Un Centro Ceremonial Mapuche olvidado por la comunidad

25.01.2020 - Santiago de Chile - Redacción Chile

Este artículo también está disponible en: Italiano

Un Centro Ceremonial Mapuche olvidado por la comunidad
(Imagen de Helodie Fazzalari)

Por Helodie Fazzalari

En el centro de Santiago de Chile, a pocos pasos de la Universidad Católica, se encuentra el hospital de urgencias de la nación. Es aquí donde cientos de jóvenes son llevados para recibir primeros auxilios luego de las protestas en la plaza, donde han confluido cientos de estudiantes heridos durante las manifestaciones, y donde se encuentra uno de los Centros Ceremoniales Mapuches de la ciudad. Sin embargo, pocos, de hecho muy pocos, parecen saber de la existencia de esta realidad.

Personalmente, tuve la suerte de visitar el Centro gracias a Juan Carlos, un abogado mapuche que está vinculado a su comunidad de origen y que, aunque hoy vive en la ciudad, parece no haber perdido el contacto con la Madre Tierra y con el concepto de «tocarla». A la entrada del hospital, Juan Carlos me cuenta que hace casi un año, tras un grave accidente con su coche, su hermano fue admitido de urgencia en este centro. «Eran cerca de las 3 a.m., mi hermano estaba muriendo y mi familia y yo necesitábamos reunirnos para orar juntos,» explica Juan. «Le preguntamos al guardia si podíamos tener una oración propia cerca de un árbol, justo aquí a la entrada. El guardia, sin embargo, respondió que tendría que pedir permiso». Pero, ¿a quién exactamente se le debe pedir permiso para entrar en contacto con la naturaleza y rezar por un familiar moribundo en una cama de hospital? Probablemente esa pregunta, tan «fuera de este mundo» para quienes no conocen e ignoran la cultura mapuche, desorientó al guardia, que casi con seguridad no tenía idea de la presencia de un Centro Ceremonial dentro del propio hospital. De hecho, al estar en un área poco visible, incluso aquellos que tienen consciencia de su existencia pueden no encontrarla o confundirla con un jardín trivial, cuando en realidad en ese espacio de pocos metros cuadrados y completamente al aire libre, se encierra el corazón de toda una comunidad. En la zona «abandonada» y en desuso del hospital, pasando por los baños públicos actualmente en desuso, es posible tener acceso al Centro de Ceremonias.

«Tuvimos suerte», dice Juan Carlos. «Normalmente esta puerta está cerrada. Imagínese que alguien de nuestra comunidad estuviera muriendo y sintiera el deseo de entrar en contacto con la Madre Tierra, ¿cómo podría hacerlo con una puerta cerrada? En los días posteriores al accidente de mi hermano, mi familia y yo rezamos aquí, este Centro era más exuberante, por ejemplo, este Rehue (una estructura de madera típica de la religión mapuche) estaba recto y no inclinado como ahora».

 

Y, sin embargo. hoy el pequeño jardín está en un estado de semiabandono, muchas plantas han sido podadas y por esta razón otras están secas y algunas a punto de morir, precisamente porque están privadas de la sombra de los árboles más altos. Nadie aquí parece estar interesado o al menos conocer el Centro de Culto, excepto uno de los psicólogos del hospital. Ricardo nota nuestra presencia desde una de las ventanas que dan al pequeño jardín e inmediatamente viene a saludar a Juan Carlos. Inmediatamente le explica por qué hubo que podar algunas de las plantas y nos cuenta cuáles son sus ideas para dar nueva vida a este Centro de Culto. El proyecto de Ricardo sería pintar todo de blanco a su alrededor, llenar las paredes vacías con murales que recuerden la cultura indígena. También le gustaría organizar una reunión con la familia de Juan Carlos para decidir cuándo empezar el trabajo, posiblemente durante las horas menos calurosas «dadas las altas temperaturas de este verano», y cómo llevar a cabo el mantenimiento del Centro.

En medio de nuestra discusión, un oficial de seguridad vino a vernos explicando que le habían dado órdenes de cerrar esa puerta y que debíamos irnos. En ese momento Ricardo responde: «¿Sabes que esto es un Centro Ceremonial Mapuche?». El agente de seguridad, de manera totalmente previsible, responde que no es consciente de ello y vuelve a su trabajo. Lo que hace reflexionar, aparte del visible estado de abandono del Centro, es que aquí casi nadie parece reconocer la fe de toda una comunidad mapuche. Lo que sorprende no es la «ignorancia» de un solo individuo, sino el mal hábito compartido por muchos, de poco respeto hacia una espiritualidad diferente a la propia. Lo que sorprende es la puerta abierta de una capilla católica a la entrada del hospital, y una puerta a un pequeño jardín sin salida que ‘debe ser cerrado’, sin ninguna explicación.

Este pueblo originario fue el primero entre los habitantes de Chile, su cultura es una de las más antiguas, sin embargo, al igual que muchos de ellos, hoy en día todavía viven al margen de la sociedad, en la memoria de algunos y en el bagaje cultural de muy pocos. Lo que también sorprende es que Santiago alberga a cerca del 40% de la población mapuche, pero a pesar de los avances logrados a lo largo del tiempo, en el año 2020, debido a factores externos, aún no pueden profesar su fe de la manera más libre y pura posible: en contacto con la Madre Tierra. «Lo bueno de esta historia es que el Centro Ceremonial está ahí, existe», dice Juan Carlos. «Lo malo es que se siguen ignorando los principios de nuestra fe, y esto es un claro ejemplo de violación de los derechos humanos, porque tenemos el derecho de rezar como un fiel de cualquier otra religión».

 

Categorías: Pueblos Originarios, Sudamérica
Tags: ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

 

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

Renta Básica

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.