Las millonarias transferencias de la familia Piñera Morel a paraísos tributarios y la investigación del SII en contra de Bancard

06.12.2019 - Santiago de Chile - El Desconcierto

Las millonarias transferencias de la familia Piñera Morel a paraísos tributarios y la investigación del SII en contra de Bancard
(Imagen de El Desconcierto)

Por: Sergio Jara Román y Héctor Cárcamo Silva

Entre 2015 y 2016, Bancard Inversiones Limitada, sociedad que controla en 66% el Presidente Piñera, transfirió, a título gratuito, unos US$96 millones a Bancard International Investment, una firma de sus hijos domiciliada en Islas Vírgenes Británicas. El Servicio de Impuestos Internos detectó anomalías tributarias en 2017 por esa operación, cuando Piñera era candidato presidencial y no tenía fideicomiso ciego, y sometió a Bancard a una fiscalización que terminó con una reliquidación de impuestos, tras dos años sin pagar, cuando Piñera ya había asumido su segundo mandato. El Desconcierto descubrió que la empresa reconoció el incumplimiento y aceptó pagar recién en 2018 sus impuestos, aunque el Estado chileno, hoy con estrechez fiscal para enfrentar las demandas sociales, le condonó parte de las multas e intereses. Bancard, además, traspasó otros US$ 400 millones a las sociedades de los hijos de Piñera en el mismo paraíso tributario y también en Luxemburgo. Hasta ahora, no hay certeza de si el SII fiscalizó y cobró impuestos por estas otras operaciones. La firma asegura que tiene su situación tributaria al día, pero reconoce que ha tenido “discrepancias” con el organismo fiscalizador.

Cuando en 2015 los casos Penta, SQM y Caval sacudían al gran empresariado y a políticos de extremo a extremo, Sebastián Piñera Echenique y su familia salían indemnes del escándalo, pese a que sus empresas, ejecutivos y proveedores de campañas participaron del financiamiento irregular de la política. Esa aparente tranquilidad, sin embargo, escondía una gran actividad de la actual familia presidencial en el ámbito de la gestión de sus inversiones. Desde comienzos de ese mismo año, y a menos de 12 meses de dejar La Moneda, los Piñera Morel comenzaron una silenciosa reorganización societaria y de la fortuna que han venido acumulado desde la dictadura, en los años ochenta, con dos destinos claros: Islas Vírgenes Británicas (IVB) y Luxemburgo.

El Servicios de Impuestos Internos (SII) ha definido a las IVB como un territorio de baja o nula tributación. Es decir, un paraíso tributario. Mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mencionado a Luxemburgo como el principal paraíso tributario de Europa. Ambos destinos han sido los favoritos de empresarios y abogados de todo el mundo que buscan bajar o eliminar la carga tributaria de sus inversiones y, a la vez, informar lo menos posible sobre sus activos y la propiedad de los mismos. Ambos territorios, como se verá más adelante, fueron los elegidos por la familia Piñera Morel para dirigir sus inversiones globales y traspasar el patrimonio desde una generación a otra.

Bancard Inversiones Limitada, empresa que Sebastián Piñera Echenique controla con el 66% de la propiedad, a inicios de 2015 comenzó a transferir recursos desde Chile a las compañías de sus hijos en ambos paraísos tributarios. Pero no lo hizo como lo establece la Ley de Impuesto a la Renta (LIR), por lo que en mayo de 2017 el Servicio de Impuestos Internos (SII) inició una fiscalización en su contra y detectó irregularidades en una operación de financiamiento a sus hijos y el no pago de impuestos por la misma durante dos años.

El Desconcierto, a través de una investigación periodística, accedió a información financiera que da cuenta de la contabilidad de los años 2015 y 2016 del Grupo Bancard, con efectos tributarios para los años 2016 y 2017, cuando Piñera ya era candidato a La Moneda. Dicha indagación, que incluyó diversas consultas a bases de datos y fuentes directas de las empresas de Piñera y organismos públicos, también descubrió que la fiscalización de 2017 del SII fue por una operación por $68 mil millones (unos US$96,2 millones, al precio de cierre del dólar observado del 30 de diciembre de 2015) que Bancard Inversiones Limitada envió a Bancard International Investment, su relacionada en Islas Vírgenes Británicas; la misma que es dueña del 9% de la polémica pesquera peruana Exalmar, y del 5,7% de la Bolsa de Valores de Colombia, inversión que aumentó previo al estallido social en Chile y generó polémica en el Congreso esta semana.

La que sigue es la historia de cómo, tras dejar su primer mandato presidencial y antes de asumir el segundo, Sebastián Piñera Echenique reformuló su grupo empresarial y traspasó más de US$500 millones a sociedades de sus hijos en paraísos tributarios. Y también de la reservada y  hasta ahora desconocida indagatoria que hizo el SII por una de esas operaciones, que le costó a la familia presidencial una reliquidación de impuestos que incluyó una condonación, por parte del Estado chileno, de parte de los intereses y multas.

No pagó impuestos durante dos años

El sistema del SII para detectar operaciones irregulares entre empresas relacionadas, como fue el caso del Grupo Bancard, es complejo y consta de varios cruces de declaraciones juradas anuales, además de la declaración de impuestos respectiva, en las que se pueden reconocer ganancias o pérdidas. En el caso del Grupo Bancard, fueron pérdidas las declaradas y eso provocó que se gatillara una fiscalización para determinar a qué correspondían.

El Desconcierto tuvo acceso a parte relevante de esa fiscalización y descubrió que el traspaso de $68 mil millones que hizo Piñera Echenique en 2015 desde Bancard Inversiones Limitada a Bancard International Investment, controlada por sus hijos en las Islas Vírgenes Británicas, fue irregular. Lo que detectó en primera instancia el SII -con Michelle Bachelet aún de Presidenta, Piñera Echenique como candidato presidencial para un segundo periodo, y Fernando Barraza sosteniéndose como director del SII luego de anunciar que no volvería a querellarse por casos de financiamiento irregular a la política- es que, en esa transferencia de Piñera Echenique a sus hijos, no se pactaron tasas de retribución, por lo que no se pagaron los impuestos respectivos.

Es decir, la operación, que en términos económicos funciona como un préstamo, fue gratis, no hubo pago de intereses de los hijos al padre, por lo que no se pudo cobrar el impuesto respectivo en dos años: 2016 y 2017.

“De la revisión de los antecedentes tributarios y contables del contribuyente Bancard Inversiones Ltda., en los años tributarios 2016 y 2017, se han verificado operaciones con la empresa relacionada Bancard International Investment, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, territorio incluido en la lista de países considerados paraísos fiscales”, dice el documento que inició la fiscalización del SII al grupo empresarial de Piñera.

Pero junto con ello, agrega que dichas operaciones consistieron en “financiamiento bajo el concepto de cuenta corriente mercantil, a título gratuito, situación que se encuentra expresamente regulada por el artículo 41 E de la LIR, el cual exige valorizar la contraprestación conforme al principio de precios, valores o rentabilidades normales del mercado (…) En ese contexto, el valor pactado por las partes o la ausencia del mismo, es reemplazado con los precios de mercado, establecidos conforme a los métodos de precios de transferencia, gravándose las diferencias como si fuesen utilidades obtenidas por el prestamista (la sociedad del Presidente en Chile), en el ejercicio en que realizó tales operaciones, con el impuesto único del 35%, establecido en el inciso 1° del artículo 21 de la LIR”.

*Bancard Inversiones Limitada transfirió $68 mil millones en 2015 a Bancard International Investment. En 2016, habían $64 mil millones aposados en la sociedad de las IVB.
El Departamento de Fiscalización de Grandes Empresas Nacionales del SII fue el que inició la indagatoria sobre las empresas de la familia Piñera Morel a mediados de 2017. Bancard Inversiones Limitada, a través del estudio Barros & Errázuriz, liderado por Fernando Barros Tocornal, el histórico abogado que ha reorganizado las sociedades de los Piñera Morel y reconocido a nivel nacional por haber sido el abogado del dictador Augusto Pinochet mientras estaba preso en Inglaterra, fue el que respondió a la solicitud de antecedentes del SII y reconoció que no se pactaron tasas de retribución entre ambas empresas.

La fiscalización, dado que Piñera Echenique y sus familiares son definidos por la Unidad de Análisis Financiero (UAF) como Personas Expuestas Políticamente (PEP), pasó a manos de Alex Villalobos Lizana, jefe del Departamento de Acciones de Cumplimiento Tributario del SII y encargado, en ese tiempo, de resolver los casos PEP en el organismo público. El Desconcierto no pudo acceder a la reliquidación de impuestos definitiva que Villalobos cursó a Bancard Inversiones Limitada por la operación con su relacionada en Islas Vírgenes Británicas. Y el SII se negó a responder consultas sobre lo mismo.

“El SII está impedido por ley de entregar antecedentes tanto de la situación tributaria específica de un contribuyente determinado, así como de los procesos de fiscalización que eventualmente efectúa respecto de él”, dijo el organismo. “En todo caso, el SII utiliza sus facultades para verificar que cualquier contribuyente, persona o entidad, cumpla con las disposiciones tributarias que le corresponden”.

Pero una alta fuente que participó directamente de esta fiscalización y conversó con este medio bajo reserva de identidad, asegura que Bancard Inversiones Limitada, ya con Piñera como Presidente de Chile en ejercicio, pagó, vía internet, los impuestos reprochados de 2016 y 2017, lo que incluyó una condonación automática de parte de las multas e intereses.

Más de US$500 millones a paraísos tributarios

Las dudas sobre por qué el grupo empresarial de la familia Piñera Morel no pagó los impuestos que le correspondían durante dos años, cuánto pagó finalmente luego que le cayera encima el SII, y por qué optó por aceptar una condonación de multas e intereses, se suman a la incertidumbre sobre si el SII fiscalizó o no las otras operaciones de similares características que realizó la empresa de Piñera Echenique con las de sus hijos, desde comienzos de 2015, y que también terminaron en las Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo.

Además de los $68 mil millones (unos US$96,2 millones) fiscalizados por el SII, Bancard Inversiones Limitada habría traspasado, a través de varias operaciones financieras con sociedades relacionadas en Chile y el extranjero, más de US$440 millones a las Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo.

Se trata, en total y de acuerdo a los antecedentes a los que accedió El Desconcierto provenientes de la contabilidad del Grupo Bancard, de unos US$542 millones que salieron de Chile hacia esos paraísos tributarios. Lo anterior representa parte importante de la fortuna de la familia Piñera Morel, que, de acuerdo al último ranking Forbes, está avaluada en US$2.800 millones.

Entre esas sociedades aparece Inversiones Odisea, una firma de la que Piñera terminó de salirse de su propiedad en 2010, pero que es controlada por sus hijos y que en un inicio se llamaba Piñera Asociados, en el formato de sociedad colectiva civil. Nicolás Noguera, el histórico gerente del Grupo Bancard, el 20 de marzo de 2018, solo nueve días después de que Piñera Echenique asumiera como Presidente de Chile, envió un correo electrónico al que tuvo acceso este medio, informando que “con el objeto de reflejar mejor nuestra actual estructura corporativa, a partir del lunes 19 de marzo de 2018 hemos empezado a trabajar bajo el nombre Inversiones Odisea”.

Se trataba, en el fondo, de un esfuerzo por separar aguas entre padre e hijos. Noguera dejaba su cargo de gerente general del Grupo Bancard y pasaba a ocupar el mismo rol, pero en la misma oficina, dirección y número de teléfono, en Inversiones Odisea. Luego dieron un siguiente paso para difuminar aún más la vinculación del actual mandatario con su patrimonio. Inversiones Odisea pasó a ser controlada -hasta hoy- por Inversiones La Iliada, que pertenece a los hijos y nietos de Piñera. En la parte inferior de esta sociedad cascada, Odisea controla a Administradora Bancorp, el Fondo de Inversión Privado (FIP) Mediterráneo, la sociedad de Luxemburgo Inversiones Eneida SPF, y Bancard International Investment.

Todas esas transferencias están en manos del SII, pero no está claro si el organismo las fiscalizó. Lo concreto es que siguen el mismo patrón que la transferencia de $68 mil millones que hizo Bancard Inversiones Limitada a Bancard International Investment, la operación por la cual sí fue fiscalizado y reliquidado.

El Desconcierto solicitó una entrevista con el Presidente Sebastián Piñera, pero sus asesores de prensa no dieron respuesta a la solicitud. Fernando Barros, del estudio Barros & Errázuriz, tampoco quiso responder preguntas. Bancard Inversiones Limitada, sin embargo, envió una declaración de cuatro puntos a un cuestionario de 21 preguntas que le hizo llegar este medio. En dicha declaración, la empresa del Presidente Piñera, cuyos activos actualmente están bajo fideicomiso ciego obligatorio de cuatro administradoras de valores privadas, señaló que, actualmente, “se encuentra con su situación tributaria al día, no tiene ningún proceso de fiscalización pendiente y siempre ha cumplido con sus obligaciones tributarias”.

La empresa de Piñera Echenique, en todo caso, sin aclarar por qué no pagó impuestos durante dos años ni los efectos que tuvo la fiscalización en su contra, reconoció que ha sido revisada anteriormente por el SII, calificando como “discrepancias” dichas fiscalizaciones.

“En los casos en que ha existido alguna discrepancia de criterio entre Bancard Inversiones Ltda. y el Servicio de Impuestos Internos, éstos se han resuelto siempre dentro de la normativa tributaria vigente”, dijo Bancard Inversiones Limitada, asegurando además que Piñera Echenique dejó su administración y gestión, aunque no su propiedad, en 2009. (Respuesta de Bancard Inversiones Limitada).

Un fideicomiso tuerto

Entre noviembre de 2016 y abril de 2017, Sebastián Piñera Echenique se vio enfrentado a ácidas polémicas por los casos Exalmar y Dominga. Esto, luego que dos investigaciones periodísticas revelaran sus intereses en ambas empresas y la existencia de Bancard International Investment en Islas Vírgenes Británicas.

Entonces, se apresuró en anunciar que, si salía electo Presidente para un segundo período, realizaría dos fideicomisos: uno para sus inversiones en Chile (que igualmente es obligatorio) y otro para las que posee en el extranjero, de manera voluntaria. También dijo que su esposa, Cecilia Morel Montes, asumiría un compromiso similar y que sus hijos harían uno para Chile, pero no para el extranjero.

Piñera, cuando anunció esos fideicomisos, no explicó por qué sus hijos no harían uno propio en el exterior. Pero a la luz de los datos contables a los que accedió El Desconcierto, que revelan la nueva configuración del grupo empresarial, que los Piñera Morel quedaran sin fideicomiso en el extranjero parece responder a la necesidad de manejar los millonarios recursos que desde 2015 comenzó a transferirles la sociedad del padre.

“Se van a abstener de hacer inversiones que puedan significar cualquier asomo de conflicto de interés”, dijo Piñera Echenique, cuando anunció esos fideicomisos. Las Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo, al parecer, no estaban en ese ítem.

Categorías: Política, Sudamérica
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.