Desde este 7 de octubre, los convocantes de la huelga por el clima, después de varias acciones de cortes de tráfico a primera hora de la mañana en zonas claves de Madrid, se quedaron acampados ante el Ministerio para la Transición Ecológica, cuya titular -Teresa Ribera Rodríguez- ha pedido a la policía que no desaloje a los manifestantes.

Esta acción de desobediencia no violenta ha sido convocada por International Rebellion Spain y y es réplica de una acción más global y que se ha podido ver en numerosas ciudades como Londres -donde ha empezado la -, Nueva York, Berlín, etc. sobre algunas de las cuales hemos dado cuenta.

Esta acampada «permitida» comenzaba al tiempo que en otro punto de la acción no violenta eran detenidas tres personas (ya liberadas) e identificadas otras treinta, como consecuencia de que siga vigente la llamada Ley Mordaza, que prometió eliminar el actual presidente en funciones Pedro Sánchez pero que -como tantas medidas urgentes- siguen esperando.

Los acampados piensan estar hasta el viernes 11. Al día siguiente pasa por esta zona el desfile de las Fuerzas Armadas, como conmemoración del 12 de octubre.

«Lo hacemos para exigirle al gobierno soluciones urgentes, reales y justas a una crisis ecológica sin precedentes en la historia de la humanidad. Estas acciones las estamos realizando junto a #2020RebeliónPorElClima. Puedes unirte cuando quieras, te esperamos», es el mensaje que lanzan en las redes de motivos e invitación a la participación.