración colonial lo margina gradualmente a favor del Partido Progresista Nigeriano de Hamani Diori, quien se convertirá en el primer presidente del país.

[3] Los upecistas son los militantes de la UPC, la Unión de las Poblaciones de Camerún. partido de la independencia, creado en 1948, que optó por la lucha armada en 1953. Los guerrilleros upecistas fueron combatidos por el ejército francés y luego por el ejército camerunés siempre apoyado por Francia, después de la independencia en 1960. Los métodos de lucha contrainsurgente utilizados en esa época recordaban  a los de la guerra de la Argelia contemporánea.

Serie completa: Hace 60 años, la independencia africana. ¿Qué balance se puede hacer?

  1. Una democracia inacabada
  2. La dependencia económica, todavía
  3. Sociedades movilizadas
  4. Una juventud bajo presión
  5. Las mujeres en el corazón de la emancipación

Traducción del francés por Maria Paula Alvarez

Categorías: Africa, Entrevistas, Política
Tags: , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.