[Parque Hibakusha en Mons] Conmemoración Hiroshima Nagasaki. «Una tentativa llamada Humanidad»

19.08.2019 - Rédaction Belgique

Este artículo también está disponible en: Francés

[Parque Hibakusha en Mons] Conmemoración Hiroshima Nagasaki. «Una tentativa llamada Humanidad»

Intervención del Partido Humanista en la Conmemoración de Hiroshima Nagasaki, 10 de agosto de 2019 en el Parque Hibakusha en Mons, Bélgica. Un momento peligroso… ¡pero emocionante!

Tres peligros amenazan a la humanidad:

A corto plazo, quizás de un momento a otro o tal vez mañana: guerra nuclear. Y en avalancha, porque nada impedirá que nuestras plantas de energía nuclear exploten, se prevé que las reservas de agua y combustible para enfriarlas solo duren una semana.

A mediano plazo: el clima. Ya está «sacudiendo» nuestro medio ambiente y matando.

A largo plazo: la injusticia social. A través de la concentración de riquezas, la precariedad, el desmantelamiento del sistema de seguridad social y, en particular, la atención médica. La injusticia social, matar gente y destrozar futuros.

Si de algo sirve: la vida y el planeta no están arriesgando demasiado. Ellos ya han pasado por eventos así. Será solo otro fracaso de una tentativa de proporciones microscópicas en su historia: una tentativa llamada Humanidad.

El modelo económico no tiene sentido. La libre competencia ha dado lugar a grandes monopolios y la fuente de riqueza que riega a las clases populares hace tiempo que se ha secado. ¿Alguna vez funcionó de otra forma?

La democracia está moribunda. No hace falta recordar les secuestros, travesuras, fraudes y otros intereses personales. No hace mucho tiempo tomaba tan solo unos días el formar gobiernos. Hoy en día es normal que se necesiten seis, nueve meses o más para formar gobiernos, lo que representa un 10%, 15%, 20% del tiempo de la legislatura donde las necesidades y emergencias en salud, educación, justicia, precariedad, clima son abandonadas cual barco a la deriva. Por otro lado, si tuviéramos que enviar nuestros aviones de combate F16 a algún lugar, la decisión se tomaría rápidamente.

La justicia es ineficiente, por falta de medios. Existe la justicia de las multinacionales que pueden llevarse bien con la ley, y aquella donde los ladrones de manzanas, los denunciantes y los activistas van a la cárcel.

Este sistema está lesionado. Y una bestia herida es peligrosa. Podría verse tentado a recuperarse como en 1914 y 1939. Una «pequeña guerra buena» para destruir todo y revivir la economía. Para lograrlo: algunos peones en el poder con la ayuda de multinacionales y medios de comunicación, algunos oportunistas, nacionalistas, separatistas, racistas, un belicista, como Trump, Johnson, Macron, Orban, Erdogan, De Wever, Conte, Bolsonaro e incluso el apoyo para los «no electos» como Guaidó o Tshisekedi, y muchos otros. Las tensiones internacionales son más numerosas, estando siempre en el centro del juego: los Estados Unidos. ¡El final del tratado de fuerzas nucleares de rango intermedio formalizado hace unos días es algo muy grave y debería alertar!

En el apogeo de la violencia de este sistema están las armas nucleares. La abolición total de las armas nucleares sigue siendo nuestra prioridad porque es a partir de aquí que el mundo puede cambiar.

Sin embargo, en medio de toda esta gangrena, sigue soplando una brisa, suave y benévola, la del desarrollo del ser humano. Esta revuelta, que en los peores momentos de la historia nos ha permitido superar los miedos, superar el dolor, el sufrimiento, la enfermedad, la injusticia y la muerte. Esa revuelta que empuja a nuestra juventud en la calle. Ese joven que viaja, creando vínculos. La competencia, la explotación irrazonable de los recursos y el crecimiento ya no son el sueño de las generaciones más jóvenes. Aspiran al respeto, la diversidad y la colaboración. Todas estas iniciativas alternativas de democracia, intercambio, solidaridad en nuestros vecindarios, son quizás pequeñas, pero llenas de sentido e intención. Pero no serán suficientes, requerirá cambios políticos, políticos en el sentido noble del término.

Y nosotros, partido humanista, en este contexto, más que nunca reafirmamos nuestra fe inquebrantable en el ser humano. ¡Los dueños del sistema económico-político-injusto actual no detendrán a la humanidad!

Ser humanos es nuestro máximo valor sobre el dinero, el estado, la religión, los modelos y los sistemas sociales; reafirmamos nuestra fe en la libertad de pensamiento, la igualdad de derechos y oportunidades para todos los seres humanos. Reiteramos nuestro compromiso con la resistencia justa a todas las formas de violencia física, económica, racial, religiosa, sexual, psicológica y moral.

En este momento histórico, este punto de inflexión que no debe perderse para la Humanidad, el parque Hibakusha cobra todo su significado, transmitir historia y trabajar por un futuro mejor. La revitalización del parque Hibakusha no es solo una cuestión de ladrillos y presupuesto, es una cuestión de corazón, una cuestión de afecto profundo, de dar dirección a nuestros proyectos de vida y de ofrecer la oportunidad de conciliar la historia y las injusticias cometidas contra la humanidad. ¡El mundo lo necesita con urgencia hoy!

Partido Humanista – Calle des Foulons, 47 – 1000 Bruselas – 0497 54 27 41 – info@partihumaniste.be  – www.partihumaniste.be


Traducción del francés por Melina Miketta

Categorías: Comunicados de Prensa, Europa, Paz y Desarme
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.