Los activistas demandan una “Democracia Real” con la implantación de Asambleas Populares que reemplacen el actual modelo de representaciones gubernamentales. «No podemos limitarnos a los gobiernos que duran cuatro años».

Después de 10 días de negociaciones, los representantes gubernamentales no hicieron ningún movimiento en la COP 25 y la crisis climática es más que urgente. Por ello, manifestantes de diferentes movimientos organizaron un panel frente a las instalaciones de IFEMA en Madrid, donde tiene lugar la Conferencia.

Además de las protestas, los manifestantes exigen una “Democracia Real” en la toma de decisiones con respecto al cambio climático, es decir, la creación de Asambleas Populares en los diferentes países, además de la representación popular en las Conferencias Internacionales. «La cuestión climática es urgente y no podemos depender del cambio de gobierno y el cambio de intereses cada cuatro años», explica Karen Killeen, representante de Extinction Rebellion.

Los manifestantes también exigieron a los gobiernos que declaren estado de emergencia climática y que adviertan sobre la urgencia de la situación que, de continuar como hasta ahora, dentro de 30 años se elevará la temperatura global 3,4 grados, lo que significaría la extinción de la vida en el planeta. La solución inmediata es priorizar los recursos para reducir a cero las emisiones de gases del efecto invernadero.


Traducción del portugués por Erika Rodriguez