Los alienígenas son ellos

03.12.2019 - Ciudad de Buenos Aires, Argentina - Mariano Quiroga

Los alienígenas son ellos
(Imagen de Federico Rotter)

Jeanine Añez, la insensible que ordenó la cacería de dirigentes y militantes del MAS boliviano. En realidad, no es insensible. En una serie de tuits y entrevistas publicitarias, aparece como una protectora de animales. Que recoge perros abandonados y les ofrece un hogar y cariño.

Pero ella puede jurar sobre los viejos evangelios que ocupará el cargo de presidenta, al que solo pudo acceder luego de asesinatos, incendios, linchamientos, amenazas, extorsión y lo que el mundo conoce como golpe de estado, aunque en Bolivia le reserven nombres más primorosos.

Los integrantes de la UDI, el partido aliado del gobernante Sebastián Piñera, que quedaron a la derecha de Augusto Pinochet, posaron con fotos de un par de edificios ardiendo. Su sensibilidad selectiva les permitió conmoverse por esas pilas de ladrillos, pero no les tiembla la voz al anunciar que devolver Chile a la normalidad tendrá un alto costo en vidas humanas. Evidentemente, se refieren a vidas humanas descartables, a las vidas humanas que no habitan en sus barrios privilegiados, ni detentan dobles apellidos de abolengo o de las 100 familias que se apropiaron del país.

Estoy siendo injusto, lo sé. Jair Bolsonaro tiene cariño por los feligreses de las iglesias donde lo bendicen y lo bautizan Mesías. De hecho, hasta autorizó a los terratenientes del Amazonas que puedan exterminar a los pueblos originarios díscolos. Tienen hijos predilectos, tienen puntos sensibles. En el caso de Bolsonaro no sería ni una hija, ya que las mujeres vienen al mundo para ser violadas, ni un hijo gay, porque lo mataría, pero bueno, atrás de su coraza de balas, tiene un corazoncito.

Igual que la señora de barrio residencial cordobés que logró junto a la policía “rescatar” a una yegua que tiraba de un carro de cirujas. Es decir, un joven y un niño que buscaban cosas rescatables de la basura que les permitiera llevar algo de comer al buche. Pero bueno, la pobre yegua se merecía una vida mejor, en un club de cabalgatas como el que la señora representaba, un hipódromo o un campo de polo, esos lugares donde los animales son los privilegiados. Bueno, tampoco sé si privilegiados, pero al menos tienen una vida más digna que los botelleros que tenían la yegua.

¡Qué mundo más enfermito! ¿No? Mucha gente muy perdida, muy trastornada. Y me acuerdo de la señora de Piñera que calificaba a quienes habían salido a las calles a movilizarse como alienígenas. No, señora, los alienígenas son ustedes.

Los alienígenas son ellos, aquellos que sienten todo con “distancia”, que no quieren tocar para no mancharse, que no pueden tolerar el espejo que refleja sus miserias. Miserables, alienados, alienígenas, eso es lo que son.

Este editorial fue pronunciada durante la emisión de Continentes y contenidos el viernes 29 de noviembre de 2019 por Radio Hache:

 

Categorías: Opiniones, Política, Sudamérica, Video
Tags: , , , , , , , , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 09.12.19

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.